Minera canadiense cede concesiones en el territorio protegido de Wirikuta

La compañía First Magestic Silver cedió al gobierno permisos para explotar un territorio sagrado para el pueblo indígena wixárika
wirikuta
wirikuta  wirikuta  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La empresa minera canadiense First Magestic Silver cedió al gobierno de México las concesiones que le permitían explotar un sitio que es a la vez un área natural protegida y emblemático para el pueblo indígena wixárika o huichol, en San Luis Potosí, informó este jueves el secretario de Economía, Bruno Ferrari.

La minera tenía 35 permisos otorgados entre 1983 y el 2009 para explotar la reserva estatal de paisaje cultural de Wirikuta, de las cuales 22 eran para explotar el área natural protegida de Wirikuta, detalló el funcionario, según un reporte de la agencia Notimex.

El gobierno ha otorgado 72 concesiones mineras en esa zona, pero ninguna está en marcha, de acuerdo con el secretario.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la destrucción de esta región implicaría la extinción del pueblo wixárika como tal.

Wirikuta abarca una extensión de 140,000 hectáreas, de acuerdo con información del Frente en Defensa de Wirikuta, organización formada por integrantes del pueblo wixárica y ciudadanos con el fin de preservar ese lugar.

Este jueves, el gobierno federal declaró Reserva Minera Nacional a una zona de 45,000 hectáreas dentro de este territorio, con lo que queda vetada a la explotación minera, explicó el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

El gobierno anunció también que se realizarán los estudios correspondientes para declarar Área Natural Protegida de Competencia de la Federación un espacio de aproximadamente 200 mil hectáreas.

El anuncio ocurre dos días antes de que se celebre en la Ciudad de México el Wirikuta Fest, un festival cultural destinado a apoyar el movimiento iniciado por el pueblo wixárika o huichol para defender ese territorio y recolectar dinero para la defensa legal de esa causa.

La organización del festival al que se han sumado artistas como Café Tacvba, Ely Guerra, Enrique Búnbury y Julieta Venegas, tomó con cautela el anuncio de este miércoles.

"Hay que saber en documentos qué es lo que realmente significa esto", dijo en entrevista con CNNMéxico Iván Guzmán, uno de los organizadores del festival para el cual esperan la asistencia de 55,000 personas.

Guzmán recordó que la minera First Magestic Silver no es la única que tiene concesiones en la región, sino también Revolution Resources Corp. Esta empresa también es canadiense y se dedicada a la exploración de oro en Estados Unidos y México, de acuerdo con información publicada en su página de internet.

Los organizadores del Wirikuta Fest esperarán a que las autoridades tradicionales del pueblo wixárica se reúnan y acuerden cuál es su postura sobre el anuncio, agregó Guzmán.

Los dirigentes de las tres principales comunidades del pueblo wixárica realizan sus respectivas reuniones cada bimestre para hablar sobre la defensa de Wirikuta, explicó Gabriel Pacheco, integrante de esta comunidad, en entrevista telefónica con CNNMéxico desde Colotlán, Jalisco.

La reunión más reciente ocurrió hace 15 días y la próxima será dentro de dos semanas, detalló.

El pueblo wixárica se distribuye entre los estados de Jalisco, Nayarit, Durango y Zacatecas, según Pacheco. La región de Wirikuta se extiende principalmente en torno al estado de San Luis Potosí.

"Wirikuta es para nosotros un lugar emblemático, sagrado, porque es uno de los puntos más importantes en la cosmogonía (wixárika); es el lugar donde nacieron prácticamente todas las deidades wixárikas", explicó.

La UNESCO integró a Wirikuta a la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales en 1998, y en 1994 el gobierno de San Luis Potosí declaró a su sección Área Natural Protegida.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Juan Rafael Elvira Quesada, dijo que la dependencia evalúa convertir la zona en un Área Natural Protegida federal.

En diciembre pasado, más de un centenar de artistas e intelectuales de varios países pidieron al presidente de México, Felipe Calderón, cancelar las concesiones mineras en Wirikuta, principal santuario del pueblo Wixárika. Entre los firmantes estaban los Nobel de Literatura Jean-Marie Le Clézio, Orhan Pamuk y Tomas Tranströmer.

Ahora ve