El jefe del Cartel Independiente de Acapulco es detenido en Guerrero

Era responsable de la fusión de grupos delictivos así como de organizar la extorsión de comerciantes y empresarios del puerto guerrerense
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

José Alberto Quiroz Pérez, al que se identicó como a uno de los jefes del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), y quien organizaba la extorsión de comerciantes y empresarios en el puerto, fue detenido este miércoles en el estado de Guerrero, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Según información de la SSP, Quiroz Pérez era el “presunto responsable del control y fusión de grupos delictivos que quedaron sin liderazgo tras la detención de los jefes operativos de La Barredora”, grupo que disputa la distribución de drogas en Acapulco, uno de los centros turísticos más populares del país.

Ambos grupos se formaron tras la ruptura del cártel de los hermano Beltrán Leyva que era controlado en Guerrero por Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, detenido en agosto del 2010.

Policías federales detuvieron a Quiroz Pérez, quien tiene antecedentes penales por delitos de robo y portación de arma, junto con 11 personas de entre 19 y 40 años, que presuntamente también estaban al servicio del grupo criminal.

Al grupo se le atribuyen el secuestro y asesinato de integrantes de grupos antagónicos. Los detenidos presuntamente mutilaban los cuerpos de las personas que asesinaban y los dejaban en distintos puntos del estado con mensajes intimidatorios dirigidos a sus rivales.

También robaban vehículos para la organización y distribuían drogas en los municipios de Cuajiniculapa, Ometepec, Marquelia, Copala, Cruz Grande y San Marcos.

La zona de operación del CIDA abarca los municipios guerrerenses de Acapulco, Costa Chica, Guerrero, que antes eran controlados por La Barredora.

El gobierno estatal sostuvo en febrero pasado que el número de muertes violentas en Guerrero había disminuido a la mitad gracias al operativo Guerrero Seguro. Las autoridades atribuyeron esta disminución a la captura de líderes criminales.

Guerrero fue el estado más violento del país, después de Chihuahua, durante el 2011, de acuerdo con reporte de la Procuraduría General de la República (PGR). Ese año ocurrieron más de 1,500 muertes en él.

Ahora ve