Que no te falte la comida ni la cafeína en medio de un desastre

Asegúrate de tener suficientes alimentos, saber cómo conservarlos y hacer que rindan durante un desastre natural
Agua, veladora, lámparas y víveres son indispensables para s  Agua, veladora, lámparas y víveres son indispensables para sobrevivir a un desastre natural, según expertos
Kat Kinsman y Sarah LeTrent
Autor: Kat Kinsman y Sarah LeTrent
(Reuters) -

¿El mal clima azota la región en donde vives? Abastécete de productos básicos y descubre cómo mantenerte a salvo cuando pase la tormenta.

Primero que nada, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés), esto es lo que la gente debería tener a la mano, además de un abrelatas manual y cuatro litros de agua al día por cada adulto y mascota, en cantidades suficientes para tres días por lo menos:

Almacena alimentos no perecederos suficientes para al menos tres días. Elige alimentos que no necesiten refrigeración, preparación ni cocimiento y poca o nada de agua. Si tienes que calentar la comida, empaca una lata de Sterno (combustible de alcohol en lata).

Elige artículos alimenticios compactos y ligeros. Evita los alimentos que te provocarán sed. Elige galletas sin sal, cereales integrales y alimentos enlatados con alto contenido de líquidos.

- Carne, frutas y vegetales enlatados que no necesitan preparación

- Jugos, leche, sopa en lata (si es en polvo, guarda agua adicional)

- Productos básicos: azúcar, sal, pimienta

- Alimentos ricos en energía: crema de cacahuate, mermelada, galletas, barras de granola, frutos secos

- Suplementos vitamínicos

- Alimentos para bebés, personas ancianas o personas con necesidades alimenticias especiales

- Alimentos reconfortantes: galletas, dulces, cereales endulzados, paletas, café instantáneo, bolsitas de té

Si en tu casa se interrumpe el suministro de energía eléctrica, como ocurre con frecuencia durante un huracán, el Servicio de Seguridad e Inspección de Alimentos (FSIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos ofrece las siguientes recomendaciones para determinar si tus alimentos son seguros y cómo mantenerlos así:

*Mantén cerradas las puertas del refrigerador y el congelador lo más posible para conservar el frío

*El refrigerador conservará los alimentos a una temperatura segura durante cuatro horas si no se abre. Un congelador mantendrá la temperatura por aproximadamente 48 horas (24 si está medio lleno) si la puerta se mantiene cerrada

*Desecha los alimentos perecederos, como carne, aves, pescado, quesos suaves, leche, huevos, sobras y charcutería si la electricidad falta por más de cuatro horas.

*Se puede volver a congelar la comida con seguridad si todavía contiene cristales de hielo o si está a 4.4 grados centígrados al revisarlos con un termómetro para alimentos

*Consigue hielo seco o en bloque para mantener tu refrigerador y congelador lo más fríos posible si va a faltar la electricidad por un periodo prolongado. 25 kilos de hielo seco deberían mantener frío un congelador de 18 pies cúbicos durante dos días

*Si la electricidad ha faltado durante varios días, revisa la temperatura del congelador con un termómetro para electrodomésticos. Si el termómetro indica 4.4 grados centígrados o menos, es seguro volver a congelar los alimentos.

*Si el termómetro no ha estado dentro del congelador, revisa cada paquete de alimentos para determinar si es seguro. Si los alimentos todavía contienen cristales de hielo, son seguros

*Desecha cualquier alimento que no se encuentre empacado en un contenedor a prueba de agua si hay alguna posibilidad de que haya estado en contacto con el agua de las inundaciones. Desecha las tablas para picar de madera, los utensilios de plástico y los chupones de los biberones.

Lava cuidadosamente y con agua caliente jabonosa todas las sartenes metálicas, los platos de cerámica y los utensilios que hayan entrado en contacto con el agua de las inundaciones y desinféctalos al hervirlos en agua limpia o sumergirlos durante 15 minutos en una solución de una cucharada de cloro líquido sin aromatizante por cada cuatro litros de agua potable*

*Los alimentos comerciales preparados que no estén dañados y que se encuentren empacados en latas totalmente metálicas y bolsas herméticas (como jugos ultrapasteurizados o bolsas de mariscos) se pueden salvar

*Usa agua embotellada que no haya estado expuesta a las aguas de las inundaciones. Si no hay agua embotellada, se puede hervir el agua de la llave para que sea segura

El FSIS enfatiza: "Si dudas, tíralo". El probar los alimentos para asegurarte va contra el sentido común.

¿Entendiste? Ahora, pongámoslo interesante

Si estás en casa y se interrumpe el suministro de energía eléctrica, es una buena oportunidad para correr al refrigerador y comer las carnes preparadas y los quesos que estén a la mano.

Transfiere lo que no te puedas comer al congelador para ganar un poco de tiempo y asegúrate de tener una o dos hieleras llenas con compresas frías, ya sea que estés en casa o de viaje.

Este no es el momento de arriesgarte, así que asegúrate de tener un termómetro para alimentos a la mano, además de una forma de desinfectarlo después de usarlo. Visualiza lo que quieres sacar del refrigerador o del congelador antes de abrir la puerta. Las cosas pueden calentarse, pero no puedes recuperar el frío.

Cuando la tormenta haya pasado y hayan cesado el viento y la lluvia, podría ser un momento excelente para asar la carne que se descongeló. Visualiza en la cocina tu proceso usual: marinar, tallar, untar, girar, cargar y preparar; tendrás que lavarte las manos y el equipo que utilices: asegúrate de tener suficiente agua y jabón para ello, además de la que tendrías usualmente para sofocar llamaradas.

Prepárate para recibir a todos los vecinos hambrientos que podrían llegar atraídos por el olor. Si te preguntan qué pueden llevar, diles que lleven su propio plato, cubiertos, vasos y servilletas y la promesa de que se los llevarán cuando se vayan.

Al principio, la mayonesa podría adornar tu sándwich o tu ensalada de atún o pollo y los paquetes sellados no son una mala opción, pero después de algunas horas, es mejor usar mostaza.

Evita hartarte del sabor al reunir una variedad de mostazas: amarilla, Dijon, de grano entero, de sabor o de miel. Según la gente de French's, "la mostaza no tiene ingredientes que se echen a perder. No es necesario que la refrigeres una vez abierta para conservarla, solo lo recomendamos para conservar un sabor óptimo en el producto".

La crema de cacahuate es otra opción excelente, pero puede llegar a ser monótona. Coloca una porción en un tazón pequeño o en un contenedor de plástico y juega a agregarle especias como comino, canela, salsa picante, pimentón, curry o especias chinas.

Es excelente con pan, galletas (recordaste guardar galletas, ¿verdad?) o vegetales crudos; solo evita que tu mezcla quede demasiado picante o salada si estás escaso de agua u otras bebidas. Si no te gustan los cacahuates, abre una lata de garbanzos, machácalos y cómetelos.

En cuanto a esos vegetales crudos: no te limites a la aburrida trinidad de zanahorias, apio y coliflor. El elote crudo es dulce, crujiente y delicioso, al igual que el quimbombó, las calabacitas y muchos otros vegetales que nunca habrías pensado en comer sin cocer. Anticípate y lávalos ahora, para que estén listos cuando quieras comer un refrigerio durante un desastre natural.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, probablemente no deberías estar bebiendo en este momento, pero tal vez eso no te detenga (…ni a nosotros).

El vino tinto es la elección obvia, pero si solo te gusta el blanco, mete tus botellas al refrigerador ahora, antes de que se suspenda el suministro de electricidad. Si la situación se vuelve desesperada o aburrida, coloca la bolsa interior de tu vino de caja favorito (¡Calma! No hay problema: Ray Isle, de la revista Food & Wine lo dice y recomienda algunas marcas excelentes) y colócala en el congelador.

En una situación normal, no te sugeriríamos que trataras así a tu vino, pero esto no es el Valle del Loira en la época de pisado de la uva. No has tenido agua corriente en dos días y tomar un vaso fresco de algo que no sea agua embotellada sería agradable.

Prepara jarras de cocteles con tapa ahora y mételos en el refrigerador. Congela agua en contenedores de plástico aptos para el congelador o haz cubos de hielo con tu jugo favorito combinado con fruta como fresas, arándanos y frambuesas.

Cuando sea hora de servir, coloca el contenedor en la jarra para que se enfríe sin diluirse o deja que los cubitos con fruta se derritan en la bebida.

Finalmente, aunque no menos importante, haz café AHORA y enfríalo o congélalo. Haz cubos de café si es necesario y considera derretir helado o leche condensada en lata para endulzar o diluir tu bebida. Como alternativa, puedes aprender una técnica de percolado en frío. No hay razón por la que tengas que enfrentar las consecuencias de una tormenta con un dolor de cabeza provocado por la falta de cafeína.

Algunos consejos de nuestros lectores que han soportado un clima similar:

"Fui líder scout durante muchos años; una parrilla improvisada es un método para cocinar que se hace fácilmente y cuesta poco. Todo lo que necesitas es una lata de tres litros —a la que le harás algunos agujeros a los costados— y una buena vela. Puedes calentar sopa, hervir agua, asar sándwiches e incluso freír huevos. Teclea en algún buscador de internet las palabras buddy burner para que fabriques uno para cuando lo necesites". —dl1976

Vivo en Florida y he sobrevivido a cuatro huracanes en un año y en otros; algo muy importante que todos parecen olvidar es que tienes un calentador de agua lleno con agua tibia, tal vez unos 160 litros. Esta agua está limpia y disponible". —Norman Drew.

"Cada vez que hay un corte importante a la energía en el Pacífico noroeste, una o más personas mueren por intoxicación por monóxido de carbono. Por favor, NO enciendan ninguna clase de hibachi, parrilla o estufa de gas DENTRO de un departamento, casa o garaje o sótano parcialmente cerrado.  Ni siquiera si hay una ventana abierta. Por favor. La comida tibia NO te matará. El monóxido de carbono sí".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Un gran trozo de hielo tiene una proporción muy reducida entre la superficie y el volumen: es menos el aire que puede invadir un trozo de hielo bien aislado que, digamos, una bolsa de cubos de hielo. Congelar botellas con agua de tres cuartos de litro también es una buena idea, pero un bloque (por ejemplo, una caja de cartón recubierta con una bolsa de plástico) mantendrá las cosas frías durante más tiempo durante una interrupción del suministro de electricidad". —Jean V

¿Tienes otros consejos de preparación de alimentos para clima extremo? Compártelos en la sección de comentarios más abajo y tal vez los publiquemos en un artículo posterior. ¡Mantente a salvo!

Ahora ve
Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo del Buen Fin 2017
No te pierdas
×