Migrante de la Caravana Paso a Paso por la Paz es asesinado en el Edomex

Acusado de robo, Julio Cardona fue detenido por la Policía municipal, pero testigos dicen que lo entregaron a "maleantes" por 400 epsos
  • A+A-
Autor: Prometeo Lucero | Otra fuente: CNNMéxico

Julio Fernando Cardona Agustín, un migrante guatemalteco de 19 años que se dirigía a Estados Unidos, fue hallado muerto cerca de las vías del tren, en Tultitlán, Estado de México.

De acuerdo con un testigo, este lunes por la madrugada policías municipales detuvieron a Cardona y lo subieron en una patrulla, después de que tres personas lo señalaran como responsable de un robo. 

Horas después, el guatemalteco habría sido "entregado" por los policías a "maleantes", a cambio de 400 pesos. Según el testimonio, lo apedrearon hasta la muerte y dejaron su cuerpo en las vías del tren.

El pasado 2 de agosto, Cardona llegó a la comunidad de Lechería, Tultitlán, con la Caravana Paso a Paso por la Paz encabezada por el padre Alejandro Solalinde; tenía un permiso por parte del Instituto Nacional de Migración para transitar por el país.

Lo conocían como El Guatemala. "Aquí ninguno nos conocemos por el nombre, sólo por el país. Él venía en la Caravana. Llegamos el martes pasado en la madrugada. Era un muchacho tranquilo, no se metía con nadie. ¿Para qué iba a robar, si le acababan de mandar dinero? Y no le encontraron nada", comentó un migrante que lo conocía.

Entrevistado via telefónica, Solalinde describió al joven como un indígena mam de San Marcos, Guatemala. Hablaba poco español, "muy pacífico".

El defensor de derechos humanos dijo que lo vio en el mitin de la Caravana Paso a Paso por la Paz en el Zócalo de la Ciudad de México, y en la visita al Senado de la República, antes de partir hacia Lechería. 

"'El Guatemala' está muerto"

Algunos migrantes relataron lo sucedido.

"Como a las 6, 7 que nos levantamos nomás apareció el sol, la bulla de que había un muerto, pero nunca nos imaginamos que era él. La policía se lo había llevado para la detención", dijo uno de los participantes de la Caravana.

Horas después vino el desconcierto. "Uno de nuestros compañeros se va a ver y nos dice: es El Guatemala. Pero cómo, si él se fue con la patrulla".

Sus compañeros pegaron fotografías de él cuando estaba vivo y otras de su rostro destrozado en la morgue.

Realizaron una vigilia silenciosa que partió desde el refugio de migrantes San Juan Diego, ubicado en Lechería, Estado de México, hacia el lugar donde fue hallado su cuerpo. Ahí colocaron una cruz, velas y pétalos de rosas. 

Entre los rastrojos y el cordón policial, entonaban en coro "luché como soldado" mientras enterraban la cruz en una cubeta que rellenaron con piedras.

Los patrullajes de la policía municipal dibujaban un ambiente tenso, por lo que los migrantes caminaron en un grupo compacto bajo la escasa luz de los postes.

En silencio se acercaron a las vías del tren al caer la noche. Algunos tomaron la palabra para recordar que apenas se habían tomado fotos con él y los detalles de sus últimos momentos de convivencia.

"¿Pero qué les iba a asaltar si andaban más 'tlacuache' (pobre) que nosotros?" se cuestionó otro migrante. Los dos testigos prefieren guardar el anonimato.

El acusador "hablaba incoherencias, que le había robado 6 mil (pesos), siete celulares y una cadena". Pero el propio denunciante reconoció que no le encontraron nada a Julio Cardona.

Rupudio al asesinato

Irineo Mujica Azrate, quien coordinó la caravana Paso a Paso por la Paz, estuvo al tanto y observó diversas anomalías, como el hecho de que la policía no avisó al albergue sobre lo sucedido, aunque estaba cerca del lugar. 

Además, la policía reportó que el joven había caído del tren, aunque Lechería es un punto donde nadie sube, pues es zona de descenso.

"Sabemos que cuando caes del tren te destrozas las piernas, se raspan los pies o los zapatos se golpean. Sin embargo, él tiene todo intacto, solo los golpes en rostro y cráneo fueron lo que lo mataron", explicó Mujica.

Fotografías tomadas en el servicio forense muestran varias lesiones en la nariz, los labios y las comisuras de los ojos, así como diversos hematomas. Junto al cuerpo, una playera naranja, un pantalón beige con un cinturón blanco y zapatos negros.

El Gobierno de Guatemala expresó en un comunicado su "repudio" por el hecho.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores expresa su total repudio por el asesinato del guatemalteco Julio Fernando Cardona Agustín, de 19 años de edad, originario del Departamento de San Marcos, quien fue asesinado el 8 de agosto de 2011 en el municipio de Tultitlán, Estado de México, México", dijo.

"Se encontraba en dicho país acompañando a la Caravana Paso a Paso por La Paz a favor de la comunidad migrante en México y habría sido víctima, según información proporcionada por testigos, de un suceso en el que se encontrarían implicadas autoridades policiales del referido municipio".

Via telefónica, el Consulado de Guatemala confirmó a CNNMéxico que ya fue realizado el reconocimiento del cadáver y se ha iniciado el trámite para su repatriación.

Las autoridades municipales y estatales no han realizado algún pronunciamiento al respecto.

Ahora ve