Jeb Bush, el hombre que frustró los casinos de Donald Trump en Florida

A pesar de que el magnate organizó recaudaciones de fondos e hizo donaciones a los republicanos del estado, los negocios no se concretaron
bush trump
bush trump  bush trump
Autor: Jeremy Diamond | Otra fuente: CNN

Donald Trump presume sin tapujos que dona dinero a los políticos para obtener favores cuando ocupan su cargo.

Así lo hizo con Jeb Bush en 1998: organizó un evento de recaudación de fondos de alto nivel para la campaña de Bush a la gubernatura y donó 50,000 dólares al Partido Republicano de Florida. Pero cuando Bush asumió el cargo en 1999, Trump no recibió la ayuda política que necesitaba para hacer realidad su sueño de poner casinos en dicho estado.

Bush mantuvo su postura firme en contra de las apuestas en Florida y dio el tiro de gracia a las esperanzas de Trump de construir un casino de varios millones de dólares junto con la tribu seminola de Florida, lo que provocó que Trump abandonara sus planes.

"Ciertamente tuvo un efecto glacial", dijo Doug Guetzloe, consultor político de Florida que trabajó para el gigante de las apuestas, Bally Entertainment, en la década de 1990. "El gobernador Bush dejó claro que no le interesaba que hubiera casinos en el estado de Florida… todo el mundo lo sabía".

Mientras Bush y Trump se enfrentan en la lucha por asegurar la candidatura presidencial republicana, el episodio del casino muestra que la animosidad que priva entre ambos hombres se arraigó mucho antes de la carrera rumbo a 2016.

Las leyes de Florida impidieron que los casinos expandieran su oferta de juegos estilo bingo a operaciones de apuestas más amplias; cuando eligieron a Bush en 1998, dejó en claro que no lo permitiría mientras estuviera a cargo.

"Me he opuesto a las apuestas en casinos en este estado y me opongo aunque sea en propiedad de los indios o en cualquiera otra… La gente ha hablado y yo respaldo su postura", dijo Bush al diario St. Petersburg Times en 1999 (que ahora es el Tampa Bay Times) en referencia a los tres referéndums fallidos sobre la aprobación de los casinos.

Trump perdió las esperanzas de expandir el negocio de los casinos en Florida poco después de que Bush resultara electo. Mallory Horne, expresidenta de la Asamblea de Representantes de Florida y presidenta del Senado a la que Trump había contratado para cabildear a favor de sus negocios de apuestas en el estado, dijo al magnate que esa posibilidad estaba muerta, según unos expedientes judiciales sobre una demanda que Trump presentó contra un antiguo socio, mismos que la televisora Bloomberg Business obtuvo en 2005.

Bush se opuso obstinadamente a cualquier concesión en el tema del control de las apuestas a pesar de que Trump recaudó fondos para Bush.

Trump organizó un evento de recaudación de fondos de 500 dólares por invitado para apuntalar la campaña de Bush a la gubernatura en diciembre de 1997, según varios reportajes de la época. Ese evento de recaudación de fondos y las donaciones posteriores ayudaron a Bush a duplicar el presupuesto de su rival demócrata.

Al año siguiente, mientras Bush seguía haciendo campaña para la gubernatura, Trump donó 50,000 dólares al Partido Republicano de Florida. Durante todo este tiempo, Trump encargó a Horne que cabildeara en su nombre.

No está claro si las contribuciones políticas de Trump tenían como objetivo que Bush y los legisladores republicanos adoptaran una postura más flexible frente al sector de las apuestas, pero Trump ha explicado repetidamente que a lo largo de los años ha hecho contribuciones políticas con la intención de obtener favores de los funcionarios electos. Un asistente de Bush dijo a CNN que Trump no negoció personalmente con Bush la reforma a las leyes sobre las apuestas.

La vocera de Trump, Hope Hicks, no respondió a las múltiples solicitudes de comentarios. Sin embargo, el candidato dejó en claro su postura en una entrevista que dio al diario The Wall Street Journal en julio.

"Como empresario y donador importante para gente muy importante, cuando das, ellos hacen cualquier maldita cosa que quieras que hagan", dijo al diario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Trump ha reconocido en varias ocasiones su participación en un "sistema fallido" y ha explicado que donó tanto a republicanos como a demócratas para promover sus negocios. En el ínter, Trump juró cambiar totalmente ese sistema por medio de la autofinanciación de su campaña y manteniendo sus arcas de guerra libres de dinero de los cabilderos y los intereses particulares.

"Donald Trump ha reconocido en repetidas ocasiones que ha tratado de comprar a los políticos. Esa no es la forma en la que trabaja Jeb Bush", dijo Matt Gorman, vocero de la campaña de Bush, a CNN.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×