¿Por qué China refuerza su frontera con Corea del Norte?

Los reportes de mayor presencia militar y de vigilancia china en la frontera norcoreana incrementan las tensiones tras crecientes pruebas de misiles de Pionyang.
Marcada frontera  La frontera entre Corea del Norte y China se extiende 1,415 kilómetros a través de la provincia china de Liaoning.  (Foto: Shutterstock)
JAMES GRIFFITHS Y SERENITIE WANG
(CNN) -

China está fortaleciendo aún más su frontera con Corea del Norte, según muestran nuevos informes, en medio de las continuas tensiones en la península y las preocupaciones sobre la posible acción militar estadounidense contra Pionyang.

La frontera entre Corea del Norte y China se extiende 1,415 kilómetros a través de la provincia china de Liaoning, un centro industrial y minero propenso a un smog muy denso e inviernos dolorosamente fríos.

Lee: China puede ser la nueva casa del FMI en 10 años

En los meses más acogedores, la ciudad fronteriza de Dandong recibe a cientos de turistas que llegan a mirar embobados hacia Corea del Norte desde embarcaciones en el río Yalu, el cual separa a los dos países, o a través de binoculares en una sección de la Gran Muralla que sirve de mirador hacia la frontera internacional.

Por debajo de los turistas, los camiones que transportan mercancías chinas se dirigen rumbo a Corea del Norte, mientras que un pequeño número de compradores y comerciantes se dirige hacia la dirección opuesta

La interacción transfronteriza ha permanecido en gran medida constante incluso a medida que las relaciones entre Corea del Norte y su aliado principal han fluctuado en medio de crecientes pruebas nucleares y de misiles por parte de Pionyang y de denuncias provenientes de Pekín.

Pero recientes informes publicados en sitios web militares y gubernamentales de China destacados por primera vez por el Wall Street Journal, muestran que Pekín está progresando en el refuerzo a la frontera mientras que las tensiones en la península coreana aumentan y algunos en Estados Unidos piden un cambio de régimen en Pionyang.

Recomendamos: China quiere dominar la inteligencia artificial

Con su armamento, Corea del Norte puede convertirse en una amenaza nuclear

Alta seguridad

A pesar de los fuertes lazos entre China y Corea del Norte, porque se dice que la alianza entre los dos países fue “forjada en sangre” durante la Guerra de Corea, la región fronteriza está entre las más militarizadas de China y en los últimos meses, Pekín ha llevado a cabo ejercicios con fuego real y simulacros de ataque de helicópteros en la zona.

Según un informe publicado el mes pasado en el sitio web oficial del Ejército Popular de Liberación (PLA, por sus siglas en inglés), una “recién formada brigada de defensa fronteriza” está realizando patrullajes para recopilar información, evaluar la situación y delimitar con mayor precisión la frontera.

Otro informe dijo que el “área entera” ha sido colocada nuevamente bajo “vigilancia de video de 24 horas”, lo que incluye drones, autos patrulla y cámaras de alta tecnología.

La región fronteriza es altamente estratégica para China y ha registrado conflictos durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, pero una de las principales preocupaciones de Pekín no son las fuerzas militares que atraviesan la frontera, sino los refugiados.

Lee: Corea del Norte amenaza con atacar a EU

“Un movimiento masivo de civiles norcoreanos a través de la frontera con China es una gran preocupación, particularmente debido a los densos centros de población no lejos de la frontera y a la importancia económica del noreste de China”, según un reciente informe de la fundación Jamestown, con sede en Estados Unidos.

Aunque Corea del Norte ha demostrado ser notablemente capaz de superar las sanciones económicas —el país ha sufrido grandes hambrunas y la inseguridad alimentaria generalizada en el pasado—, los analistas dicen que un conflicto en la península probablemente daría lugar al desplazamiento de cientos de miles de civiles, sino es que millones, hacia el norte, hacia China, cuyo espectro es una “gran preocupación para Pekín”, según el Consejo de Relaciones Exteriores.

Al igual que la crisis de los refugiados sirios ha puesto en tensión los recursos de los países vecinos y causado una amplia lucha política en Europa, muchos en China están preocupados por el impacto que podrían sufrir la economía y la seguridad del país si estallara tan solo un pequeño conflicto en la península de Corea.

“Lo que está en juego es enorme”, dijo el almirante retirado Mike Mullen, el año pasado. “La inestabilidad generada en la península podría filtrarse en China, provocando que le sea mucho más difícil proveer a su propio pueblo”.

Recomendamos: Así es como la élite norcoreana se da sus lujos… prohibidos

En marzo, el general retirado del Ejército Popular de Liberación, general Wang Haiyun, dijo que era “necesario preparar una acción militar tan pronto como fuera posible para una potencial guerra” en la península.

“Una vez que estalle la guerra, también deberíamos considerar la creación de un campamento internacional de refugiados en territorio norcoreano, para prevenir la afluencia de refugiados procedente de ese lugar”, dijo Wang en un editorial en el diario de propiedad estatal Global Times.

Advertencias de guerra

Las tensiones entre Pionyang y Washington han seguido aumentando en medio de recientes afirmaciones de Corea del Norte de que había probado un misil balístico intercontinental con capacidad nuclear (ICBM, por sus siglas en inglés).

Esta semana, un funcionario de defensa estadounidense dijo a CNN que Corea del Norte parecía prepararse para otra prueba.

El gobierno de Donald Trump ha tratado de presionar a China para que tome medidas para contener a su aliado, pero a pesar de las reiteradas condenas por parte de Pekín sobre las pruebas de armas de Corea del Norte, parece que se han hecho pocos progresos.

Pekín también ha criticado a Estados Unidos y a Corea del Sur por su retórica sobre el tema y alentó a todas las partes a regresar a la mesa de negociaciones.

Lee: China 'ahoga' lentamente a Corea del Norte

Sin embargo, una invitación de Seúl a Pionyang, para reanudar las conversaciones no fue respondida este mes.

La situación ha provocado frustración en todas partes y el director de la CIA del gobierno de Trump, Mike Pompeo, pareció indicar un apoyo al cambio de régimen en Pionyang, la semana pasada.

Tong Zhao, analista del Centro Carnegie Tsinghua para la Política Global, dijo que “dadas las crecientes tensiones y riesgos de los conflictos militares en la península, estoy seguro de que China ha estado mejorado sus planes militares de contingencia”.

Este lunes, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China (MOFA, por sus siglas en inglés) dijo que “los medios militares no deberían ser una opción para resolver el problema de la Península Coreana”. Un portavoz del Ministerio de Defensa declinó hacer comentarios este lunes sobre los planes de contingencia bélica de China.

El portavoz del MOFA, Lu Kang, dijo este martes que el ejército del país “ha mantenido una preparación de combate y un estado de entrenamiento normales a lo largo de la frontera entre China y Corea del Norte”.

A principios de este año, el tabloide estatal chino Global Times advirtió que “si la cuestión nuclear de Corea del Norte se calienta, una guerra en la península es inevitable”.

“La guerra traerá más riesgos que las duras sanciones que Pionyang podría infligir a China”, dijo el diario en un editorial. “Si China no se enfrenta al problema ahora, se enfrentará a opciones más difíciles en el futuro”.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×