¿Por qué los mexicanos en el extranjero no se inscribieron para votar?

Al cumplirse el plazo para inscribirse, las solicitudes no representan ni el 1% de los mexicanos que radican en otro país
voto extranjero IFE Archivo campaña 2006
voto extranjero IFE Archivo campaña 2006  voto extranjero IFE Archivo campaña 2006  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Después de 24 años de haber dejado México para establecerse con su esposa y sus tres hijos en Los Ángeles, California, Miguel García volverá a ser solo un espectador en el proceso para elegir a otro presidente mexicano.

Pese a estar afiliado a un partido político desde que cumplió la mayoría de edad y estar convencido de que el voto es una manera de que "México tenga hermanos no solo en lo fraternal, sino en lo político", rechazó inscribirse al proceso para votar desde el extranjero porque considera que las condiciones no le favorecen.

"Es de mi interés, hice el intento de registrarme pero no me fue bien. No hay apoyo, no hay atención personal. Tenemos que buscar representatividad oficial en el Congreso para promover que se nos reconozca, que haya apoyos de verdad de todo tipo y entonces sí podamos responder con valor cívico", dijo en entrevista telefónica.

García, de 55 años, cree que votar debe ser solo "un requisito más" de una serie de derechos y apoyos políticos y sociales de la comunidad del extranjero.

La Coalición por los Derechos Políticos de los Mexicanos en el Extranjero (CDPME) de Chicago, coincide en que el voto debe implicar una extensión de los derechos políticos, pues además de ser el "vínculo básico" de la pertenencia política de emigrantes con su país, el proceso debe complementarse con que, por ley, los emigrantes estén representados en el Congreso de la Unión.

Menos del 1% de los mexicanos que residen en el extranjero se inscribió para votar en los próximos comicios federales del 1 de julio pese a la campaña mediática que llevó a cabo el Instituto Federal Electoral (IFE) en consulados, representaciones diplomáticas y medios de comunicación.

El IFE registró un total de 61,687 mexicanos que completaron el proceso para votar desde el exterior. Lo que representa el 0.52% de los connacionales en el extranjero, según la última cifra del Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME), que es de 11 millones 649,991.

Los consejeros del instituto admiten que es muy bajo el porcentaje de mexicanos en el exterior que buscan votar, aunque argumentan que se desconoce cuántos de ellos están en edad de ejercer su derecho y tienen credencial, y que muchos de ellos ni siquiera tienen una situación migratoria legal.

Sin embargo, destacaron que en comparación con los registros de 2006, hubo un aumento de 8% en las peticiones.

Los integrantes del IFE reconocen que al actual modelo para el voto desde el exterior —basado en el sufragio postal— es "restrictivo", por lo que debe llevarse a cabo una reforma constitucional que permita diseñar otras alternativas, como que los ciudadanos puedan votar presencialmente en los países donde viven o el voto a través de internet.

Un integrante de la organización civil Mexicanos Unidos en Norteamérica, con 27,000 integrantes, dijo en entrevista y bajo condición del anonimato, que los programas del voto en el extranjero, al menos en esa región del mundo, no funcionarán hasta que "la soberanía se amplíe y contemple más allá de las fronteras (…) nosotros proponemos, queremos que la soberanía nos incluya".

Sin credencial para votar

La primera vez que los mexicanos en el extranjero pudieron votar fue en los comicios presidenciales de 2006, cuando se registraron 57,749 solicitudes.

De éstas, solo 32,632 se hicieron efectivas en votos, según datos del IFE.

El Pew Hispanic Center, un centro de estudios de Estados Unidos, señala que los votantes son mexicanos entre 26 y 45 años de edad de reciente llegada al país de residencia.

En 2006, el 67% de los mexicanos en Norteamérica no tenía credencial para votar y poder hacer el registro, según datos del Pew Hispanic Center.

Axel Arvizu, de 29 años, reside en Toronto, Canadá, desde que tenía 14 años y asegura que desde entonces, no ha podido concluir el trámite en México para tener una credencial de elector y en ninguna representación diplomática del extranjero puede obtenerla.

"No voy a votar no por falta de interés, si no porque no hay canales para personas como yo (sin credencial para votar) para participar. No estuve en México en cuanto cumplí 18 años y pese a mis intentos por tramitarla o explicar mi situación, no he podido concretarlo", dijo en entrevista telefónica.

Entre los lineamientos para concretar el registro ante el IFE para votar vía postal estaban una copia de su credencial vigente y una solicitud disponible en la página web de la institución.

La Coalición por los Derechos Políticos de los Mexicanos en el Extranjero coincide en que la tramitación de las credenciales para votar es un obstáculo para concretar el voto de los emigrantes y exigen que éstas puedan ser expedidas en las Embajadas y Consulados de México para que tengan un documento que los identifique como ciudadanos de su país.

Según el Pew Hispanic Center, solo el 31% de los mexicanos en Norteamérica tiene credenciales válidas para votar, que podría traducirse en tres millones de potenciales votantes.

De las peticiones que recibió el IFE para votar desde el extranjero hasta el 15 de febrero —la fecha límite—, el 77% proviene de Estados Unidos, el 4.7% de Canadá, el 3.9% de España y el resto de otras 110 naciones.

Ahora ve