Donald Trump y su polarización: los republicanos que lo apoyan (y los que no)

El magnate y virtual candidato del Partido Republicano se ha ganado el apoyo de algunos de los principales líderes republicanos, pero también la animadversión de exaspirantes presidenciales.
Polarizante  El virtual candidato a la Casa Blanca se ha ganado la empatía y el desagrado de varios políticos clave en el Partido Republicano  (Foto: Getty Images)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La virtual nominación de Donald Trump como candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca en noviembre próximo ha provocado una polarización entre líderes y funcionarios republicanos, incluso exaspirantes y expresidentes estadounidenses, que han expresado su agrado o disgusto por los comentarios expresados por el magnate republicano respecto a temas como el tratado de libre comercio y la migración.

Apenas este jueves, el exgobernador y exaspirante a la presidencia estadounidense Rick Perry, que previamente había criticado a Trump, dijo que si bien el multimillonario no es su opción ideal, votará por él.

"No es un hombre perfecto, pero si creo que ama a este país y se rodeará de personas capaces y experimentadas y los escuchará. Creo que será nuestro candidato y lo apoyaré, ayudándolo en lo que sea para que llegue a la presidencia".

Apoyar o no a Trump es ahora el enigma republicano. Estos son algunos de los líderes de ese partido que han expresado su opinión sobre Donald Trump.

A favor

Chris Christie: El gobernador de Nueva Jersey y exaspirante presidencial decidió apoyar a Trump en febrero pasado, alabando a Trump por "abandonar el sector privado y preocuparse porque haya un fuerte liderazgo en el país.

Paul LePage: El gobernador de Maine y aliado de Chris Christie anunció su apoyo al magnate, un día después de que lo hiciera el gobernador de Nueva Jersey. "Yo era Donald Trump antes de que él fuera popular. Lo apoyaré porque representamos lo mismo", dijo en su momento el político conservador.

Sarah Palin: La exgobernadora de Alaska y excandidata a la vicepresidencia de Estados Unidos decidió mostrar su simpatía por Trump en enero pasado. "Sólo un candidato tiene el pasado de éxito en el arte de los acuerdos. Él no obedece a nadie más que la gente como nosotros. Está perfectamente posicionado para hacer que Estados Unidos sea grande de nuevo", dijo Palin al expresar su apoyo público al magnate.

Mike Huckabee: El gobernador de Arkansas ha dicho que Trump es el único candidato capaz de derrotar a la aspirante demócrata Hillary Clinton, que hasta ahora se encuentra arriba en cuanto al número de delegados asegurados para la convención del Partido Demócrata.

Ben Carson: El exaspirante a la nominación republicana se hizo a un lado en marzo pasado en su intento por llegar a la Casa Blanca y decidió apoyar a Trump, asegurando que es un político que hará lo mejor por Estados Unidos y que tomará las mejores decisiones para la nación norteamericana.

Bobby Jindal: El exgobernador de Louisana y también exaspirante a la nominación del Partido Republicano ha sido un abierto crítico de Trump, pero el martes dijo que jamás votaría por Hillary Clinton, por lo que dará su voto al virtual candidato republicano.

Mitch McConnell: el líder de los republicanos en el Senado expresó el miércoles que respaldará la candidatura de Donald Trump porque dijo cumplir con su promesa de respaldar a quien fuera el candidato republicano.

En contra

Si bien Trump es visto como la opción segura para representar al partido en la elección del 8 de noviembre, en la que posiblemente enfrentará a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, legisladores, colaboradores y donantes republicanos dudan sobre si apoyar al magnate inmobiliario. Algunos, incluso, dijeron que podrían votar por Clinton.

Bill Achtmeyer: el fundador de la consultora Parthenon Group, considera votar a Clinton. "Si puede moverse hacia el centro y pensar de forma tan creativa y reflexiva como su marido (...) Según lo que sé hoy, sería muy difícil para mí no votar por Hillary frente a lo que defiende Trump", dijo Achtmeyer, que ha donado 200,000 dólares a republicanos en la última década.

El discurso de Trump, sumado a su campaña poco ortodoxa y su falta de experiencia en el gobierno, han dejado dividido al partido. El multimillonario ha prometido deportar a inmigrantes ilegales y construir un muro a lo largo de la frontera mexicana. También dijo que prohibiría temporalmente a los musulmanes entrar en el país para combatir el terrorismo.

Familia Bush: Los expresidentes republicanos George H.W. Bush y George W. Bush no prevén apoyar a ningún candidato en la carrera a la Casa Blanca este año, dijo su vocero al Texas Tribune este jueves. Por su parte Jeb Bush, exgobernador de Florida y exaspirante a la presidencia de Estados Unidos, ha sido un abierto crítico de una posible nominación de Donald Trump.

Lindsey Graham: el senador de Carolina del Sur y exaspirante a la nominación republicana para la presidencia de Estados Unidos, pidió en diciembre de 2015 que los republicanos "mandaran al diablo" a Trump. "¿Sabes que haría a Estados Unidos grande de nuevo? Decirle a Donald Trump que se vaya al diablo. Él es xenofóbico y un fanático religioso", le dijo Graham a New Day de CNN el año pasado.

Mitt Romney: El hombre que compitió contra Barack Obama en 2012 y perdió la carrera, dijo que no atenderá la convención republicana para designar al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos. "Donald Trump es un fraude. Sus promesas no valen nada, es como obtener un título de la Universidad Trump. Él piensa que los estadounidenses son tontos", expresó en marzo pasado el exgobernador del estado de Massachusetts, que en 2012 recibió el apoyo de Trump cuando aspiraba ser presidente de EU.

John McCain: El exaspirante presidencial en 2008 y senador por Arizona expresó desde 2015 su rechazo ante una posible nominación de Trump. "Sus comentarios peligrosos sobre temas de seguridad nacional me dan miedo, quiero que los republicanos pongan mucha atención antes de votar por alguien como él", advirtió el legislador.

Scott Walker: El gobernador de Wisconsin, que también aspiró a la nominación republicana, ha expresado que los comentarios de Trump son para preocupar a cualquiera. "Francamente creo que habrá una convención reñida, los delegados quizás elijan a alguien más como candidato", ha dicho Walker.

Los indecisos

Algunos líderes del Partido Republicano aún no han expresado si están a favor o en contra de una candidatura de Trump. Entre ellos se encuentran los que hasta hace unas semanas eran aspirantes a la Casa Blanca, como Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich.

Paul Ryan, el republicano electo de mayor rango en Estados Unidos, dijo el jueves que todavía no está decidido a respaldar a Donald Trump, en una señal de los desafíos que tiene por delante el precandidato del partido en su carrera a la Casa Blanca.

Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, dijo que los conservadores quieren estar seguros de que Trump comparte sus valores. "Espero respaldar a nuestro nominado, espero dar un respaldo total a su candidatura", dijo Ryan a la cadena CNN. "Pero en este momento todavía no estoy ahí", añadió.

Trump no se quedó callado tras los comentarios de Ryan. "No estoy listo para respaldar la agenda de Ryan. A lo mejor en el futuro podemos trabajar juntos y llegar a un acuerdo respecto a qué es lo mejor para los estadounidenses".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Comité Nacional Republicano dijo que espera que Ryan y Trump se reúnan pronto. La portavoz Lindsay Walters dijo que "solamente un Partido Republicano unido podrá vencer a Hillary Clinton".

Con información de CNNPolitics y Reuters.

Ahora ve
Robert Mugabe presenta su dimisión como presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×