Por inseguridad, aumenta la migración en la frontera norte de Tamaulipas

100 familias del norte de Tamaulipas abandonaron sus hogares ante la creciente ola de inseguridad
Operativo y muerte de Tony Tormenta
Marina  Operativo y muerte de Tony Tormenta  (Foto: )
  • A+A-
Por:
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

En total son cerca de 300 personas provenientes de ciudad Mier, que migraron a la vecina localidad de Miguel Alemán en busca de refugio, alimento y atención médica. Ambos pueblos pertenecen a la denominada 'frontera chica', un área que comprende los municipios entre Nuevo Laredo y Reynosa.

Desde el fin de semana pasado, el municipio de Miguel Alemán abrió un albergue en el centro de la ciudad para recibir a los migrantes -en su mayoría de escasos recursos-, que abandonaron sus hogares a raíz de la creciente inseguridad tras el abatimiento de Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, capo del cártel del Golfo.

En entrevista para CNNMéxico, el alcalde de Miguel Alemán, Servando López, asegura que entre los migrantes se encuentran casi 80 alumnos de nivel básico que han suspendido sus actividades escolares por este éxodo inédito en la frontera del país.

“Ayer tuve una reunión con autoridades educativas de la región para ver lo de las escuelas (...) Vamos a apoyar con la infraestructura educativa que tenemos para prestar salones y que sean los propios maestros de ciudad Mier los que vengan a dar clases aquí”, dice.

El edil asegura que el fenómeno migratorio ha sido gradual, y que la localidad en un principio recibía migrantes con suficientes recursos para registrarse en hoteles, rentar casas o alojarse con familiares, pero que en esta ocasión los migrantes son de escasos recursos, entre los que se encuentra una anciana de 103 años.

“Aún y que estamos en una zona de conflicto, Miguel Alemán como quiera es un municipio en el que no han dejado de funcionar sus instituciones, no ha dejado de funcionar los diferentes sectores de la economía”, señala.

-¿Se intensificará la inseguridad en esta zona de Tamaulipas? ¿Aumentará la migración interna?, se le pregunta.

“No puedo hacer un pronóstico más allá de 48 horas”, contesta.

Además de las necesidades educativas que surgen por este éxodo, el municipio se vio en la necesidad de emprender un programa de empleo temporal para reinsertar a las familias en actividades productivas.

“Estamos trabajando en un esquema de empleo temporal (con el gobierno del estado) mientras que dure esta situación”, señala López.

La ayuda proviene no sólo de las autoridades locales y de la sociedad civil de Mier y Miguel Alemán, sino también del gobierno estadounidense. Esa región tiene una intensa dinámica económica principalmente con el Valle de Texas, una zona con un alto componente de latinoamericanos.

Por el momento, las autoridades han pedido el apoyo de asociaciones de la sociedad civil, particulares e instituciones médicas para cubrir la demanda en atención médica y alimentos.

El municipio de Miguel Alemán contempla la posibilidad de abrir un segundo albergue.

Ahora ve