Melania Trump queda atrapada por las protestas anti G20

La primera dama de Estados Unidos no pudo participar en un crucero en barco ni visitar un centro de investigación sobre el clima.
La primera dama tuvo que faltar a varios eventos organizados para los esposos de los presidentes.
Agenda cancelada  La primera dama tuvo que faltar a varios eventos organizados para los esposos de los presidentes.  (Foto: Expansión)
HAMBURGO, Alemania (AFP) -

Melania Trump, la esposa del presidente estadounidense, no pudo salir este viernes de su residencia en Hamburgo por las manifestaciones antiglobalización que bloquearon la ciudad con motivo de la celebración de la reunión de los líderes de las 20 naciones más importantes del mundo (G20).

"Hasta ahora no hemos obtenido autorización por parte de la policía para dejar la residencia", dijo en la mañana una portavoz de la comitiva estadounidense, según la agencia AFP.

“Pensando en los heridos en las protestas de Hamburgo. Espero que todos estén a salvo”, escribió la primera dama en su cuenta de Twitter.


Con la ciudad bloqueada por los manifestantes, el programa de visitas previsto para los cónyuges de los mandatarios de la cumbre tuvo que ser modificado.

Melania Trump, como el resto de parejas de los líderes del G20, estaba invitada a participar en un programa de actividades organizado por Joachim Sauer, marido de la canciller alemana, Angela Merkel.

La primera dama tampoco pudo participar en un crucero en barco y se anuló una visita prevista a un centro de investigación sobre el clima, según une fuente cercana a la organización de la cumbre.

La canciller alemana tildó este viernes de "inaceptables" las manifestaciones violentas, que "ponen vidas en peligro".

Lee: Quién en quién en la fotografía de la cumbre del G20 en Alemania

Ante la multiplicación de los incidentes, los casi 20,000 policías desplegados en la ciudad tuvieron que pedir refuerzos para evitar la violencia de las numerosas marchas convocadas hasta que termine la cumbre.

"Hace una semana que oímos los helicópteros continuamente, los autobuses no funcionan, la gente deja sus coches en el garaje y por primera vez en Alemania tengo que llevar mi pasaporte conmigo cuando salgo" dijo Benjamin Laub, de 53 años, que describió su barrio como una "zona de guerra".

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×