El equipo de Peña y senadores discuten una "gran reforma" en seguridad

Colaboradores del presidente electo se reunieron con legisladores para hablar de la estrategia anticrimen, aunque no entraron en detalles
Ramírez Marín
Ramírez Marín  Ramírez Marín  (Foto: )
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La posibilidad de llevar a cabo una “gran reforma” en materia de seguridad fue el tema central de la reunión privada que este jueves sostuvieron senadores mexicanos con integrantes del equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto. 

En el encuentro, que duró unas dos horas, los colaboradores de Peña Nieto y legisladores de las comisiones de Seguridad Pública y de Justicia hablaron de los puntos que debería abarcar esa eventual reforma, aunque no entraron en detalles sobre los cambios que se propondría realizar, señalaron en breve rueda de prensa algunos asistentes a la sesión. 

“Coincidimos en la necesidad de hacer una gran reforma, y recojo palabras que se dijeron en la mesa, una gran reforma en materia de seguridad pública que habremos de platicar más adelante”, dijo el senador Omar Fayad, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y presidente de la Comisión de Seguridad Pública. 

Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador de Seguridad y Justicia del equipo de transición, señaló que algunos de los puntos que se trataron fueron la seguridad en la frontera sur, los exámenes de control de confianza a funcionarios públicos, la aplicación de recursos en los estados y las características de la gendarmería que Peña Nieto propone crear.

El presidente electo, también priista, ha declarado que ese cuerpo policial tendría preparación militar y se especializaría en el combate a la delincuencia en los municipios más violentos del país. 

Esta semana, durante su gira por Europa, pidió ayuda al gobierno de Francia en el diseño de esa corporación.

Peña Nieto también asegura que la estrategia de seguridad que adoptará a partir del 1 de diciembre, cuando asuma la Presidencia de la República para el periodo 2012-2018, se enfocará en disminuir la violencia y los delitos de alto impacto: homicidio, secuestro y extorsión. 

Al respecto, Ramírez Marín afirmó que los senadores concordaron en que debe modificarse la actual política de seguridad para dar prioridad a la inteligencia sobre el uso de la fuerza contra los grupos delictivos. 

“Coincidimos absolutamente en eso, yo creo que no se trata de una estrategia contra el narcotráfico, porque eso sería particularizar. El presidente (electo) ha sido enfático: la prioridad de este gobierno será devolverle a los ciudadanos la paz y la tranquilidad, que puedan ejercer sus derechos en libertad”, dijo. 

Ramírez Marín y Felipe Solís Acero, coordinador jurídico del equipo de transición, asistieron a la reunión en representación de Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador general de Política y Seguridad y cercano colaborador de Peña Nieto. 

En el encuentro, según Ramírez Marín, el equipo de Peña Nieto explicó a los senadores con qué sectores sociales se ha reunido, qué propuestas en materia de seguridad ha recogido y cómo planea integrarlas a su programa de gobierno. 

La actual estrategia de seguridad fue iniciada por el presidente Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), al comienzo de su mandato en diciembre de 2006. Calderón sostiene que su política ha logrado contener a la delincuencia y ha llamado a Peña Nieto a mantener la lucha anticrimen. Por el contrario, los críticos del mandatario afirman que el combate a las organizaciones delictivas ha generado más violencia en el país.

Ahora ve
No te pierdas