El IFE replanteará su presupuesto para conservar las boletas de 2006

El consejero electoral Marco Antonio Baños afirma que se conservarán solo las boletas del 2006, pues son las que solicitó preservar la ONU
(Notimex) -

El Instituto Federal Electoral (IFE) deberá incluir en su presupuesto de 2013 un gasto adicional para el almacenando y vigilancia de las boletas electorales de 2006, luego de la petición del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) al Estado mexicano para evitar la destrucción programada.

El consejero electoral Marco Antonio Baños Martínez dijo que hasta el momento el IFE sólo tiene información "extraoficial" para frenar la destrucción de las papeletas de 2006, pero ahora tendrán que reformular el dictamen que aprobaron el cual ordenaba su eliminación junto a las de 2012 antes de diciembre.

“La información extraoficial que nosotros tenemos es que la medida cautelar se dictó sobre la destrucción de las boletas electorales del 2006, únicamente del 2006, así que ahora que recibamos la comunicación oficial no se indica nada sobre las boletas electorales del 2012, el trámite de las boletas electorales del 2012 continuará hasta su destrucción”, señaló.

Expuso que el IFE gasta anualmente un promedio de tres a cuatro millones a nivel nacional para pagar las bodegas donde están almacenadas, por lo que el Consejo General ha tenido que “replantear la conservación de esas bodegas" para acatar la solicitud de la ONU.

Los consejeros tendrán que "ver cómo están los contratos que el Instituto suscribió con los dueños de esos inmuebles y tenemos que plantear, también cómo será el esquema de custodia con el Ejército Nacional y con la Secretaría de Marina”, elementos que participaban en la custodia de las bodegas.

Por su parte, el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el IFE, Camerino Márquez Madrid, dijo que el tema del presupuesto para preservar las boletas de 2006 no debería ser conflicto, pues existen otros métodos para su resguardo.

"Si existe la voluntad de preservar los materiales y la memoria de esas elecciones tan cuestionadas y cerradas, hay mecanismos tecnológicos para guardar el material e incluso el IFE podría darlos en donación a alguna universidad o institución académica para su acceso al público", dijo.

El 3 de octubre pasado, el Consejo General del IFE aprobó un acuerdo mediante el cual se ordenaba la destrucción de las boletas de 2006 y 2012 antes del 3 de diciembre. Los consejeros argumentaron que su conservación implicaba un gasto de 550 millones de pesos a su presupuesto, pues debían rentar 32 bodegas —una por cada entidad del país— desde hace seis años.

El PRD junto al Partido del Trabajo y el partido Movimiento Ciudadano (Convergencia, en 2006) se opusieron a la resolución que tomó el Consejo General para deshacerse del material electoral, pues expusieron que en esas elecciones presidenciales hubo un conteo de votos fraudulento que perjudicó a su candidato, Andrés Manuel López Obrador.

Tras varias semanas desde la votación del 2 de julio de 2006, las autoridades electorales validaron la elección que favoreció a Felipe Calderón por una diferencia de 0.56% de votos, descartando las denuncias de fraude que encabezó López Obrador y su coalición.

Ahora ve
No te pierdas