Sobrecargo musulmana dice que la suspendieron por negarse a servir alcohol

La mujer de 40 años afirma que acordó con la aerolínea no servir bebidas alcohólicas pues su religión, el islam, se lo prohíbe
Avion
Avion  Avion
Emanuella Grinberg y Carma Hassan
Autor: Emanuella Grinberg y Carma Hassan
(Reuters) -

Una sobrecargo musulmana dice que la aerolínea estadounidense ExpressJet la suspendió por negarse a servir bebidas alcohólicas, una de las pautas que le marca su religión.

En un intento por recuperar su empleo, Charee Stanley presentó el martes 1.o de septiembre una queja por discriminación ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades Laborales de Estados Unidos, con el argumento de que le negaron un acuerdo razonable tomando en cuenta su religión.

Ella quiere hacer su trabajo sin servir bebidas alcohólicas porque así lo dispone la religión islámica, justo lo que hacía antes de que la suspendieran, de acuerdo con su abogada.

"Este caso se resume a que nadie tendría que verse obligado a elegir entre su carrera y su religión y corresponde a los patrones proporcionar un entorno seguro en el que los empleados sientan que pueden profesar su religión libremente", dijo Lena Masri, abogada de la división Michigan del Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas.

Stanley, de 40 años, empezó a trabajar para ExpressJet hace casi tres años y se convirtió al islam hace dos.

Este año se enteró de que su religión prohíbe no solo consumir alcohol, sino también servirlo, dijo Masri.

Stanley se acercó a su supervisor del 1.o de junio, quien le dijo que negociara un acuerdo para que alguien más atendiera las solicitudes de bebidas alcohólicas de los pasajeros.

"La aerolínea le indicó que empezara a coordinarse con la otra sobrecargo en funciones para que cuando un pasajero pidiera una bebida alcohólica, la otra sobrecargo atendiera la solicitud", mencionó Masri.

"Sabemos que este acuerdo había funcionado muy bien y sin incidentes y que eso no ha causado ninguna carga indebida a la aerolínea. Después de todo, fue sugerencia de la aerolínea".

Parecía que todo marchaba bien hasta que otra sobrecargo presentó el 2 de agosto, una queja contra Stanley en la que argumentaba que ella no estaba cumpliendo con sus deberes al negarse a servir alcohol, dijo Masri. En la queja, la empleada agrega que Stanley tenía un libro con "escrituras extranjeras" y usaba un tocado.

El 25 de agosto, la aerolínea envió a Stanley una carta en la que le informaba que revocaría su acuerdo religioso de exentarla de servir bebidas alcohólicas y que se le impondría una falta administrativa.

"Le impusieron un permiso sin goce de sueldo y le advirtieron que su relación laboral podría cancelarse tras 12 meses", dijo Masri. "Pedimos que la reinstalen en su puesto y que también se reinstale el acuerdo religioso al que llegó".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un portavoz de ExpressJet declinó hablar de la queja de Stanley.

"En ExpressJet aceptamos y respetamos los valores de todos los miembros de nuestro equipo. Somos una empresa que ofrece igualdad de oportunidades para nuestra fuerza laboral. Como la Srita. Stanley es una empleada, no podemos hacer comentarios sobre asuntos personales", escribió Jarek Beem, el vocero, en un correo electrónico.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×