Los indígenas desplazados en Chiapas son un 'conflicto olvidado'

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrallo quiere que el gobierno mexicano reconozca el conflicto de los indígenas desplazados
Indigenas hace una peregrinacion en Chiapas
indigenas-chiapas  Indigenas hace una peregrinacion en Chiapas  (Foto: )
  • A+A-
Por: Verónica Díaz Favela
Autor: Verónica Díaz Favela | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

En la fecha en que el mundo conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, diversos organismos desconocen cuál es la situación de quienes fueron desplazados de su territorio al estallar el conflicto zapatista, en 1994.

Hace 16 años el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se levantó en armas en Chiapas, y a la distancia se desconoce cuál es la cifra de los  indígenas desplazados por el movimiento. “Es un tema olvidado”, dice el director de la oficina del Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD) en Chiapas, Óscar Torrens.

El PNUD calcula que todavía hay 6,000 familias desplazadas. Son gente que abandonó sus tierras y se mudó a otros municipios o estados del país por el conflicto armado. La cifra se obtuvo al cruzar datos de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y la Comisión para la Reconciliación de la Paz, entre otros, explica Torrens.

El oficial mayor del municipio de Ocosingo, Chiapas, Guillermo Montesinos Farrera, explica que los indígenas desplazados son mayoritariamente de la etnia tzeltal y que originalmente vivían en zonas rurales y selváticas de Ocosingo, Las Margaritas, Altamirano y parte de Chilón.

“Hubo muchos desplazados después del 94, hubo miles (…), hubo un desplazamiento por encima de 20,000 personas en su momento”, dice Montesinos, quien desconoce cuántos desplazados hay a la fecha.

El PNUD arrancó un proyecto en abril de este año que pretende lograr que los gobiernos de México y del estado de Chiapas reconozcan la existencia de los desplazados internos. También busca que les ayuden a regresar a las tierras de las que fueron expulsados, o bien, les dén acceso a agua, salud y proyectos productivos en donde ahora viven.

De acuerdo con el PNUD, los indígenas desplazados de las zonas rurales “ahora están en un medio semiurbano, viven en la periferia, ya han perdido el vínculo con el medio de vida campesino, son albañiles, limpian parabrisas o son chicleros”.

Sin dar cifras precisas, el oficial mayor de Ocosingo asegura que una parte de los desplazados se quedaron a vivir en la cabecera municipal. 

Otros que tenían tierras pequeñas pidieron permiso al EZLN para regresar a sus predios, explica el funcionario, quien dice desconocer cómo se dan las negociaciones. Finalmente, los que tenían tierras grandes con ganado “migraron al estado de Campeche y a otros lados”.

Por qué huyeron

El 1 de enero de 1994 el EZLN se levantó en armas, se enfrentó con el ejército y tomó algunas cabeceras municipales en Chiapas. Defendían el derecho de los pueblos indígenas a autogobernarse y denunciaba sus precarias condiciones de vida.

Los desplazados “eran gente que no estaba de acuerdo con el Movimiento (Zapatista) y que estaban muy arraigadas con el partido (Revolucionario Institucional)” que en ese momento gobernaba la mayor parte del estado, dice el oficial mayor de Ocosingo.

 “(Los zapatistas) no los agredieron físicamente pero sí los despojaron de sus tierras, que fueron ocupadas por gente simpatizante del EZLN”, continúa.

Otros indígenas fueron desplazados de forma violenta por paramilitares contratados por terratenientes que querían evitar presencia de zapatistas en sus tierras. Quemaron las casas y amenazaron de muerte a los indígenas que vivían cerca de sus terrenos, explica Óscar Torrens.

El oficial mayor de Ocosingo aclara que los casos que involucraron a paramilitares ocurrieron en el municipio de Chilón, en una zona llamada San Gerónimo Bachajón.

Desplazados, un fenómeno global

El desplazamiento de indígenas no es exclusivo de Chiapas sino un fenómeno global, dijo este miércoles la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pally, con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas que se celebra este 9 de agosto.

En todo el mundo hay alrededor de 350 millones de indígenas, según cifras de Naciones Unidas. En México hay son más de 10 millones, lo que representa el 10 % de la población total del país, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CNI).

Ahora ve