Encuestadores defienden el trabajo realizado durante proceso electoral

Aseguraron durante emisión de CNN en Español que sus mediciones nunca fueron propaganda política a favor del priista Enrique Peña Nieto
Las encuestas en el proceso electoral en México
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Los directivos de las principales casas encuestadoras de México desmintieron que sus datos hayan sido utilizados para que la población "percibiera" como ganador absoluto en la elección presidencial a Enrique Peña Nieto candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde.

"Pensar que una opinión o un punto de vista puede poner en riesgo la elección que hicieron los mexicanos en una exageración", dijo Ricardo de la Peña, presidente ejecutivo de GEA-ISA, durante el programa México Opina, transmitido por CNN en Español.

De la Peña, responsable de las encuestas publicadas por Grupo Milenio durante el proceso electoral, señaló que por normatividad, todas las casas encuestadoras tenían la obligación de reportar su metodología al Instituto Federal Electoral (IFE).

"Nunca habíamos estado tan regulados por las autoridades. Entregamos informes de cada encuesta: cómo y dónde se hacían. Los cuestionarios y la base de datos están en el sitio (web) del IFE".

Por ley, el IFE tiene la facultad de establecer los criterios mínimos que deben seguir las encuestas y exigir que los encuestadores le entreguen los estudios que hagan públicos

El candidato del Movimiento Progresista, López Obrador, inició un proceso para invalidar los comicios presidenciales en un juicio de inconformidad presentado ante el Tribunal Federal Electoral (Trife). La impugnación está conformada por seis quejas. 

Las encuestas publicadas antes de la elección del 1 de julio daban una ventaja de entre 7 y 10 puntos porcentuales en las preferencias electorales al priista Enrique Peña Nieto sobre López Obrador, de acuerdo con los datos recabados por el portal ADN Político

Según los resultados del conteo final del IFE, la diferencia entre ambos candidatos fue de 6.51%, una diferencia de 3.3 millones de votos entre el virtual ganador Enrique Peña Nieto y el candidato de la izquierda. 

"El instrumento es perfectible, tenemos que entender cómo preguntarle al votante mexicano, tenemos que mejorar en ese sentido", recalcó Adrián Villegas, director de Estudios Políticos y de Gobierno de IPSOS-Bimsa.

"Medimos bien, pronosticamos mal", mencionó Roy Campos, de la empresa Consulta Mitosfky, "creo que medimos bien el 100% de la opinión pública de los mexicanos pero no pronosticamos la decisión del 62% que fue a votar".

Ulises Beltrán, director de la agencia Excélsior-BGC, sostuvo que las encuestas ofrecieron información objetiva y que lograron "medir razonablemente" la elección.

El encuestador negó que sus datos influyeran en favor de las preferencias del virtual ganador de la elección presidencial, Enrique Peña Nieto.

"Las encuestas influyen solo si los actores políticos toman decisiones en base a ello, influyó porque llegó una campaña negativa en contra de López Obrador por parte de los partidos como estrategia electoral, pero no en el voto".

El equipo jurídico de López Obrador busca llevar otro juicio ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en base a los siguinetes argumentos: la compra masiva de votos, encuestas manipuladas, un rebase de topes de gastos de campaña y la imparcialidad por parte de las autoridades electorales.

En la opinión de Beltrán, a López Obrador ya se le terminaron las justificaciones para no reconocer su derrota.

"Todos conspiramos en contra de su posibilidad de ganar la elección. El complot es entre encuestadores, medios y Peña Nieto. Esa es la justificación que ha encontrado para no aceptar su derrota y es la misma que hace 6 años", señaló.

Mario de la Rosa, editor general de ADN Político, cuestionó a los encuestadores sobre la posibilidad de haber recibido ofertas para "falsear resultados".

Ana Cristina Covarrubias, directora general de Covarrubias y Asociados, dijo que sí recibió ofertas para falsear datos pero no las aceptó. "Un investigador debe estar casado con la verdad, y como yo recibí esas ofertas también pudieron recibirlas otros", dijo. 

El resto de los invitados en la emisión conducida por Mario González contestaron que jamás habían recibido alguna propuesta de ese tipo.

Roy Campos, mencionó que existe una gran diferencia entre recibir un ofrecimiento y ser presionado para alterar mediciones. "Tuve presiones al principio, pero a las empresas grandes ya nadie se atreve a ofrecernos dinero", dijo. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"En mi historia de encuestador, desgraciadamente, nadie me ha ofrecido nada nunca", argumentó Beltrán.

Durante la contienda, López Obrador cuestionó el uso de las encuestas por parte de sus rivales para favorecer a Peña Nieto. Estudiantes del movimiento #YoSoy132 hicieron la misma acusación e incluso algunos de ellos presentaron una queja ante el IFE. La autoridad electoral declaró improcedente el recurso.

Ahora ve
“Hay culpa de ambas partes”, dice Trump y se va contra directivos y medios
No te pierdas
×