'La pobreza' enreda, de nuevo, las frases del secretario de Hacienda

Ernesto Cordero dijo que México no era pobre y después rectificó. Lo mismo ocurrió cuando explicó cómo familias viven con 6,000 pesos
Ernesto Cordero
Ernesto Cordero  Ernesto Cordero  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

México no ha dejado de ser un país pobre, pero se prepara para ello, corrigió el secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, un día después de que afirmó que el país dejó de ser pobre.

De gira por Guaymas, Sonora, el aspirante a la candidatura del PAN por la presidencia de México retomó el miércoles su discurso de pobreza en el país y los resultados de las políticas públicas del gobierno federal para combatirla.

"Hace mucho que México dejó de ser un país pobre, México es un país de renta media con un problema de pobreza muy serio, tenemos un problema de pobreza muy importante que tenemos que enfrentar, que estamos enfrentando, que estamos resolviendo, pero en este momento México ya es un país de renta media que tiende a consolidar clases medias como hacía tiempo no lo lográbamos, y si logramos hacer lo que tenemos que hacer en los próximos años", dijo el martes ante empresarios en San Luis Potosí.

Al secretario le llovieron críticas, sobre todo a través de las redes sociales. Y en su discurso del 1 de junio, en Guaymas, modificó sus dichos.

Hizo hincapié en que conoce el problema de pobreza muy serio que vive México, pero insistió en que se atiende correctamente y que eso permitirá la recuperación económica de las familias que "están en condiciones de pobreza, puedan pasar a ser de clase media".

Según las últimas cifras del Banco Mundial, en México hay 54.8 millones de mexicanos que viven en condiciones de pobreza, lo que representa el 48% de la población, tomando como base el censo poblacional de 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En febrero pasado, Cordero había declarado que con 6,000 pesos mensuales —aproximadamente 480 dólares— cualquier familia mexicana podía pagar el crédito de una vivienda propia, el de un automóvil y enviar a sus hijos a colegios privados.

Un día después también hizo algunas precisiones y explicó que él había dicho que muchas familias luchan por pagar un coche, una hipoteca y colegiaturas, y que el gobierno federal estaba obligado a apoyarlas mejorando la economía.

Las aspiraciones presidenciales

El 26 de mayo pasado, Ernesto Cordero reconoció sus intenciones de llegar a la casa presidencial de la residencia oficial de Los Pinos tras los comicios de 2012.

El secretario de Hacienda 'se destapó' después de 134 panistas con cargos públicos o de larga trayectoria hicieron público que lo apoyaban para convertirse en el candidato presidencial del oficialista Partido Acción Nacional (PAN).

Al respecto, Cordero dijo que seguirá como secretario de Hacienda hasta que los tiempos así lo indiquen y su partido lo establezca.

El PAN se prepara para elegir en noviembre al próximo aspirante panista a la presidencia. Además de Cordero, otro seis panistas hablan abiertamente de su deseo por ser el candidato de su partido a la presidencia de México: el secretario de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio; el de Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano; el de Desarrollo Social; Heriberto Félix; la jefa de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota; el senador Santiago Creel; y el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez.

"Yo tengo aspiraciones pero hay que esperar a que los tiempos legales lo establezcan y en ese momento tomar mi decisión", dijo Cordero en Guaymas.

Ahora ve