Las obligaciones sindicales que aprobó el Senado

Por:
Mauricio Torres

La Cámara alta regresó a la reforma laboral la democracia y la transparencia sindical, pese al rechazo inicial del PRI a esos puntos

El registro de los sindicatos

1
Senado-laboral
Senado-laboral  Senado-laboral  (Foto: )

El pleno del Senado mexicano reincorporó a la reforma laboral ocho artículos relativos a los sindicatos, que en septiembre habían sido retirados del documento por la Cámara de Diputados. Las nuevas modificaciones al proyecto para reformar la Ley Federal del Trabajo regresarán a la Cámara baja para otra revisión. 

Uno de los cambios que aprobaron los senadores fue añadir a la reforma un artículo 364 bis, que obliga a que el registro de las organizaciones sindicales ante las autoridades cumpla con los principios de “legalidad, transparencia, certeza, gratuidad, inmediatez, imparcialidad, equidad y respeto a la libertad, autonomía y democracia sindical”. 

La modificación, que en principio fue promovida por el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) y los partidos de izquierda, recibió al final el apoyo unánime de los legisladores, en lo que representó un cambio de postura del Partido Revolucionario Institucional (PRI). En la Cámara de Diputados y en las comisiones del Senado, los priistas habían votado en contra del punto argumentando que era contrario a la autonomía sindical.

La transparencia sindical

2

Los senadores también aprobaron agregar a la reforma laboral un artículo 365 bis, referente a la transparencia en los sindicatos. El punto establece que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) o las juntas de Conciliación y Arbitraje —autoridades responsables del cumplimiento de la legislación laboral— podrán entregar a cualquier ciudadano que los solicite datos sobre organizaciones gremiales, de acuerdo con las leyes federales y locales de acceso a la información. 

También indica que los estatutos de cada sindicato deberán ser públicos en las páginas web de la STyPS o de las juntas de Conciliación, y que los documentos que registren a una organización deberán contener, al menos, domicilio, número de registro, nombre, dirigentes e inicio de su gestión, cantidad de agremiados y central obrera, en caso de pertenecer a alguna.

Como en el artículo anterior, la aprobación se dio por unanimidad, a pesar de que en semanas anteriores el PRI se había declarado en contra de la modificación. En la tribuna, la senadora priista Arely Gómez dijo que el respaldo de su bancada a ese punto se debe a que buscan actuar “en congruencia” con el presidente electo, su correligionario Enrique Peña Nieto, que ha pedido a los grupos parlamentarios del PRI promover reformas a favor de la transparencia.

La democracia sindical

3
Romero Deschamps-Arriola
Romero Deschamps-Arriola  Romero Deschamps-Arriola  (Foto: Agencias, )

Por mayoría, los senadores aprobaron modificar el artículo 371 de la actual Ley Federal del Trabajo, a fin de que en los estatutos de los sindicatos se establezca la democracia sindical, es decir, que los dirigentes gremiales deban ser elegidos por voto libre, directo y secreto. 

La modificación también implica que los estatutos fijen las fechas para que los líderes sindicales rindan cuentas y que cada organización deberá crear “instancias y procedimientos internos” que sancionen a la dirigencia en caso de incumplimiento. 

En este punto el PRI mantuvo su rechazo a la propuesta, que fue aprobada con 67 votos a favor por 61 en contra. Los votos a favor fueron del PAN, de la izquierda —los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano— y de la única senadora del Partido Nueva Alianza (Panal), Mónica Arriola Gordillo. La legisladora del Panal es hija de Elba Esther Gordillo, dirigente del sindicato de maestros desde 1989. En septiembre, los 10 diputados del Panal votaron en contra del mismo planteamiento.

La rendición de cuentas de dirigentes

4
Javier Lozano
Javier Lozano  (Foto: Agencias, )

El Senado también aprobó por mayoría reformar el artículo 373, con el propósito de complementar el apartado sobre rendición de cuentas en los sindicatos. La norma señala que, por lo menos cada seis meses, los dirigentes sindicales tendrán que rendir “cuenta completa y detallada” del patrimonio de la organización: sus ingresos por cuotas y otros bienes, así como su destino. 

La presentación de esos datos tendrá que hacerse en asamblea y se deberá entregar un resumen a todos los agremiados, quienes en cualquier momento podrán solicitar información sobre el tema. En caso de que un líder no cumpla con esa obligación, los trabajadores podrán recurrir a sus mecanismos internos para sancionarlo o, si no los tienen, ante la Junta de Conciliación y Arbitraje correspondiente. 

El aval a este punto se dio en una votación dividida de 66 votos contra 62. El bloque que conformaron la izquierda y el PAN argumentó que es necesario transparentar el uso de los recursos en los sindicatos, en tanto el que integraron el PRI, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Panal consideró que las organizaciones gremiales ya rinden cuentas de acuerdo con la legislación actual.

Los contratos colectivos

5
Alejandra Barrales
Alejandra Barrales  Alejandra Barrales  (Foto: Agencias, )

En el apartado sobre contratos colectivos, el bloque PAN-PRD logró la aprobación de dos modificaciones: la adhesión de un artículo 388 bis y la reforma del artículo 390 actual. La modificación establece un mecanismo para que las juntas de Conciliación vigilen que un sindicato consulte a sus agremiados antes de firmar un documento de ese tipo. 

Cuando una organización quiera entablar un contrato colectivo con un patrón, deberá presentar una solicitud ante la junta correspondiente. La junta pedirá al patrón la lista de todos sus trabajadores y, a través de avisos en los locales de la empresa o de su boletín, les informará que un sindicato quiere firmar contrato. Otros sindicatos podrán entonces adherirse al proceso, al término del cual la junta convocará a una votación en la que los empleados podrán votar para elegir a la organización en la que recaerá el contrato o para manifestar su acuerdo o inconformidad con el documento. 

El sindicato ganador será elegido por mayoría relativa, es decir, por conseguir más votos que las otras agrupaciones siempre que equivalgan a al menos una tercera parte de los trabajadores. Por otro lado, para que un contrato sea rechazado se necesitará una mayoría calificada, los votos en contra de dos tercios de los empleados. Si todos estos requisitos no se cumplen, el contrato no tendrá validez.

La publicidad de contratos y reglamentos

6
Votación en Senado
Votación en Senado  Votación en Senado  (Foto: Agencias, )

Los últimos puntos que cambió el Senado consisten en la inclusión de dos artículos, el 391 bis y el 424 bis, sobre la transparencia de la información laboral. 

El primero establece que las juntas de Conciliación y Arbitraje podrán hacer públicos para cualquier ciudadano los datos sobre los contratos colectivos que tengan registrados y, de preferencia, deberán publicarlos en sus páginas web. El segundo señala que las juntas podrán entregar a la ciudadanía los reglamentos de trabajo las empresas y, como en el caso anterior, incluirlos en sus sitios electrónicos. 

La aprobación de ambos artículos se dio por unanimidad. Panistas y perredistas aseguraron durante la sesión que los trabajadores tienen derecho a conocer esa información. Por su parte, los priistas afirmaron que están a favor de la transparencia.