Activistas de derechos humanos son detenidos por militares por unas horas

Previamente se había reportado que el fraile Tomás González y el integrante de Amnistía Internacional, Rubén Figueroa, estaban desaparecidos
fraile Tomás González Castillo, en una caminata en chiapas
fraile-chiapas  fraile Tomás González Castillo, en una caminata en chiapas
| Otra fuente: CNNMéxico

El fraile Tomás González Castillo, activista de derechos humanos de migrantes en Chiapas, y Rubén Figueroa, integrante de Amnistía Internacional (AI)  fueron detenidos por militares en Tabasco, luego de que asistieron a un mitin organizado por la Caravana por la Paz en Veracruz, informó este domingo en conferencia de prensa Javier Sicilia, activista y fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

"La detención de fray Tomás, defensor de los derechos humanos que estuvo con nosotros en el templete antes de que yo hablara, que ya ha tenido amenazas él, fue detenido por militares", dijo Sicilia.

"Y la versión que manejaron, que hubo golpes, que dieron de bofetones a unos de sus acompañantes, a un defensor de derechos humanos y después el Ejército maneja que venía en estado de ebriedad y cosas que no son. Venía con acompañantes defensores de los derechos humanos y se iba a Tenosique, su lugar de origen, después de haber estado con nosotros".

Amnistía Internacional explicó que se encontraban en un automóvil afuera de la Universidad Mesoamericana en Tabasco cuando llegó un grupo de militares, quienes pidieron a los activistas sus identificaciones; no está claro bajo qué sospecha los interrogaron.

Luego, los miembros del Ejército llamaron a la Policía Estatal, quienes junto a los militares formaron un cerco de vehículos alrededor de los activistas, hasta pasadas las 9:00 horas (local).

Posteriormente llegaron representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y los militares y policías comenzaron a retirarse.

Previamente, la agencia Notimex había reportado —citando información de Amnistía Internacional— que los activistas habían desaparecido.

No obstante, el organismo aclaró que tuvo conocimiento del paradero de González y Figueroa todo el tiempo.

"Con relación a la alerta que reenviamos hace algunas horas sobre la retención de los defensores Fray Tomas González y Rubén Figueroa, nuestros colegas de la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana nos confirman que se han ya retirado los vehículos que impedían su libre circulación", precisó Amnistía Internacional en un comunicado.

La detención fue dada a conocer por la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana, organismo al que pertenece González Castillo.

El pasado 9 de septiembre, González recibió una llamada telefónica de un hombre que decía hablar desde una prisión local y quien se identificó como un familiar de un empleado del Instituto Nacional de Migración (INM), según un reporte publicado en la página de internet de AI. El hombre advirtió al fraile que una denuncia presentada recientemente por el Centro de Derechos Humanos del Usumacinta (CNDHU) le traería consecuencias.

El CNDHU, fundado por el sacerdote, inició una campaña para exigir justicia para los migrantes secuestrados en la región y ha presentado denuncias contra agentes del INM por abusos contra los derechos humanos de los migrantes, según información publicada en la página de internet de AI.

Cada año, aproximadamente 150,000 migrantes ingresan a territorio mexicano con la intención de cruzar el país y llegar a Estados Unidos, según cifras de la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

La Comisión Nacional de Derechos humanos calculó que durante 2010 al menos 11,333 migrantes habían sido privados de su libertad. Las víctimas son principalmente hondureños, salvadoreños y guatemaltecos.

El INM sancionó o separó de sus cargos a 450 de sus empleados durante el año pasado por delitos contra migrantes.

Ahora ve
No te pierdas