¿Por qué hay más tiroteos en Estados Unidos?

En este país hay en promedio casi un arma de fuego por cada habitante y la población suele estar a favor de la posesión de éstas
tiroteo
tiroteo  tiroteo
Autor: Jen Christensen
(Reuters) -

El pistolero que abrió fuego contra dos periodistas y la mujer a la que entrevistaban en vivo en Virginia sintió la influencia de una larga historia de tiroteos en todo Estados Unidos.

Vester Lee Flanagan II dijo que admiraba a los perpetradores de las masacres de la preparatoria de Columbine en 1999 y del Tecnológico de Virginia en 2007, e indicó que dos días después del tiroteo en una iglesia de Charleston, Carolina del Sur, de junio de 2015 había dado un adelanto para comprar dos armas.

Cuando se trata de masacres con armas de fuego, Estados Unidos es trágicamente excepcional. Hay más tiroteos masivos en Estados Unidos que en cualquier otro país del mundo, según un nuevo estudio.

Entre 1966 y 2012 hubo 90 tiroteos en Estados Unidos. El estudio los identifica por dejar cuatro víctimas o más, no incluye las matanzas entre pandillas ni los asesinatos de varios miembros de una familia; aunque fue notable, el incidente de Virginia no entra en esta definición. Se trata de tiroteos como los del cine de Aurora, Colorado en 2012 y de la escuela primaria de Sandy Hook en Newtown, Connecticut, ese mismo año.

Los 90 tiroteos de Estados Unidos representan casi una tercera parte de los 292 ataques de esa clase que ocurrieron en todo el mundo en el mismo período. Aunque Estados Unidos cuenta con el 5% de la población mundial, en su territorio ocurrió el 31% de los tiroteos.

Alan Lankford, profesor adjunto de Justicia Penal de la Universidad de Alabama y autor de este análisis que presentó en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense de Sociología, dijo que es la primera investigación de su tipo en la que se hace un comparativo mundial.

Estilo americano

Lankford revisó los expedientes de todos los incidentes y encontró factores comunes que distinguieron a los incidentes de Estados Unidos de los del resto del mundo.

En Estados Unidos, es más probable que la gente muera en un tiroteo si están en la oficina o en la escuela. En el extranjero, estos incidentes usualmente ocurren cerca de instalaciones militares.

En más de la mitad de los casos estadounidenses, el pistolero tenía más de un arma. En los incidentes a nivel mundial, el tirador usualmente tenía solo un arma.

En Estados Unidos, hay 6.87 víctimas en promedio por incidente. En los otros 171 países que Lankford estudió, el promedio fue de 8.8 víctimas por incidente.

Lankford cree que mueren menos personas en los incidentes en Estados Unidos porque la Policía estadounidense entrena rutinariamente para lidiar con esta clase de incidentes, aunque ocurren con menos frecuencia que otras clases de crímenes.

"La Policía tardó más en responder en otros países y era más probable que no estuvieran bien preparados cuando actuaron", comentó.

El efecto imitador

¿Qué hay detrás de todas estas matanzas en Estados Unidos?

Muchos de los pistoleros de Estados Unidos padecen algún trastorno mental, según la información citada, aunque en otros se ha señalado que la cantidad estimada de casos de trastornos mentales no ha aumentado significativamente, a diferencia de la cantidad de tiroteos.

Los incidentes se triplicaron entre 2011 y 2014, según un análisis nuevo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y la Universidad del Noreste de Estados Unidos. La investigación de Harvard mostró que los ataques públicos en ese lapso ocurrieron en promedio cada 64 días; durante los 29 años anteriores, ocurrieron cada 200 días en promedio.

En contraste, la tasa de homicidios y de violencia con armas de fuego a nivel nacional se redujo considerablemente a lo largo de las pasadas dos décadas.

Algunos investigadores creen que estos tiroteos pueden ser contagiosos: un asesinato o un tiroteo aumenta las probabilidades de que ocurran otros en un lapso de dos semanas y la infección dura alrededor de 13 días, según descubrieron los investigadores de otro estudio que se llevó a cabo este año.

El fenómeno del imitador es más agudo en Estados Unidos porque hay un mayor acceso a las armas que en otros países, el cual es "un factor importante para predecir estos incidentes", de acuerdo con Lankford.

Estados Unidos tiene más armas que cualquier otro país del mundo. Se estima que hay entre 270 millones y 310 millones de armas de fuego en circulación en Estados Unidos. Como la población de Estados Unidos es de 318.9 millones de personas, eso significa que hay casi un arma por cada habitante. Sin embargo, poco más de una tercera parte de los estadounidenses afirma que alguien de su casa o ellos mismos poseen un arma de fuego, según una investigación del Pew Research Center.

El siguiente país con la mayor cantidad de armas es India, con 46 millones de armas en una población de más de 1,250 millones de personas. India ni siquiera está entre los cinco países que registran más tiroteos masivos.

Las cifras muestran que un control de armas más estricto hace la diferencia. Lankford toma a Australia como ejemplo: hubo cuatro tiroteos en ese país entre 1987 y 1996; después de los incidentes, la opinión pública se puso en contra de la posesión de armas y el Parlamento aprobó leyes de control de armas más estrictas. No ha habido otro tiroteo masivo en Australia desde entonces.

¿La sed de fama es un factor?

Sin embargo, no hay la misma voluntad política en Estados Unidos. Con una sola excepción, las encuestas que Pew ha llevado a cabo después de muchos de los tiroteos masivos más sonados indican que los estadounidenses usualmente están a favor de la posesión de armas después de esta clase de incidentes.

Lankford tiene otra teoría que planea explorar en su investigación. "Es difícil medirlo, pero me han sorprendido las investigaciones que muestran que ser famoso es uno de los objetivos más importantes de esta generación", afirmó.

"Parece que crece en los estadounidenses el deseo de ser famoso y no hay duda de que hay una relación entre la cobertura mediática que se da a estos perpetradores y la probabilidad de que actúen", añadió.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lankford aseguró que si algo bueno puede salir de este estudio, es que el conocimiento puede ayudar a otros a prepararse para lo impensable.

"Nuestra tasa de homicidios es la más alta en comparación con los países de Europa. En todo caso, esta clase de ataques nos hacen sobresalir negativamente entre el resto del mundo y nos dan una reputación de país violento (...) Francamente, si queremos dar a entender al mundo que hemos aprendido algo de todo esto, es que es posible, estas cosas pasan, así que deben estar preparados y aprender de ello antes de que tengan su propia tragedia", advirtió.

Ahora ve
“Salí con ayuda de venezolanos”, narra desde Brasil la exfiscal Luisa Ortega
No te pierdas
×