Policías municipales, sospechosos por la muerte de José Eduardo Moreira

El procurador de Coahuila indicó que evidencia apunta a la participación de autoridades locales en el crimen, pero la investigación sigue
Hijo del exgobernador Humberto Moreira es asesinado
| Otra fuente: CNNMéxico

Policías municipales de Ciudad Acuña podrían estar relacionados con el asesinato de José Eduardo Moreira Rodríguez, informó este viernes el procurador de Justicia de Coahuila, Homero Ramos Gloria, en una entrevista en Radio Fórmula. 

El funcionario dijo que hay evidencia al respecto, aunque aún se lleva a cabo la investigación. 

Hasta el momento, cuatro personas están arraigadas por el crimen cometido esta semana en el municipio, ubicado en la frontera con Estados Unidos, en contra del hijo del exgobernador de Coahuila y exdirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira, y sobrino del actual gobernador, Rubén Moreira.

El alcalde de Ciudad Acuña, Alberto Aguirre, declaró este jueves ante el ministerio público en calidad de testigo debido a que la mañana del asesinato estuvo en compañía de Jesús Eduardo Moreira.

Entre las 09:00 y las 12:30 horas (local), el alcalde,  el director de desarrollo social, Miguel Ángel Riquelme Solís, y Moreira Rodríguez acudieron al acto Arma tu techo, luego invitaron a prensa local a desayunar, y más tarde fueron al fraccionamiento Fundadores a arrancar el programa Recarpeteo, contó Aguirre a CNNMéxico en una entrevista telefónica.

“Llegamos a mi casa para que él tomara su camioneta y de ahí se retiro, yo quedé de verlo a las seis de la tarde en una arranque de obra de una pista de atletismo y lamentablemente ya no llegó”, dijo.

Aguirre no recuerda que Moreira Rodríguez, quien tenía su domicilio en Acuña, haya expresado recibir amenazas. Dijo que el joven no traía escoltas, pero que solía estar acompañado de amigos y trabajadores. También lo recordó como “un muchacho muy querido, muy trabajador, hiperactivo”.

El alcalde puso a disposición de las autoridades a los 42 policías municipales que estaban en funciones al momento en que supuestamente ocurrió el asesinato. La última vez que Moreira Rodríguez fue visto cuando con vida fue a las 17:00 horas (local) cuando salió de su oficina solo para dirigirse a la cita que tenía a las seis de la tarde con el alcalde.

Las autoridades ampliaron a la investigación 48 policías que están siendo llamados a declara, de acuerdo con Aguirre.

“Ya tuvimos a tres presentados, tenemos otros cuatro arraigados (detenidos mientras avanza la investigación), los tres presentados están declarando aquí en Saltillo, la capital, los cuatro arraigados estuvieron declarando prácticamente la noche entera en (el municipio de Ciudad) Acuña", dijo Ramos Gloria.

El funcionario indicó que no podía revelar más información sobre los presuntos asesinos materiales, para evitar que huyan del estado. 

Sin embargo, detalló que ellos sabían quién era la víctima y que usaron armas largas. 

Moreira Rodríguez, de 26 años, fue encontrado muerto este miércoles en Ciudad Acuña. Trabajaba como coordinador regional de programas sociales para el gobierno de su tío. 

Las autoridades investigan la hipótesis de que el asesinato fue una venganza del grupo criminal Los Zetas, según Ramos Gloria.

Esta versión surgió porque el mismo día en que murió Moreira Rodríguez hubo un enfrentamiento entre policías estatales y un grupo de hombres armados en medio del cual falleció Alejandro Treviño Chávez, identificado como el sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, Z 40, líder de Los Zetas.

El enfrentamiento ocurrió cuando los policías estatales buscaban internos que se fugaron en septiembre del penal de Piedras Negras, también en Coahuila. 

De los siete policías municipales de Acuña que declararon ante Procuraduría de Coahuila por el crimen de José Eduardo Moreira Rodríguez, tres lo hicieron voluntariamente y cuatro fueron presentados para rendir su declaración, informó hoy un comunicado de la dependencia.

Tres policías “se presentaron de manera voluntaria ante el Ministerio Público para declarar lo que saben acerca de esta caso”, precisó un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Además, cuatro policías municipales más rindieron su declaración   ante el Ministerio Público, pero ellos fueron presentados por las autoridades y ya se encuentran arraigados por su probable implicación en el crimen.

“Como parte del compromiso de trabajo coordinado que hay entre el Gobierno Estatal y el Gobierno Federal, las declaraciones son rendidas también ante personal de la Procuraduría General de la República (PGR), pues cada una de estas instancias tiene abierta una averiguación previa por el caso”, concluyó el texto oficial.

"No hubo despliegue adicional"

En la Ciudad de México, el gobierno federal negó este viernes haber desplegado fuerzas de seguridad adicionales en Coahuila tras el asesinato de Moreira Rodríguez.

"No hubo despliegue adicional", respondió el secretario de Gobernación en una conferencia de prensa, ante cuestionamientos sobre por qué el gobierno federal atendía de manera especial este caso, en comparación con el de otras víctimas de la violencia. 

"Estamos trabajando por la seguridad de todos los coahuilenses", dijo Poiré.

Este jueves, funcionarios de la Marina, de la Secretaría de la Defensa Nacional, de Gobernación, de la Procuraduría General de la República y de Seguridad Pública federal llegaron a la entidad para colaborar con las investigaciones. 
 
Al respecto, Poiré dijo que antes del asesinato del hijo de Moreira, había fuerzas federales en Coahuila como parte del Operativo Laguna Segura, a través del cual se enviaron policías federales y soldados para garantizar la seguridad de la región. 
 
"Yo he estado cinco veces en Coahuila en 11 meses para atender la situación de seguridad y los delitos que agravian a todos los coahuilenses", dijo el secretario. 
 
Además, destacó que el presidente Felipe Calderón se ha reunido en varias ocasiones con familiares de víctimas de la violencia.

Cuestionado sobre la declaración de Humberto Moreira en el sentido de que su hijo es una víctima de la Estrategia Nacional de Seguridad implementada por Calderón en contra del crimen organizado, Poiré dijo que el gobierno reconoce que hay un problema de seguridad “enorme” pero que están trabajando para dar resultados.
Ahora ve
La justicia internacional condena a cadena perpetua al exgeneral Ratko Mladic
No te pierdas
×