Un error tuvo detenido a un prisionero en Guantánamo por 13 años

Autoridades estadounidenses han reconocido que Mustafa al Shamiri no representa una amenaza para la nación norteamericana
Uno de los detenidos en la prisión militar estadounidense de  Uno de los detenidos en la prisión militar estadounidense de Guantánamo, Cuba
Autor: Wesley Bruer
(Reuters) -

El Departamento de Defensa de Estados Unidos informó que un caso de identidad errónea ha mantenido a Mustafa Abd-al-Qawi Abd-al-Aziz al-Shamiri como detenido en la prisión militar estadounidense de la Bahía de Guantánamo, Cuba, por los últimos 13 años y medio.

Al Shamiri es un militante asociado con grupos terroristas designados por Estados Unidos que “combatió en varios escenarios yihadistas”, según indica un documento del Pentágono, que fue usado para detenerlo.

“Se reconoció previamente que YM-434 (al-Shamiri) también fue facilitador o mensajero de al Qaeda, así como entrenador, pero ahora juzgamos que estas actividades fueron llevadas a cabo por otros extremistas con alias similares al de YM-434”, informaron funcionarios estadounidenses en un perfil de detención recientemente difundido, con fecha del pasado 26 de septiembre.

El Departamento de Defensa de EU había declarado previamente que al-Shamiri era un “combatiente enemigo”, desde que llegó a Guantánamo en 2002 y las autoridades recomendaron en 2010 que continuara detenido.

Un comunicado del representante personal de al-Shamiri fue presentado el martes pasado durante una reunión del Consejo de Revisión Periódica, que es parte del proceso de la administración del presidente Barack Obama para determinar qué detenidos de Guantánamo merecen seguir detenidos y quienes pueden ser repatriados o liberados en otros países.

El representante de al-Shamiri dijo que el hombre no es una amenaza continua significativa para Estados Unidos y está dispuesto a irse a cualquier país en el que lo acepten, ya que el país en el que nació (Yemen) está bajo moratoria y no puede aceptar a detenidos de Guantánamo debido a su inestabilidad.

"Mustafa está arrepentido por escoger el camino equivocado en su juventud”, refiere el comunicado del representante. “Está preparado para comenzar una vida fuera de Guantánamo”. No está claro si los funcionarios estadounidenses planean tomar una decisión sobre su posible libertad.

Según la ficha técnica del detenido, se cree que al-Shamiri era un integrante de la célula al Qaeda responsable por el ataque suicida contra el destructor de la marina estadounidense USS Cole el 12 de octubre de 2000 y también como un combatiente en la 55 Brigada Árabe de Osama bin Laden, la principal unidad de apoyo al talibán en Afganistán durante la lucha contra las tropas estadounidenses.

Pero según un nuevo perfil del Departamento de Defensa sobre al-Shamiri, el hombre no tuvo intervención en el ataque del USS Cole.

“Quizás fue colocado en una casa de seguridad en Yemen con personas que planearon el bombardeo a la marina estadounidense, pero no hay indicaciones de que haya jugado un papel activo en la operación”, menciona el reporte.

“Un análisis profundo sobre este hecho, respaldado por criterios pasados en el sentido que YM-434 fuera un facilitador, mensajero o entrenador de al Qaeda, ahora nos indica que no hay pruebas consistentes o descriptivas que nos hagan creer que YM-434 estuviera involucrado en ataques”, refiere el reporte.

Sin embargo, los funcionarios estadounidenses mantienen que al-Shamiri combatió en Bosnia en 1995 y admitió a los investigadores que tras su incursión en territorio bosnio, participó en la guerra civil de su país, Yemen, en 1996. Eventualmente, el hombre llegó a Afganistán en donde fue entrenado en el uso de explosivos y combatió con el talibán de 200 a 2001 contra la Alianza Norte respaldada por EU.

Fueron fuerzas de la Alianza Norte las que capturaron a al-Shamiri a finales de 2001 tras una batalla que hizo retrocederá combatientes del talibán y al Qaeda, con lo que al-Shamiri y cientos de combatientes fueron enviados a la prisión Qala-I-Jangi.

Este centro de detenciones fue escenario de un combate entre fuerzas afganas y estadounidenses, y los prisiones, que llevaron a cabo un motín, se armaron con armas de un depósito de armamento. Fue durante este combate que Estados Unidos sufrió su primer víctima desde el 11 de septiembre de 2001, cuando el agente de la Agencia Central de Investigación (CIA, por sus siglas en inglés) Johnny Michael Spann, murió.

Los prisioneros que no murieron en el combate eventualmente se rindieron y algunos fueron transferidos a centros de detención estadounidenses, incluyendo a al-Shamiri, el 15 de enero en 2002.

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×