Primer ministro de Irlanda le recuerda a Trump que San Patricio era inmigrante

En la víspera de la celebración, Enda Kenny, el primer ministro irlandés, le recordó al mandatario que el santo no solo es el patrón de su país, sino de los inmigrantes.
El día de San Patricio, el presidente de Estados Unidos usa una corbata verde y festeja con el primer ministro de Irlanda en la Casa Blanca.
Una tradición  El día de San Patricio, el presidente de Estados Unidos usa una corbata verde y festeja con el primer ministro de Irlanda en la Casa Blanca.  (Foto: AFP/Saul Loeb)
WASHINGTON (AFP) -

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, causó revuelo en la Casa Blanca en la víspera de la celebración del día de San Patricio, al recordarle al presidente estadounidense Donald Trump que esta festividad rinde honor a un inmigrante.

Durante el festejo, celebrado el jueves en la noche en el Salón Este de la Casa Blanca, bajo la mirada del mandatario, Kenny hizo una referencia incómoda sobre la controvertida política migratoria de Trump.

"Es conveniente que nos reunamos aquí cada año para celebrar a San Patricio y su legado. Por supuesto, él también era un inmigrante", dijo Kenny.

Lee: Sin inmigrantes, la fuerza laboral de EU se contraerá

Aunque se cree que el santo nació en algún lugar de Gran Bretaña, cerca de 35 millones de estadounidenses le confieren la ascendencia irlandesa y procuran que los presidentes sucesivamente mantengan la tradición de portar una corbata verde y celebrar en la Casa Blanca el día de San Patricio junto al primer ministro irlandés.

"Y aunque él es, por supuesto, el santo patrón de Irlanda, para muchas personas en todo el mundo es también el patrón de los inmigrantes", añadió Kenny.

Trump elogió a Irlanda diciendo que es "verdaderamente un gran país" y calificó a los irlandeses como "fuertes".

"Yo sé mucho sobre los irlandeses, pelean, son duros", bromeó.

La celebración de San Patricio este año coincidió con el momento en el que debió entrar en vigor el segundo decreto de Trump, que limita el ingreso a Estados Unidos de inmigrantes y refugiados de seis países de mayoría musulmana.

El decreto fue frenado por un juez federal, pero Trump ha prometido llevarlo hasta la Corte Suprema.

Kenny, quien se vio involucrado en una controversia en Irlanda sobre si debió asistir al encuentro con Trump, fue incluso más lejos en su discurso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Los irlandeses han contribuido a la vida económica, social, política y cultural de este gran país durante los últimos 200 años", dijo Kenny, recordando la migración irlandesa hacia Estados Unidos en momentos difíciles.

"Creímos en el refugio, la compasión y la oportunidad de Estados Unidos. Vinimos y nos convertimos en estadounidenses", agregó.

Ahora ve
Francia, entre el nacionalismo de Le Pen o la globalización de Macron
No te pierdas