Corea del Norte es el único que debe temer al sistema antimisiles de Seúl: EU

El secretario de Defensa de EU defiende el plan de un sistema antimisiles de Corea del Sur.
Visita Corea del Sur  El secretario de Defensa, Jeff Mattis, se entrevistó con el presidente interino de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn.  (Foto: Reuters/Song Kyung-Seok/Pool)
BRAD LENDON
(CNN) -

El nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, defendió este jueves el plan de desarrollo de un sistema de defensa antimisiles de Corea del Sur y aseguró que Corea del Norte es el único que debe temer.

Tras llegar a la base aérea de Osan, a las afueras de Seúl, Mattis dijo que “el comportamiento provocativo” de Pyongyang era la única razón para que el sistema de misiles desarrollado por Estados Unidos estuviera en la agenda.

La decisión de Corea del Sur de desplegar el sistema antimisiles “Terminal High Altitude Area Defense”, conocido como THAAD, ha desatado fuertes críticas por parte de China, que ve esto como parte de una amplia estrategia de Estados Unidos para extender su red de alianzas militares desde Japón hasta el sur del Mar de China.

Corea del Norte amenaza con lanzar misil intercontinental en cualquier momento

“No hay ninguna otra nación que necesite estar preocupada por el THAAD más que Corea del Norte, si están involucrados en algo ofensivo”, dijo Mattis.

El jueves en la tarde, Mattis se encontró con el presidente interino de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, en Seúl y reiteró el fortalecimiento de la alianza entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Lee: ¿Por qué Donald Trump debería hacer de Corea del Norte una prioridad?

“Hablé con el presidente Trump y quiso hacer una afirmación muy clara sobre la prioridad que tiene esta alianza entre nuestras dos naciones”, dijo el jefe del departamento de Defensa de Estados Unidos.

“Nuestra administración hereda una muy fuerte relación de confianza entre nuestros dos países y tenemos el compromiso de hacerla aún más fuerte”, añadió.

La llegada de Mattis a Corea del Sur se da en un momento de relativa quietud del régimen de Kim Jong Un, quien no ha vuelto a hacer pruebas de misiles balísticos desde el pasado 20 de octubre, tiempo después de disparar dos proyectiles que alcanzaron un récord a principios de 2016.

¿Cuáles son los retos internacionales que enfrentará Donald Trump?

Pero los observadores de Corea del Norte se preguntan: ¿cuánto tiempo mantendrá castigado Kim Jong Un su programa de misiles?

Analistas creen que volverá a aparecer pronto.

“Ellos tienen la tradición de ‘saludar' a cada nuevo presidente de Estados Unidos con un poco de juegos pirotécnicos, a veces es una prueba nuclear, otras con el lanzamiento de un misil balístico intercontinental (ICBM), y no van a romper esa tradición”, le dijo a CNN el profesor de estudios coreanos de la Universidad de Kookmin en Seúl, Andrei Lankov.

Ve: Donald Trump advierte a Irán sobre sus pruebas de misiles

Pero Bruce Bennett, un analista del centro de pensamiento Rand Corp, dice que la pausa en las pruebas de Kim Jong Un está enfocada no en Washington, sino en Seúl y en el reciente juicio político de la presidenta Park Geun-hye por un escándalo de corrupción.

Su destino está ahora en manos de la Corte Constitucional de Corea del Sur. Una decisión en su contra podría provocar elecciones más tempranas que las reglamentarias del 20 de diciembre.

“Creo que el objetivo número 1 de Corea del Norte entre ahora y la elección presidencial de Corea del Sur es asegurarse de que el presidente surcoreano sea un progresista y ciertamente no un conservador”, dijo Bennett.

Ve: Donald Trump desestima las amenazas nucleares de Corea del Norte

“Pero cualquier provocación que cometa John Delury, profesor de la Universidad de Yonsei en Seúl, coincide con Bennett en el punto de que el líder norcoreano mantiene una relativa calma por la incertidumbre presidencial de Seúl, pero también porque quiere ver el curso que toma la presidencia de Donald Trump.

Después de que Kim Jong Un dijera en un discurso televisado el día de Año Nuevo que su ejército está en al borde de su primera prueba de misiles balísticos intercontinentales —un cohete que puede ser equipado con armas nucleares y es lo suficientemente poderoso para alcanzar cualquier parte de Estados Unidos—, Trump tuiteó que “eso no pasará”.

Pero el entrante presidente de Estados Unidos no dijo cómo bloquearía las ambiciones militares de Kim Jong Un.

Durante la campaña del año pasado, dijo que podría estar dispuesto a encontrarse con el líder norcoreano para discutir alrededor de una hamburguesa.

Mattis dijo este jueves que estaba en Corea del Sur para escuchar a sus líderes antes de decidir qué estrategia adoptará el gobierno Trump sobre Pyongyang.

“Necesito tener alguna información sobre ellos, necesito tener sus apreciaciones de la situación antes de empezar a hacer comentarios”, agregó Mattis.

Paula Hancocks, Katie Hunt, Ben Westcott y Emiko Jozuka contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa será investido como el presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×