El equipo de Trump quiere 'calmar las aguas' con Corea del Norte... pese a Trump

Dos miembros del gabinete de Trump han señalado la "catástrofe" que sería una guerra con el régimen de Kim Jong Un y apuestan por la diplomacias, mientras el presidente lanza amenazas contra el país.
Las tensiones entre ambos países han crecido últimamente debido a los dichos del presidente Donald Trump y del mandatario Kim Jong Un.
Amenazas  Las tensiones entre ambos países han crecido últimamente debido a los dichos del presidente Donald Trump y del mandatario Kim Jong Un.  (Foto: Shutterstock/Robin Atzeni)
ANGELA DEWAN
(CNN) -

El secretario de defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha insistido que los esfuerzos diplomáticos por contener la amenaza planteada por Corea del Norte están funcionando, y siguen siendo las vías principales para resolver la crisis.

Horas después de que el presidente Donald Trump intensificara su amenaza de hacer caer “fuego y furia” sobre Corea del Norte dijo que la guerra sería “catastrófica”.

Es la segunda vez esta semana que un miembro clave de la administración estadounidense ha intentado calmar las aguas tras los comentarios bélicos del presidente. El secretario de Estado, Rex Tillerson, también ha buscado promover el diálogo y la diplomacia por encima de la acción militar.

Pero la tensión continuó este viernes cuando Corea del Norte dijo que Trump estaba “llevando la situación en la península coreana al borde de una guerra nuclear”, con su retórica.

Trump no mostró señales de retirada, sugiriendo el viernes en Twitter que tenía una variedad de soluciones militares para usar contra Corea del Norte, de ser necesarias.

"Las soluciones militares están en funcionamiento completamente ahora, listas en caso de que Corea del Norte actúe imprudentemente. ¡Con suerte Kim Jong Un encontrará otro camino!”, escribió.

Trump no mostró arrepentimiento sobre su comentario el miércoles en el que afirmó que la agresión de Corea del Norte sería respondida con “fuego y furia como el mundo no ha visto antes”. El jueves por la tarde dijo a los reporteros con un tono desafiante: “Quizás no fue suficientemente fuerte”.

En un largo intercambio con reporteros en su campo de golf en Bedminster dijo que las administraciones pasadas no habían hecho suficiente para detener a Corea del Norte y que era momento que un presidente “dé la cara por la nación”.

En respuesta a una amenaza de Corea del Norte de lanzar cuatro misiles en las aguas de Guam, territorio estadounidense del Pacífico, hogar de dos bases militares estadounidenses, Trump prometió una respuesta fuerte. “Veamos qué hace con Guam”, dijo Trump en referencia al líder norcoreano Kim Jong Un. "Él hace algo en Guam, será un evento como nunca antes lo habían visto”.

Lee: ¿Por qué Corea del Norte quiere lanzar misiles en la isla Guam?

Hablando el California más tarde el jueves, Mattis elogió el liderazgo diplomático de Tillerson y la embajadora de EU frente a la ONU Nikki Haley, al igual que al voto unánime del Consejo de Seguridad de la ONU por imponer nuevas sanciones a Corea del Norte.

"Mi portafolio, mi misión, mi responsabilidad es tener opciones militares si son requeridas. Sin embargo, ahora, el secretario Tillerson, la embajadora Haley, pueden ver que el esfuerzo estadounidense está liderado por la diplomacia, tiene tracción diplomática, está alcanzando resultados diplomáticos”, dijo Mattis.

"La tragedia de la guerra es bien conocida, no necesita otra caracterización más allá del hecho de que sería catastrófica”.

Diplomáticos divididos

Mientras Mattis insiste que el esfuerzo estadounidense es diplomático, poco se ha hecho público sobre exactamente quién está haciendo qué, más allá de las reuniones de alto nivel de Tillerson y Haley.

De hecho, la administración Trump aún no designa varios papeles diplomáticos clave a la situación de Corea del Norte que están siendo liderados por funcionarios temporales. Entre ellos está el puesto del embajador de EU en Corea del Norte y el Secretario Asistente de Relaciones del Este de Asia y el Pacífico.

Recomendamos: El won surcoreano, la primera víctima de la guerra verbal Trump-Kim

También existe una división entre los diplomáticos de otros países sobre los comentarios de Trump, mientras algunos los critican por ser incendiarios, otros los apoyan.

Al cuestionarle si los comentarios de “fuego y furia” del martes exacerbaban la situación, el embajador de Reino Unido frente a la ONU Matthew Rycroft apoyó a Trump.

"El Reino Unido trabaja lado a lado con EU al enfrentarse a esta amenaza y muchas otras. Estamos unidos en exhortar al régimen norcoreano a detener su programa nuclear. Todo el Consejo de Seguridad se ha unido por ello y creo que debemos ver los comentarios públicos del presidente como una de las vertientes, una de las muchas vertientes de la actividad estadounidense”.

Pero el secretario general de la ONU António Guterres señaló que los comentarios de Trump se arriesgaban a descarrilar el proceso diplomático.

"En la situación de la península coreana obviamente el secretario general permanece extremadamente preocupado por la situación en curso; él está preocupado por el incremento en la retórica agresiva que hemos visto”, dijo un portavoz de Guterres.

"El Consejo de Seguridad aprobó una resolución unánime durante el fin de semana. Obviamente reiteramos o damos la bienvenida al compromiso de una solución diplomática pacífica y política para la situación. El Secretario General aprueba todas las iniciativas que ayuden a aligerar las tensiones y recibe gratamente el regreso a la diplomacia”.

La amenaza de Corea del Norte ha sido una prioridad de política exterior para la administración de Trump desde que entró al poder en enero, pero ha llegado al centro de los escenarios desde que Pyongyang realizó dos pruebas de misiles balísticos intercontinentales el mes pasado.

El problema llegó al salió a la luz una vez más esta semana cuando los analistas de seguridad de Estados Unidos determinaron que Corea del Norte ha producido una ojiva nuclear miniatura, de acuerdo con varias fuentes, que podría llevar a la nación un paso más cerca de ser capaz de lanzar una ojiva nuclear hacia EU o sus aliados.

Presión sobre China

Las afirmaciones de Trump han incitado una reacción en China, donde el periódico estatal Global Times dijo en una editorial el viernes que, si Corea del Norte lanza misiles a EU, deberá “permanecer neutral”, emitiendo una advertencia a Pyongyang que Beijing no apoyaría al régimen si dan el primer paso.

Pero también dijo que, si EU y Corea del Sur daban el primer golpe contra Corea del Norte, China debería intervenir.

"China debe dejar claro que, si Corea del Norte lanza misiles que amenazan territorios estadounidenses y desencadena la represalia de EU, China permanecerá neutral. También debemos dejar en claro que, si EU y Corea del Sur realizan ataques militares para derrocar el régimen norcoreano y cambiar el panorama político de la Península Coreana, China estará determinada a tomar medidas para evitar que lo hagan”.

El Global Times es un tabloide estatal conocido por sus editoriales nacionalistas y frecuentemente antioccidente y sus opiniones no siempre representan las políticas gubernamentales chinas oficiales.

También dijo que China y Rusia deberían mejorar la coordinación para hacer saber a otras partes que no permanecerán al margen si su seguridad se ve amenazada por la escalada de tensiones.

Dan Merica, Kevin Liptak, Richard Roth, Serena Dong, Steven Jiang y Euan McKirdy de CNN contribuyeron a este reportaje.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×