El PRI gobierna los estados más violentos y también los más seguros

Las entidades del noroeste, las más inseguras del país, y las del centro y sur con los menores indices delictivos son gobernadas por el PRI
foro cnn epn
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Enrique Peña Nieto dijo que la violencia en los estados no está relacionada con el partido en turno, sino con su ubicación geográfica, ante las críticas en contra de los gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI). 

"No tiene que ver con quién nos gobierna, sino a su situación geográfica. La política (de seguridad) debe ser del todo el Estado (…) El tema exige colaboración entre los tres niveles de gobierno”, dijo el candidato presidencial durante su participación en el Foro CNN.

Según cifras del gobierno federal, los estados donde se han registrado más hechos violentos en lo que va del gobierno de Felipe Calderón —del 2006 a la fecha— son Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Durango, Veracruz y San Luis Potosí, todos gobernados por el PRI.

En marzo pasado, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, anunció que la administración federal entregaría 4,400 millones de pesos a esas ocho entidades para la implementación de mejoras en seguridad y en el sistema de justicia.

En noviembre de 2010, el gobierno mexicano lanzó la Operación Coordinada Noreste para combatir a la delincuencia en Nuevo León y Tamaulipas. En ese mes, las autoridades aumentaron la presencia de soldados, marinos y policía en ambas entidades.

En lo que va del sexenio de Calderón, unas 47,515 personas han muerto a causa de enfrentamientos por rivalidad delincuencial, de acuerdo con cifras del gobierno federal.

Peña Nieto señaló que las entidades del norte de México son más inseguras porque comparten frontera con Estados Unidos.

Por ejemplo Ciudad Juárez, en Chihuahua, ha sido calificada por EU como la más peligrosa “del mundo entero”; en el 2010, la urbe registró más de 3,100 asesinatos derivados de la delincuencia.

En el 2008, el gobierno federal reforzó la seguridad en Juárez con el envío de 7,000 militares; dos años después, el Ejército cedió esa tarea a la Policía Federal, que a finales del 2010 delegó la tarea a los agentes estatales y municipales.

En febrero pasado, Estados Unidos emitió una alerta de viaje a sus ciudadanos para que evitaran viajar a los estados de Zacatecas, San Luis Potosí, Nayarit, Michoacán y Nuevo León, todos bajo gobiernos priistas.

Monterrey, capital de Nuevo León, y los municipios de la zona metropolitana Apodaca y Guadalupe, registraron la mitad de los 1,113 fallecimientos vinculados con la rivalidad delincuencial en la entidad entre 2010 y 2011, según la Procuraduría General de la República (PGR).

Uno de los actos más violentos en la entidad fue el ataque al casino Royale por parte de un grupo armado que irrumpió en el lugar y lo incendió, causando la muerte de 52 personas en la capital neoleonesa.

Durante el 2010, Michoacán registró 520 muertes relacionadas con la rivalidad delincuencial, según las cifras del gobierno federal. Pero tan solo en los primeros nueve meses del 2011 superó esa cifra, con 544.

En febrero de 2011, Estados Unidos emitió una alerta para que sus ciudadanos no viajaran a San Luis Potosí, luego de que dos agentes de la Oficina de Aduanas y Migración sufrieran un atentado mientras viajaban por carretera en el estado, causando la muerte de uno de ellos.

El gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, pidió en mayo del año pasado mayor presencia de la Policía Federal para cuidar las carreteras del estado, luego de que se registrara un aumento en el robo a camiones de pasajeros. 

Peña Nieto señaló que quienes acusan a los gobiernos del PRI de la inseguridad en los estados omiten decir que las entidades más seguras también tienen a gobernadores de este partido.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los cinco estados que registran la menor incidencia delictiva del fuero federal y común son Campeche, Tlaxcala, Colima, Nayarit y Querétaro, todos gobernados por el PRI.

Tlaxcala, cuyo gobierno fue recuperado por el PRI en el 2010, tras 12 años de gobiernos del PRD y del PAN, registró nueve denuncias por delitos contra la salud durante 2011, mientras que Baja California registró 9,097 en el mismo periodo.

En el 2010, Querétaro tuvo el menor número de denuncias de privación ilegal de la libertad, con solo nueve reportes de secuestro. Esta entidad ocupa el segundo lugar con el menor número de delitos contra la salud, con 124 durante el año pasado, sólo por debajo de Tlaxcala.

Con 7,600 denuncias en el 2010, Colima es el tercer estado con menores índices de delincuencia en México.

Aunque no está ubicado dentro de los 10 estados con menor incidencia en delitos contra la salud, esta entidad ocupa el lugar número 17, con 588 denuncias durante el 2010, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Campeche y Nayarit registraron menos de 300 denuncias por delitos contra la salud en 2010 y 2011. 

El abanderado priista aseguró que el Estado está obligado a darle condiciones de seguridad a toda la población. “No es un tema exclusivo de algún partido político en el gobierno. Es una tarea irrenunciable del Estado mexicano”.

Ahora ve
No te pierdas