La música sobre el crimen ya no sonará en bares y restaurantes de Sinaloa

Los bares y restaurantes tienen prohibido reproducir la música que evoque las hazañas de criminales, de lo contrario serán clausurados
foto
Antro 02  foto
Autor: Carlos Rosas | Otra fuente: CNNMéxico

Jefe de la Sierra, Pacas de a kilo, La camioneta gris, El Águila blanca, el Señor de la Montaña, Ajustes Inzunza son algunas de las canciones más populares en el norte de México interpretadas por grupos norteños del llamado Movimiento Alterado.

Sinaloa se sitúa junto con Durango, Chihuahua, Tamaulipas, Michoacán, Nuevo León, Coahuila y Jalisco, entre las entidades que escuchan más este tipo de música que, a decir de las autoridades del estado, hacen una apología del delito.

Por ello, el gobierno determinó cancelar las licencias y negar las revalidaciones a todos aquellos bares, restaurantes y centros nocturnos que exhiban este subgénero de la música norteña.

El acuerdo publicado en el órgano oficial de la administración, El Estado de Sinaloa establece que para revalidar una licencia, el establecimiento “no debe haber vendido, exhibido, expuesto y/o reproducido música, videos, imágenes y/o espectáculos artísticos tendientes a enaltecer criminales, conductas antisociales y/o actividades ilícitas”, durante el periodo comprendido desde la fecha en que se revalidó su licencia por ultima vez, hasta la fecha de la nueva solicitud.

El gobernador del estado, Mario López Valdez, afirmó que se trata de un reglamento que ya existía y el cual fue reformado para evitar que en esos lugares se reproduzca música que hace una apología del delito.

“Lo estamos reformando porque determinamos que íbamos a establecer como política que no le íbamos a autorizar las revalidaciones de las licencias a aquellos espacios donde hacían el fomento o una apología del delito”, argumentó el gobernador de Sinaloa, estado en el noroeste de México.

La medida se determinó luego de una balacera ocurrida en el estacionamiento de un centro nocturno en Mazatlán, en pleno Carnaval, que dejó como saldo la muerte del nieto de Cruz Lizárraga, fundador de la banda El Recodo, y cinco personas más. En este hecho resultó herido Gerardo Ortiz, cantante de corridos épicos de los narcotraficantes.

¿Censura o combate a la violencia?

"Sé que me busca el gobierno y que dicen tus padres que no te convengo...en mi hummer bindada me voy a Guadalajara, rézale a San Juditas para que no me pase nada" son algunas de las frases que se interpretan en este subgénero.

Adela, de 28 años, visita con frecuencia los centros nocturnos donde se escuchan los corridos, acompañada de sus amigas corea junto a los grupos norteños El Señor de la Montaña,y Ajustes Inzunza, entre otras piezas.

Aunque es apasionada de este subgénero de música norteña, está de acuerdo en que se prohíba su exhibición en los antros, bares y centros nocturnos porque todas las estrofas hablan de violencia.

“Creo que la medida está bien porque todos los corridos actuales hablan de violencia y especifican con lujo de detalle en las canciones hechos violentos, ya sean masacres, secuestros o cosas de drogas, pero no creo que se termine con esto la violencia pero sí podría ser una buena opción”, dijo a CNNMéxico.

El propietario de la discoteca Kusey (ubicada en el centro de la ciudad de Culiacán), está molesto por la decisión gubernamental, y manifiesta que esta medida los afectará por el tipo de género que ellos manejan.

“A nosotros nos afecta por el tipo de género que manejamos. Aparte nosotros vivimos en un estado y una ciudad donde se usa ese tipo de música y a la gente le gusta esa música”, lamenta el empresario, cuya identidad no es revelada por seguridad.

El empresario señaló que el gobierno de Sinaloa está coartando la libertad de expresión al prohibir la exhibición de los corridos que hacen referencia al narcotráfico, pues no es con este tipo de decisiones como se pondrá fin a la violencia.

“Hay gente que está haciendo cosas malas y no va a dejar de hacerlas porque escuchemos cumbia o música disco. Allí se afecta la libertad de expresión de cada persona porque cada quien escucha lo que le gusta”, dijo.

En lo que es considerado un acto de doble moral, el pasado 9 de mayo el estado anunció que Los Tigres del Norte (uno de los grupos norteños que internacionalmente han interpretado ese tipo de música) se sumarán a la tarea de promocionar a Sinaloa en el extranjero, destacado los valores de “tenacidad, trabajo, responsabilidad y nobleza” que distingue a los sinaloenses.

La cultura que encumbra a los delincuentes

El blog del secretario técnico de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, hace refrenca a la música contagiosa de este género musical, y analiza el mensaje detrás de ella.

"La cultura que promueven estas canciones encumbra a los más perversos ejemplares de la violencia delincuencial, capaces de masacres inhumanas como las ocurridas en San Fernando (donde se encontraron 72 migrantes asesinados).

"La violencia no sólo se genera a balazos, la incorporación de este tipo de canciones en lugares que han sido asolados por los criminales, representan un intento por imbuir al tejido social de patrones de valores inadmisibles para nuestro país", señala Poiré

Y aclara que no es un tema de censura ni de moral; es un asunto de legalidad y de poner un alto al crecimiento de la cultura de la indiferencia y de la violencia.

"No podemos permitir, como gobierno y sociedad, que los delincuentes invadan impunemente también las esferas culturales para normalizar sus crímenes, debilitar nuestros esquemas de valores y obstaculizar la construcción de una cultura de la legalidad que tanta falta nos hace para alcanzar la auténtica seguridad", dijo.

Ahora ve
No te pierdas