Los padres de Cassez pedirán la ayuda del nuevo presidente de Francia

Charlotte y Bernard Cassez dijeron que el mandatario les mostró su apoyo cuando aún era candidato a la presidencia
padres de florence cassez
florence-cassez-papas  padres de florence cassez  (Foto: )
  • A+A-
(AFP) -

Los padres de Florence Cassez, la ciudadana francesa condenada a 60 años de prisión en México por secuestro, pedirán al nuevo presidente de Francia, Francois Hollande, que apoye su causa y presione al gobierno mexicano para lograr su excarcelación.

Cuando aún era candidato a la presidencia, Hollande manifestó su apoyo a los padres de Cassez, Charlotte y Bernard Cassez, quienes ofrecieron una rueda de prensa este lunes en la Ciudad de México con motivo de la presentación de la segunda edición del libro A la sombra de mi vida, donde Florence narra su versión del caso.

Hollande asumió el poder el 15 de mayo, su antecesor es Nicolas Sarkozy, quien presionó al gobierno mexicano para que trasladara a Florence y cumpliera su pena en territorio francés.

La presión provocó un conflicto diplomático entre ambas naciones. México suspendió su participación en las celebraciones del Año de México en Francia, después de que Sarkozy dedicara esa celebración cultural a Cassez y estipulara que en cada acto se mencionaría el asunto de la condenada.

"Hay bases para otorgar la libertad de mi hija", apuntó Bernard Cassez, padre de Florence, quien insistió en que las autoridades mexicanas cometieron "una serie de irregularidades en el proceso judicial" en el caso de la joven.

Recordó el montaje realizado por las autoridades mexicanas un día después del arresto de Florence, en el que se simulaba que estaba siendo detenida en ese momento para que la televisión mexicana pudiera transmitirlo.

Cassez fue detenida el 8 de diciembre del 2005 por policías mexicanos junto con su novio y supuesto líder de la banda de secuestradores Los Zodiaco, Israel Vallarta, en el central estado de Morelos. Más tarde fue sentenciada a 60 años de cárcel por secuestro y otros delitos.

La Suprema Corte de Justicia mexicana rechazó anular la sentencia en marzo pasado, pero estableció que hubo violaciones graves en el proceso judicial, por lo que el caso volverá a ser examinado en el alto tribunal.

Florence, quien cumple su condena en una prisión ubicada en el sur de la capital mexicana, está "muy estresada, indignada y desesperada", dijo su madre, quien responsabilizó al gobierno mexicano de la salud de su hija.

El matrimonio Cassez dijo que existe una red de solidaridad internacional para pedir la liberación "inmediata" de su hija, mientras que abogado de la francesa, Agustín Acosta, resaltó la importancia de obtener el respaldo del nuevo gobierno galo.

Ahora ve