Cancilleres de América desconocen Asamblea Constituyente de Venezuela

Los representantes de 17 naciones latinoamericanas evalúan una condena al país petrolero por la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.
La agenda de cancilleres de América Latina evaluará un pedido para la liberación de presos políticos e invocará a que se cumpla el cronograma de elecciones presidenciales para 2018.
Peticiones  La agenda de cancilleres de América Latina evaluará un pedido para la liberación de presos políticos e invocará a que se cumpla el cronograma de elecciones presidenciales para 2018.  (Foto: Reuters/Mariana Bazo)
(AFP) -

Cancilleres y representantes de 12 países de América condenaron este martes el quiebre de la democracia en Venezuela y desconocieron a la Asamblea Constituyente impulsada por Nicolás Maduro, al tiempo que favorecieron una salida pacífica a la crisis que atraviesa ese país.

En la reunión participaron delegados de 17 países pero, según informaron fuentes diplomáticas a la AFP, de ese grupo, el embajador de Uruguay en Perú, Carlos Barros, se retiró temprano y, los representantes de Jamaica, Santa Lucía, Guyana y Grenada, dejaron la decisión en manos de sus gobiernos.

Finalmente, suscribieron el documento Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, tal como consta en la Declaración de Lima, de 16 puntos.

En ella, diplomáticos expresaron "su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela" y "su decisión de no reconocer a la Asamblea Constituyente" electa el 30 de julio, ni los actos que emanen de ella por su "carácter ilegítimo".

También resaltaron "su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional" (Parlamento), de mayoría opositora, "democráticamente electa".

Lee: Unos 40 portales gubernamentales de Venezuela son víctimas de hackeo

En el documento, suscrito tras siete horas de reunión en la capital peruana, expresaron también "su condena a la violencia sistemática a los derechos humanos y las libertades fundamentales, a la violencia, la represión y la persecución política, a la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres".

En el encuentro, que agrupó a representantes de países como Brasil, Chile, Argentina, México, Colombia y Canadá, los diplomáticos aseguran actuar "con pleno respeto a las normas del derecho internacional y el principio de no intervención, el cual no atenta contra los derechos humanos y la democracia".

En su declaración, precisaron su "convicción de que la negociación es la única herramienta que asegura una solución duradera a las diferencias" y se ofrecen a apoyarla.

La Asamblea Constituyente, un "suprapoder", legislará hasta por dos años --más allá de la culminación del mandato de Nicolás Maduro-- para reescribir la Carta Magna de 1999 y al mismo tiempo tomar decisiones de efecto inmediato.

Para la oposición, que no participó en la conformación y elección de los miembros de la Constituyente, esta entidad permitirá que Maduro se perpetúe en el gobierno.

¿Cómo benefició al gobierno de Maduro el ataque al Fuerte Paramacay?

Respuesta

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso este martes un "diálogo regional" con los países de Latinoamérica que le acusan de una "ruptura" de la democracia y desconocen su Asamblea Constituyente.

Maduro hizo el planteamiento en Caracas durante una reunión de cancilleres del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América), grupo de gobiernos aliados del mandatario entre los que figuran Cuba, Bolivia, Nicaragua y Ecuador.

"La derecha continental rompió las reglas de juego y la convivencia. Yo creo que hace falta un diálogo regional y propongo al ALBA (...) que iniciemos un diálogo por el respeto de Venezuela", expresó el gobernante, enfrentado a protestas opositoras que dejan más de 120 muertos en cuatro meses.

"Que se inicie un diálogo con México, Colombia, Argentina, no sé si Brasil porque allí no hay gobierno legítimo, Chile, Paraguay, con un punto único: restituir las normas de respeto al derecho internacional", agregó Maduro.

La Constituyente convocada por Maduro se puso en marcha la semana pasada pese al rechazo de la oposición, que la considera una maniobra para instaurar "una dictadura".

El presidente venezolano aseguró que la presión internacional en su contra responde a una campaña de Estados Unidos para desatar una intervención internacional en Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras en el mundo.

"Venezuela es el mayor botín, la joya de la corona, así se dice en los pasillos de Washington", manifestó Maduro.

El mandatario propuso igualmente que la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) organice "una cumbre de reunificación" en El Salvador, sin asomar posibles fechas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Venezuela no es un botín imperial", expresó Maduro al defender su cuestionada Constituyente como vía para imponer "la paz" en medio de la grave crisis política y económica de su país.

Recomendamos: Maduro pide máxima pena para quienes intentaron sublevarse

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×