Medios mexicanos bajan la cobertura de violencia por amenazas del crimen

Un reporte de una organización civil revela que algunos medios locales deciden no publicar notas sobre crimen por temor a la delincuencia
prensa-amenazas
prensa-amenazas  prensa-amenazas
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La delincuencia acalla a los periodistas de México, considerado el país más peligroso de América para ejercer el periodismo.

Un reporte de la Fundación MEPI, creada en la Ciudad de México para promover la libertad de prensa, indica que en algunos estados del país los medios locales sólo difunden entre 0% y 5% de la información sobre delitos y violencia, debido a la amenaza o a la cooptación de grupos criminales.

Los territorios más afectados por ese problema son aquellos donde operan el cártel de narcotraficantes del Golfo y el grupo delictivo de Los Zetas, como Nuevo León, Tamaulipas, Hidalgo y Veracruz, aunque la situación también ocurre en Jalisco, Michoacán y Sonora.

De acuerdo con un recuento estadístico de la Fundación MEPI, realizado durante los primeros seis meses de 2010, en todos esos estados —que representan 28.27% del territorio nacional— disminuyó la cobertura informativa sobre violencia, a pesar de que ésta aumentó.

“De Matamoros a Pachuca, de Ciudad Juárez a Sinaloa, la información que se publica sobre la guerra de la droga no suele depender del editor a cargo. Muchas veces, se define en un pacto —verbal o tácito— logrado a punta de pistola entre los medios de algunos estados y las organizaciones de narcotraficantes que dominan el área”, señala el reporte, para el que fueron entrevistados periodistas y ex funcionarios.

Alfredo Quijano, editor del diario El Norte de Ciudad Juárez, explica: “No sacamos 80% de la información. (…) Nuestras notas son más simples ahora; ya no damos seguimiento”.

Según la Fundación MEPI, las amenazas o los ofrecimientos para acallar a la prensa son algunas de las estrategias de los delincuentes para mantener el control de una localidad. Otras son dar donativos a sitios de reunión como iglesias o dejar mensajes en cartulinas y mantas.

Los testimonios recabados por el reporte sostienen que el fenómeno no es nuevo, sino que desde hace 30 años ya sucedía en ciudades como Matamoros, en el norteño estado de Tamaulipas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Añaden que hasta este año, cuando el cártel de Sinaloa secuestró en Durango a cuatro periodistas, se prestó atención nacional al problema. Una de las víctimas —que fueron rescatadas por autoridades federales— trabajaba para Televisa, la televisora más grande del país.

Con motivo de ese secuestro, alrededor de 2,000 periodistas marcharon en la Ciudad de México para exigir garantías de seguridad en el ejercicio de su profesión.

Ahora ve
Hay un nuevo ganador: Macron superó los largos apretones de manos de Trump
No te pierdas
×