Figuras de los tres principales partidos apoyan una coalición para 2012

Personalidades y políticos de los principales partidos plantean una reforma para formar gobiernos de coalición en México en 2012
diputados guardan un minuto de silencio
camara-diputados  diputados guardan un minuto de silencio  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Un grupo de 46 personas, entre escritores, investigadores, legisladores, gobernadores y figuras de los tres principales partidos políticos, firmaron un desplegado en el que piden aprobar una reforma que permita conformar gobiernos de coalición en México de cara a las elecciones de 2012.

Según los firmantes del desplegado, que aparece impreso en varios diarios de circulación nacional este lunes, la motivación principal de dicha reforma es “consolidar la democracia constitucional en México para dar respuestas a las exigencias de justicia, equidad, desarrollo y seguridad”.

“Si ningún partido dispone de mayoría en la Presidencia y en el Congreso, se requiere una coalición de gobierno basada en un acuerdo programático explícito, responsable y controlable, cuya ejecución sea compartida por quienes lo suscriban”, señalaron.

Según los firmantes, aunque existe pluralidad en el Congreso, no lo es así en el Ejecutivo. “Para consolidar la democracia constitucional es necesario que el Congreso y el gobierno funcionen de manera armoniosa” al margen de las diferencias ideológicas, afirmaron.

Entre los firmantes, se encuentran los politólogos Sergio Aguayo, Jorge Alcocer, Agustín Basave, Ricardo Becerra, María Amparo Casar, Rolando Cordera, Lorenzo Córdova, José Antonio Crespo, Denise Dresser, Federico Reyes Heroles y José Woldenberg; los académicos Miguel Carbonell y Daniel Barceló, el exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, y los escritores Carlos Fuentes y Jorge Volpi.

También apoyan el documento políticos de los tres principales partidos, como José González Morfín, Javier Corral, Francisco Paoli, Santiago Creel, Diódoro Carrasco y Ernesto Ruffo Appel, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN).

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), de centro izquierda, y favorito para ganar las elecciones presidenciales el próximo año, firman los senadores Manlio Fabio Beltrones, precandidato presidencial; Francisco Labastida y Pedro Joaquín Coldwell.

El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) está representado por el alcalde de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard; el expresidente del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas; el exgobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas; el senador Carlos Navarrete, Manuel Camacho Solís, Arturo Núñez, y Armando Ríos Píter.

Dos gobernadores que alcanzaron el poder mediante alianzas, el de Oaxaca, Gabino Cué; y de Sinaloa, Mario López Valdez, también apoyan la iniciativa. 

Las diferencias entre los partidos han impedido la aprobación en el Congreso de diversas reformas presentadas por el Ejecutivo, como la política, la laboral, la de seguridad, e inclusive el nombramiento de nuevos consejeros del árbitro electoral, el Instituto Federal Electoral (IFE). Propuestas del presidente Felipe Calderón, como la reelección legislativa, parte de la reforma política, han sido desechadas por la oposición en la Cámara, que cuenta con la mayoría de los priistas. 

Desde 1997, cuando el PRI perdió la mayoría absoluta que ostentó por 68 años, en el Congreso, los partidos tienen que negociar para aprobar leyes.

Al expresidente Vicente Fox, del PAN, le resultó imposible que el Congreso aprobara una reforma fiscal integral en 2003, que no pasó a una votación en el pleno, tras ser rechazada por la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Los partidos políticos mexicanos pueden presentarse en coalición a las elecciones, sin importar sus ideologías. Sin embargo, el partido que gana es quien forma el gobierno y no está obligado a incluir a miembros de los partidos con quienes se presentó en coalición.

En 1995, el presidente priista Ernesto Zedillo incluyó a un prominente panista en su gobierno, Antonio Lozano Gracia, que fue nombrado procurador general de la República. Se trataba de la primera vez que un gobierno otorgaba un cargo a un miembro de la oposición.

En los gabinetes panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón sólo se han incluido dos priistas en ambos casos: Francisco Gil, secretario de Hacienda, durante el primero; y Luis Téllez, secretario de Comunicaciones, durante el segundo.

Estos nombramientos no han impedido la confrontación en el Congreso entre las diversas fuerzas políticas a la hora de discutir las iniciativas presentadas por el Ejecutivo.

Ahora ve