Tras impugnaciones de la izquierda, el tribunal anula el 0.37% de casillas

El órgano determinó que sólo en 524 casillas se acreditaron causas de nulidad, luego de revisar 349 recursos contra la elección presidencial
Tribunal Electoral
Tribunal Electoral  Tribunal Electoral
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

En una decisión que representa un revés legal para los partidos de izquierda, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó por unanimidad anular únicamente el 0.37% de las casillas instaladas en la elección presidencial del 1 de julio, luego de revisar 349 impugnaciones de la coalición Movimiento Progresista contra los cómputos distritales de los comicios.

Los siete magistrados del TEPJF concluyeron este viernes que solamente en 524 de las más de 143,000 casillas se comprobó que hubo alguna de las causales de nulidad previstas en la legislación, como que se permitiera votar a personas sin credencial o que no estuvieran en la lista de electores o que la casilla recibiera votos fuera de horario.

Por ley, para que una elección sea anulada se requiere que se declare nulo el 25% o más de las casillas, que ese mismo porcentaje de casillas no se haya instalado o que el candidato ganador no cumpla los requisitos de elegibilidad.

La magistrada María del Carmen Alanís dijo durante la sesión que el TEPJF ha hecho un trabajo "intenso, exhaustivo y a detalle" para resolver las impugnaciones de Movimiento Progresista, integrado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano.

La coalición desconoce el virtual triunfo de Enrique Peña Nieto, exgobernador del Estado de México y militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien obtuvo el 38% de los sufragios, según el conteo del Instituto Federal Electoral (IFE).

En su intervención, el magistrado Pedro Esteban Penagos señaló que las resoluciones de este viernes "depuran" la votación y permiten al TEPJF avanzar en la calificación de la elección, que debe quedar lista a más tardar el 6 de septiembre.

De las 349 inconformidades contra los cómputos distritales, 78 fueron desechadas. De las 271 restantes se derivó la anulación de 524 casillas y cambios "moderados" en los resultados de algunos distritos, dijo Alejandro Luna Ramos, magistrado presidente del tribunal.

El equipo de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la izquierda, criticó la decisión del TEPJF de únicamente anular el 0.37% de las casillas porque considera que refleja una actitud "no muy progresista" de parte de la institución.

"Nosotros insistimos en la nulidad de cerca de 30,000 casillas (el 21% del total). El hecho de que solamente se anularan poco más de 500 prueba que el Tribunal Electoral no quiso que hubiera un conteo voto por voto", dijo a CNNMéxico Jaime Cárdenas, diputado del PT y colaborador de López Obrador.

"La decisión de hoy no es la importante. La realmente trascendente es la de la petición de invalidez de la elección. Se trata jurídicamente de dos asuntos distintos. Sin embargo, sí hay un clima en el Tribunal Electoral no muy progresista, no muy en el sentido de garantizar los derechos políticos de los ciudadanos", agregó.

En total, el TEPJF recibió 378 impugnaciones a los comicios presidenciales —la gran mayoría del bloque de izquierda—, de los cuales hasta este viernes había resuelto 27 y uno había quedado sobreseído.

Con la resolución de los nuevos 349 recursos, el único juicio de inconformidad que está pendiente es el de Movimiento Progresista que pide la invalidez de todo el proceso porque considera que no cumplió con los principios constitucionales de libertad, equidad e imparcialidad.

López Obrador, que quedó en segundo lugar, alrededor de seis puntos detrás de Peña Nieto, acusa al priista de haber cometido irregularidades como gastos excesivos de campaña, compra de votos e incluso lavado de dinero. El PRI niega los señalamientos contra su candidato.

La última impugnación de la izquierda debe resolverse a más tardar el 31 de agosto, para que después el TEPJF discuta y vote su dictamen sobre la validez de la elección. Si la invalida, como solicita Movimiento Progresista, tendría que llamar a elecciones extraordinarias. Si la valida, debe declarar a Peña Nieto presidente electo.

Durante la semana, representantes de Movimiento Progresista aseguraron que si se confirma el triunfo del priista puede haber protestas sociales. La dirigencia del PRI calificó de "frívola" esa afirmación.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×