Vester Flanagan planeó con frialdad el ataque contra los dos periodistas

Flanagan trazó un plan cuidadoso para matar a los reporteros y tratar de evadirse, pero un mensaje de texto lo traicionó
Así era presunto tirador de Virginia
Autor: Ed Payne
(Reuters) -

Vester Flanagan coreografió cuidadosamente la matanza de los dos periodistas de la televisora estadounidense WDBJ para que tuviera el mayor impacto. A juzgar por los artículos que se encontraron en su auto, tomó medidas igualmente meticulosas para salirse con la suya.

Pero es probable que un mensaje de texto que le envió a un amigo haya sido su perdición.

En una orden de cateo que CNN obtuvo el jueves 27 de agosto se puede ver hasta dónde llegó Flanagan para evitar que lo atraparan luego de abatir a la reportera Alison Parker y al camarógrafo Adam Ward durante una transmisión en vivo el miércoles 26 de agosto.

Parker y Ward recibieron disparos en la cabeza, según informó la oficina del médico forense de Roanoke el viernes 28 de agosto. Parker también recibió un disparo en el pecho y Adam en el tronco. Se determinó que su muerte fue homicidio. Las autoridades no han dicho cuántos disparos se hicieron.

Recomendamos: Alison Parker y Adam Ward, las víctimas del tiroteo en Virginia

En el auto que Flanagan rentó para escapar se encontraron algunas pistas.

Dentro del sedán subcompacto de cuatro puertas, un Chevrolet Sonic (nada que ver con su auto, un Ford Mustang 2009), la Policía encontró una peluca, un sombrero negro, un chal, unos lentes de sol y una lista de pendientes, así como tres placas de automóvil.

Flanagan no tomó la decisión de usar un auto alquilado al último minuto. Lo rentó varias semanas antes del tiroteo. A pesar de que Flanagan planeó todo cuidadosamente, parece que alertó a las autoridades, al menos indirectamente.

Un mensaje de texto de alerta

El dato se encuentra en el informe de la orden de cateo.

"A lo largo de la investigación, los investigadores identificaron a (Vester) Lee Flanagan II como persona de interés con base en un mensaje de texto que envió a un amigo, en el que hizo referencia a haber hecho algo estúpido", según el documento.

No se detalla lo que la Policía hizo con la información, pero el mensaje de texto podría haber ayudado a encontrar el número del teléfono celular de Flanagan y con ello podrían haber rastreado la señal.

La Policía estatal de Virginia detectó el auto en la autopista interestatal 66.

Un patrullero trató de detener a Flanagan, según la Policía, pero se negó a detenerse y huyó a toda velocidad, para luego salirse del camino y chocar contra un muro de contención.

Los patrulleros encontraron a Flanagan dentro del auto con una herida de bala autoinfligida. La causa de muerte fue herida de bala en la cabeza, según las autoridades.

La historia de una mente trastornada

Flanagan empezó a dar señales de advertencia al menos en el año 2000, 12 años antes de que lo contrataran (y lo despidieran) en WDBJ, la televisora de Roanoke en la que trabajaban Parker y Ward. Incidente tras incidente, la profunda turbación mental de Flanagan salía a la luz.

• En 2000 lo despidieron de WTWC en Tallahassee, Florida. La televisora señaló que había sido por "mal desempeño", "mala conducta en relación con sus compañeros" y "uso de blasfemias en las instalaciones". Flanagan argumentó que un productor le dijo "mono" y que como se había quejado, la televisora tomó represalias.

"Le molestaban y le perturbaban muchas de las cosas que le habían pasado en el trabajo", dijo Marie Mattox, abogada que lo representó en una demanda que promovió contra la televisora. "Me preocupaba su estado mental y que necesitara terapia".

CNN no pudo encontrar indicios de que así fuera (la demanda se resolvió por acuerdo).

• Flanagan saltó de una a otra estación de noticias y terminó en WDBJ en Virginia en 2012. Allí, tuvo roces con sus compañeros y tenía mal desempeño, lo que provocó que sus jefes lo remitieran al programa de asistencia a empleados de la empresa.

"Dispusimos de forma obligatoria que buscara la ayuda de nuestro programa de asistencia para empleados. Muchas empresas los tienen. Brindan asesoría y otros servicios y le dijimos que era obligatorio que lo hiciera", dijo Jeff Marks, gerente general de WDBJ.

La advertencia final para el reportero llegó en diciembre de 2012 y lo despidieron en febrero de 2013. Antes de que la Policía lo escoltara a la salida del edificio, Flanagan le entregó a su gerente una pequeña cruz de madera y dijo: "la necesitarás".

Lee: Periodista es asesinado en cabina de radio; policía ve motivos políticos

• A mediados de este año, Flanagan estuvo involucrado en un incidente de ira al volante. Brandon Foster publicó el video del encuentro del 6 de julio en YouTube luego del tiroteo del miércoles. "Le reclamé a este hombre en un semáforo por ir conduciendo como maniático", dijo Foster. "Luego me siguió a mi destino mientras conducía imprudentemente y detuvo el tránsito para seguir con la discusión". No hubo violencia ni se levantaron cargos.

• Después del tiroteo del miércoles, Flanagan envió un incoherente fax de 23 páginas a ABC News, en el que narraba lo que podría percibirse como las afrentas que había sufrido desde la primaria. Dijo que toda su vida lo habían atacado las mujeres blancas y los hombres negros. Mencionó comentarios aparentemente inocuos que le parecieron discriminatorios.

Recomendamos: Tiroteo en Virginia fue venganza por la masacre de Charleston: manifiesto

"La persona promedio no percibiría esos comentarios cotidianos como insultos o injusticias", dijo Mary Ellen O'Toole, exanalista de personalidad del FBI. "Pero está claro que él sí. Su sistema de creencias es tan rígido que no habría forma de que te la perdonara. Ninguna".

¿Ahora qué?

Sin embargo, todos esos detalles surgen de la recapitulación.

Parece que nadie pensaba que Flanagan llegaría hasta donde llegó esta semana. Nadie entendió lo que dijo que sentía: que era un barril de pólvora humano "solo esperando a hacer bum".

Entonces ¿qué pasará ahora?

Después de los tiroteos, les costó a los ejecutivos de WDBJ decir que podrían haber procedido de forma diferente con el empleado perturbado.

"Probablemente hubo cosas que pudimos haber hecho", dijo Marks. "Pudimos haber hecho una selección más minuciosa, pero en general tenemos empleados grandiosos aquí. De vez en cuando se colará alguien por las grietas".

Andy, el padre de Parker, dijo que se debe hacer otra cosa: endurecer las medidas de control de armas.

El jueves por la noche, Parker dijo a Anderson Cooper, de CNN, que honrará la memoria de su hija promoviendo leyes que dificulten que las personas que tienen enfermedades mentales compren armas de fuego. No se sabe si se había diagnosticado algún trastorno mental a Flanagan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Después de los tiroteos de Sandy Hook (la escuela) y de los cines, todos pensaron que era algo terrible", dijo. "Tenemos que hacer algo para impedir que la gente que está mentalmente perturbada, tenemos que mantenerlos lejos de las armas y de la capacidad de conseguir armas".

Con información de Elliot C. McLaughlin, Ray Sanchez, Ben Brumfield, Ryan Nobles, Pamela Brown, Jason Hanna, Ashley Fantz, Carol Costello, Brian Stelter, Mariano Castillo, Drew Griffin y Patricia DiCarlo.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×