El IFE ordena destruir las boletas de la elección presidencial de 2006

Los consejeros acordaron por unanimidad deshacerse del material electoral que la izquierda pedía que se conservara como prueba de fraude
La fiscalización del IFE a las campañas electorales
| Otra fuente: CNNMéxico

Las boletas de votación de la elección presidencial de 2006 serán destruidas antes de diciembre, luego de que el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) aprobara este miércoles un acuerdo para deshacerse del material electoral que la izquierda señala como prueba de un fraude en esa elección.

En sesión extraordinaria, los nueve consejeros del IFE votaron a favor de que se inicie el proceso de destrucción del material electoral antes del 3 de diciembre, tras determinar en un debate que no existían ningún impedimento legal que los obligara a conservar las boletas que llevaron a la presidencia a Felipe Calderón.

Argumentaron que resguardarlas implica un gasto de 550 millones de pesos para el presupuesto público, pues han rentado 32 bodegas —una para cada entidad del país— desde hace seis años, además de que elementos del Ejército y la Marina han sido empleados para custodiar esas instalaciones, reportó la agencia Notimex.

El consejero Alfredo Figueroa dijo que la ley electoral establece la destrucción de esos materiales una vez finalizado el proceso electoral, pero se postergó debido a las demandas legales —ya concluidas— que había interpuestas ante tribunales para tener acceso a las boletas.

El resto de los consejeros coincidieron el proyecto de dictamen, pero el consejero Lorenzo Córdova pidió añadir un párrafo en el que el IFE señala que no tiene conocimiento de ningún recurso ante instancias nacionales o internacionales que impidan la destrucción de las boletas, reportó Notimex.

En el prolongado debate, los representantes de los partidos de izquierda —Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano— adelantaron que acudirán al Tribunal Electoral federal para impugnar el acuerdo y que los paquetes sean protegidos.

Camerino Márquez, del PRD, solicitó que el material fuera enviado al Archivo General de la Nación por su valor histórico, pues “para muchos mexicanos significó un fraude electoral” la elección presidencial de 2006, dijo, pero su planteamiento fue rechazado por el Consejo General del IFE.

A su vez, el representante del PT, Pedro Vázquez González, recordó que la diferencia de 0.56% entre Felipe Calderón, candidato del Partido Acción Nacional, y Andrés Manuel López Obrador, postulado por los tres partidos de izquierda, hace necesario que se conserven las boletas para conocer el resultado oficial.

“Lo que hay de fondo es que destruyendo las boletas electorales se quiere desaparecer una parte de la historia reciente del país”, dijo Vázquez González, según la agencia Notimex.

Para esta elección de 2012, la fracción de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados presentó una solicitud formal para llevar a juicio político a los actuales consejeros a quienes acusan de no haber incumplido diversas funciones de fiscalización de partidos y la conducción del proceso.

Sin embargo, el consejero Marco Antonio Baños aseguró en la sesión extraordinaria de este miércoles que es “falso” que las boletas de las elecciones de 2006 y de 2012 sean la evidencia de dos fraudes electorales, por lo que se sumó a la destrucción de las mismas, informó Notimex.

Con información de la agencia Notimex.

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×