El control de autos sin placas, clave en Ciudad Juárez para el Presidente

-
Calderón y Reyes Baeza
Calderón y Reyes Baeza  Calderón y Reyes Baeza
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD JUÁREZ (CNNMéxico) -

El presidente Felipe Calderón volvió a Ciudad Juárez, seis días después de escuchar allí reclamos por la falta de seguridad y por la muerte de 15 jóvenes a manos de un grupo armado. Pero esta vez fue a escuchar las propuestas y acuerdos entre los gobiernos federal, estatal y municipal, que se discutieron en las mesas de trabajo pactadas hace una semana para ello.

Al final, el mandatario concluyó que una de las soluciones al problema de violencia en ese municipio de Chihuahua es controlar a los automóviles sin placas y con vidrios polarizados que circulan en las calles. "Que no haya un sólo vehículo sin identificación en Ciudad Juárez", dijo.

Según la Secretaría de Seguridad Públcia, 2,000 policías federales fueron enviados a esa comunidad fronteriza a aplicar la primera parte del Plan de Operaciones Ciudad Juárez, uno de cuyos ejes principales es la "cero tolerancia" contra vehículos particulares sin identificación.

Calderón ofreció también que su gobierno atenderá todas denuncias por extorsión y secuestro en el municipio y que enviará a un equipo de especialistas para investigar esos delitos.

El Presidente anunció que volverá en un par de semanas y nombró como representantes de su gobierno ante el municipio a Abelardo Escobar, secretario de la Reforma Agraria; a Luis H. Álvarez, ex líder nacional del PAN, y a su coordinador de asesores, Antonio Vivanco.

Calderón incorporó a la comitiva que lo acompañó al secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, y el procurador, Arturo Chávez, ausentes en el primer viaje.

A Chávez le pidió que nombrara lo antes posible a un delegado de la Procuraduría General de la República en Chihuahua, un estado en el que fueron asesinadas 2,751 personas sólo en 2009.

También repitió el llamado que ha hecho durante la última semana a que la sociedad de Ciudad Juárez sea más participativa y supervise a las autoridades.

"No puede haber éxito en una problemática compleja, sin la participación ciudadana. Lo que vitaliza las acciones del gobierno, lo que hace funcionar a los gobiernos, es precisamente la ciudadanía", dijo en su mensaje, similar en el contenido al que dio el martes en Puebla cuando dijo que los espacios que no ocupan los ciudadanos, los toma la delincuencia.

Y ofreció actuar "de inmediato" contra homicidios, secuestros y extorsiones, "que tanto lastiman a la ciudad". Uno de los reclamos que lo persiguieron la última semana, pues en Ciudad Juárez y en Anganagueo, Michoacán, la población le exigió "hechos y no palabras". En el primer caso, por la violencia, en el segundo por las inundaciones que dejaron a un pueblo sin pueblo.

Mesas de trabajo y protestas

Regresaron a la urbe fronteriza con El Paso, Texas, los secretarios de la Defensa, Guillermo Galván; de Salud, José Angel Córdova; de Educación, Alonso Lujambio; de Seguridad Pública, Genado García Luna, del Trabajo, Javier Lozano, y de la Reforma Agraria, Abelardo Escobar.

En el encuentro "Todos somos Juárez. Reconstruyamos la ciudad", Calderón escuchó al alcalde José Reyes Ferriz, abucheado el jueves pasado, quien dijo que urgen programas y acciones que permitan una respuesta contundente al problema de la inseguridad. 

El Presidente también escuchó al funcionario municipal decir que el más importante "ingrediente" para resolver el problema de la violencia en Ciudad Juárez es la participación ciudadana y lo escuchó hacer un llamado a que no haya simulación ni desviación de propósitos.

Escuchó al gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, decir algo que ya sabía el Presidente: que se instalaron mesas de trabajo para enriquecer la propuesta del gobierno federal para atajar la inseguridad y el deterioro social en el municipio fronterizo.

Propuesta que abarca desde operativos en centros nocturnos y atención psiquiátrica a la población hasta la construcción de una cancha de fútbol americano en honor a 15 jóvenes que ya no podrán jugar en ella porque fueron asesinados y sus verdugos siguen libres.

Apenas el martes pasado, el mandatario estatal había declarado en una conferencia de prensa que su gobierno ya sabía los nombres, apodos y hasta domicilios de los responsables de la matanza en Villas de Salvárcar, pero que no los detenía porque seguían las investigaciones. 

Y Calderón escuchó a Reyes Baeza agradecerle su presencia "solidaria y comprometida" en ese municipio de Chihuahua.

En el encuentro Calderón también escuchó a representantes de las mesas de Seguridad, Prevención y Promoción de la Salud, Salud Mental y Adicciones, entre otros. 

Mientras decenas de jóvenes se manifestaban afuera del hotel donde se llevó a cabo "Todos somos Juárez. Reconstruyamos la ciudad, un encuentro del que fueron excluidos.

Durante la protesta -según la agencia EFE- cuatro periodistas fueron golpeados por parte de los policías federales que fueron enviados a cuidar la seguridad del Presidente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Como el jueves pasado, Ciudad Juárez fue "segura". Autoridades locales -también según EFE- calcularon que había seis mil miembros de las fuerzas federales, entre militares y policías.

Con información de Notimex y EFE

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×