Gabriel Quadri, el candidato ambientalista que "se manda solo"

El candidato de Nueva Alianza considera que su ventaja frente a sus rivales es que no es un político de "palabras huecas y lugares comunes"
gabriel quadri en foro cnn
gabriel quadri en foro cnn  gabriel quadri en foro cnn  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Melva Navarro | Otra fuente: CNNMéxico

Ha dicho “sí” a las bodas gay, está abierto a la legalización de la marihuana para combatir la violencia, y ha propuesto la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El candidato presidencial nominado por el Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, se autodefine como "liberal y ambientalista", es el último lugar en todas las encuestas de preferencia, y aunque el partido que lo abandera ha sido cuestionado de favorecer intereses políticos, él asegura que “se manda solo”.

Quadri ha hecho una campaña enfocada en visitar zonas urbanas, la mayoría en el centro del país. No tiene eventos masivos, pero en las redes sociales ha alcanzado notoriedad por su personalidad y el tipo de propuestas que realiza, siendo calificado como el candidato de los hipsters, y de los “diferentes”.

"Por un México hipster, marihuano, liberal y con lentes y bigote... Quadri presidente", es una frase que popularizaron sus seguidores en internet, quienes también llamaron la atención por crear el Quadribaile, un video donde sus simpatizantes con lentes y bigotes de utilería, bailan a ritmo tribal.

El candidato que compite por primera vez por un cargo público no está a favor del derecho a decidir de las mujeres para interrumpir su embarazo, pero tampoco de que se les encarcele por practicarlo. "Debe haber una política de prevención del aborto, hay que evitarlo en todo lo posible, pero cuando ocurra no se le debe criminalizar”, dijo a su salida de una reunión con obispos mexicanos en el Estado de México, en donde mostró su apoyo a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Considera que su ventaja como candidato es no ser político, como aquellos “de palabras huecas y lugares comunes”. Tiene una carrera como reconocido ambientalista, es ingeniero civil y  fue asesor del Instituto Nacional de Ecología durante la administración del expresidente Ernesto Zedillo. También ha trabajado en el Centro de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable y en el Colegio de México (Colmex).

“Yo no recibo instrucciones de nadie”

Gabriel Quadri fue nombrado candidato presidencial de Nueva Alianza el 15 de febrero pasado, luego de que esa fuerza política decidió no ir en coalición con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista de México (PVEM) para apoyar a Enrique Peña Nieto.

Por su trayectoria, su plataforma electoral se ha enfocado en los asuntos ambientales, pero por el origen de su partido, también ha tocado en repetidas ocasiones el tema de la educación.

El Panal surgió del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la mayoría de sus militantes son maestros.

Quadri ha dicho que de llegar a la presidencia mejorará la calidad de la enseñanza en las normales (escuelas de maestros), dará incentivos económicos a los profesores que hagan un buen trabajo y apoyará la realización de exámenes de conocimientos (evaluación universal) tanto a los profesores en servicio como a los funcionarios que trabajan en esta rama, incluyendo al secretario de Educación.

El vínculo con los maestros del SNTE y con su líder sindical, Elba Esther Gordillo, es un tema por el que se le cuestiona y critica en casi todos sus eventos. El candidato ha repetido varias veces que no tiene ninguna relación con la profesora y que solo la ha visto en una ocasión.

“Yo no soy siervo de nadie, ni recibo instrucciones de nadie. Yo me mando solo… Siempre lo he hecho”, escribió en su cuenta de Twitter para defenderse de las críticas.

Una campaña de “bajo perfil”

Para iniciar su campaña electoral -el 30 de marzo-, se presentó ante un pequeño grupo de militantes buceando en un arrecife veracruzano -al sureste del país-, donde prometió que, de ganar la presidencia, protegerá los mares mexicanos.

Ahí también lanzó otra de sus banderas de campaña: privatizar Petróleos Mexicanos (Pemex), la paraestatal que explota los hidrocarburos en México. “Hay que emular las cosas buenas que han hecho países como Brasil o Noruega: tener empresas que están bajo el control del Estado, pero que colocan su capital y acciones en la Bolsa de Valores”, aseguró.

Posteriormente visitó la Selva Lacandona, en Chiapas, y la zona lacustre de Xochimilco, en la Ciudad de México, para prometer que será su prioridad rescatarlas.

El aspirante de Nueva Alianza ha llevado a cabo una campaña de “bajo perfil”, sin eventos masivos y haciendo la mayoría de sus actividades en la Ciudad de México.

En dos ocasiones ha hecho campaña en el transporte público capitalino, la primera en un recorrido en el Metro y la segunda en Metrobús, en ambas ocasiones ha dicho que usa estos transportes de forma cotidiana y propuso mejorarlos.

También propuso crear una Secretaría de Ciudades y de Vivienda que indique al gobierno federal dónde y cómo debe de construir casas, edificios e infraestructura. “El desarrollo urbano es absolutamente caótico, y eso es debido a las políticas de vivienda que se han seguido, políticas que han provocado expansión horizontal, caótica y desordenada”, dijo durante un recorrido en el Monumento a la Revolución.

En materia de salud ha propuesto mejorar la calidad en los servicios y eventualmente fusionar el ISSSTE y el IMSS para crear un solo sistema de salud.

Ha dicho en varias ocasiones que gane o no la presidencia tomará vacaciones después del 1 de julio. “¿O no le darían vacaciones al presidente electo después de meses de actividad febril?”, aseguró en un evento ante un salón semivacío en su participación en el Foro Económico Mundial (WEF) en Puerto Vallarta.

Te invitamos a seguir la cobertura de los Foros CNN en vivo por CNN en Español y CNNMéxico.com. En redes sociales a través de Facebook Twitter con el hashtag #ForoCNN.

Ahora ve