¿Se pueden prevenir los tiroteos masivos? Estos países lo intentaron

Tras registrar incidentes violentos, Australia, Reino Unido, Finlandia y Noruega implementaron leyes más estrictas de control de armas
tiroteo, armas
tiroteo, armas  tiroteo, armas
Euan McKirdy y Paul Armstrong
Autor: Euan McKirdy y Paul Armstrong
(Reuters) -

Tras un incidente más de violencia relacionada con armas de fuego en Estados Unidos, los opositores a las leyes actuales en la materia en este país buscan una vez más que el público apoye ciertas restricciones a su posesión.

El jueves 1 de octubre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama —quien se ha dirigido al país en al menos 14 ocasiones a causa de nueve ataques diferentes durante los siete años que lleva en el cargo—, insistió en que se realicen cambios a las leyes sobre armas, al hablar con reporteros sobre el incidente de Oregon.

"Esto, de cierta forma, se ha vuelto rutinario. Los reportajes son rutinarios. Mi respuesta en este podio termina siendo rutinaria, igual que el diálogo posterior. Nos hemos vuelto insensibles ante esto", dijo.

"Nuestras condolencias y oraciones no son suficientes. No es suficiente. No abarca el dolor ni el desconsuelo ni la ira que deberíamos sentir ni hace nada por prevenir que esta carnicería vuelva a ocurrir en otra parte de Estados Unidos… la próxima semana o dentro de dos meses", agregó el mandatario.

Los partidarios de la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense —que da derecho a la posesión de armas— niegan que el endurecimiento de las leyes de control cause una reducción en los tiroteos masivos.

Sin embargo, luego de tragedias similares en Reino Unido, Finlandia, Noruega y Australia, se implementaron cambios generalizados a las leyes de control de armas. Éstos han sido los resultados.

Australia

En uno de sus primeros actos en el cargo, el primer ministro John Howard anunció reformas importantes a las leyes de control de armas de Australia 12 días después de que 35 personas murieron a manos de un pistolero solitario que blandía un rifle semiautomático estilo militar en un sitio turístico popular de Tasmania, el 28 de abril de 1996.

Tras la condena pública a lo que llegó a conocerse como la masacre de Port Arthur, Howard encabezó el endurecimiento de las leyes de control de armas a siete semanas de haber asumido el cargo.

El premier llevó su campaña antiarmas por todo el país y en una de las sedes se puso un chaleco antibalas para hablar en un mitin a favor de las armas.

Howard también supervisó un exitoso plan de "recompra" de armas, con el que se sacaron de circulación unas 650,000 armas de fuego.

Se prohibieron en Australia los rifles de alto calibre y las escopetas; se endureció el sistema de emisión de licencias y las armas que quedaron se registraron de acuerdo con los estándares uniformes nacionales, logro al que muchos habitantes del país consideran el legado duradero de Howard.

La posesión de armas an Australia es notoriamente menor que en Estados Unidos. En los años que siguieron a la masacre de Port Arthur, el riesgo de morir de un disparo en el país cayó en más de 50%… y así siguió. En un estudio que hicieron en 2012 Andrew Leigh, de la Universidad Nacional Australiana, y Christine Neill, de la Universidad Wilfrid Laurier, se determinó que la recompra de armas causó un descenso en la tasa de suicidios con armas de fuego de casi el 80% en la década siguiente.

Reino Unido

El 19 de agosto de 1987, Michael Ryan —de 27 años de edad— emprendió un frenesí de asesinatos de varias horas en la ciudad de Hungerford, en Berkshire, armado con una pistola, una granada y un rifle automático; mató a 16 personas e hirió a más de una docena.

Tras la masacre de Hungerfgord, se implementó una ley nueva en Reino Unido: la reforma a la Ley de Armas de Fuego de 1988, en la que se hacía obligatorio el registro de la propiedad de escopetas y se prohibían las armas semiautomáticas y de bombeo.

Nueve años después, Thomas Hamilton, de 43 años, irrumpió en una escuela del pueblo de Dunblane, en el centro de Escocia, e inició un tiroteo que dejó muertos a 16 niños de cinco y seis años y a su maestra. Al año siguiente, se promulgó una ley nueva que prohibió la posesión privada de armas de fuego en Reino Unido luego de una exitosísima campaña pública que se llevó a cabo en los meses siguientes al incidente; la campaña incluía la entrega de una petición al gobierno con casi 750,000 firmas.

Sin embargo, Reino Unido se cimbró con otra masacre en junio del año 2000, cuando un pistolero solitario, de nombre Derrick Byrd, mató a 12 personas e hirió a casi 30 luego de un tiroteo de casi cuatro horas en Cumbria, en el norte de Inglaterra. El cuerpo del taxista de 52 años se encontró al lado de dos rifles de alto poder, uno de los cuales contaba con una mira telescópica.

La tragedia volvió a despertar las dudas sobre la efectividad de las leyes de control de armas luego de que se dio a conocer que Byrd tenía un permiso para portar armas. El proceso de emisión de licencias requiere la autorización de la Policía, además de que el médico del solicitante debe dar fe de su capacidad para poseer un arma.

Finlandia

El 7 de noviembre de 2007, un adolescente abrió fuego con una pistola en su preparatoria en la ciudad de Tuusula, en el sur de Finlandia, y mató a ocho personas antes de suicidarse. En el sitio se encontraron unos 69 casquillos y más de 320 balas sin usar.

Pekka-Eric Auvinen, quien no tenía antecedentes penales, obtuvo un permiso para la pistola el mes anterior y solía practicar su puntería en un polígono de tiro local, según la Policía.

Al año siguiente, el país se cimbró con la noticia de otro tiroteo masivo. Durante 90 minutos, 10 personas recibieron disparos letales mientras Matti Juhani Saari, quien llevaba un pasamontañas y un uniforme negro de campaña, disparó frenéticamente por el campus de la Escuela de la Hospitalidad de la ciudad de Kauhajoki, en el suroeste de Finlandia.

Luego de los incidentes, el gobierno finlandés emitió nuevas pautas para el uso de armas de fuego, especialmente pistolas y revólveres. Los solicitantes nuevos de permisos de armas ahora tienen que demostrar que han sido miembros activos de un club de armas por un año y su médico y la Policía deben darles el visto bueno.

La edad mínima para comprar licencias para armas de barril corto se aumentó a 20 años y a 18 en los casos de rifles de caza. Ahora, los permisos son válidos por cinco años antes de sujetarse a revisión.

En 2013 se emitieron 59,324 permisos para armas, un 30% menos que en 2007, año en el que se concedieron 85,409 permisos, según los medios de comunicación finlandeses.

Noruega

El 22 de julio de 2011 vivirá en la memoria de todos los noruegos por la masacre que ocurrió ese día.

Tras detonar una bomba afuera de la oficina del primer ministro en Oslo y cobrar la vida de ocho personas, Anders Behring Breivik tomó un transbordador a la isla de Utoya y empezó a disparar; mató a 69 personas que asistían a un campamento juvenil.

Las autoridades señalaron que Breivik vagó por la isla disparándoles a los campistas. Más tarde lo condenaron a 21 años de prisión.

A pesar de que se regula estrictamente la posesión y la clase de municiones permitidas, en un informe independiente se criticó que los controles de armas de Noruega eran "inadecuados". Se pidió una prohibición total a las armas semiautomáticas de la clase que Breivik había comprado con relativa facilidad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al igual que Finlandia, Noruega tiene una gran cantidad de armas en circulación, ya que la cacería es un pasatiempo nacional. Según el Small Arms Survey 2007: Guns and the City, hay casi 32 armas por cada 100 habitantes en Noruega. Esto se compara con las 88.82 armas por cada 100 habitantes en Estados Unidos.

Este artículo es una versión actualizada y editada de una historia que se publicó en CNN en 2012.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×