Una empresa surcoreana es cerrada tras la agresión a un empleado mexicano

Autoridades de Querétaro revisaron y clausuraron temporalmente la compañía Sam Won, luego de que un trabajador denunció haber sido golpeado
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

La empresa surcoreana Sam Won fue clausurada temporalmente por las autoridades del estado de Querétaro, en el centro de México, luego de que un trabajador mexicano denunciara una agresión de parte de un superior y de que inspectores encontraran otras irregularidades en las “condiciones generales de trabajo” en la compañía. 

La medida fue anunciada este viernes por el secretario de Trabajo estatal, Tonatiuh Salinas Muñoz, unas dos semanas después de que el empleado Jorge Alberto Zamora Esparza presentara una demanda laboral ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje y una penal ante la procuraduría de la entidad.

Zamora Esparza, de 23 años, denunció que su superior surcoreano Kim Jaeoak lo golpeó en varias ocasiones el pasado 17 de octubre. 

El hecho fue captado en video por las cámaras de seguridad de la empresa y difundido en redes sociales y medios locales. En la grabación se ve que Jaeoak lanza dos patadas contra Zamora Esparza y, luego de que éste sale de una habitación con una compañera de trabajo, lo sigue e intenta golpearlo en la cara. 

Dos días después de la agresión, Zamora Esparza acudió ante las autoridades y, posteriormente, llegó a un acuerdo con la compañía para dar por terminado su contrato. 

La Secretaría del Trabajo queretana inició entonces una serie de inspecciones a la empresa, en las que se detectaron irregularidades como que los empleados no generaban antigüedad ni se les pagaban las horas extra, explicó Salinas Muñoz en rueda de prensa este viernes. 

A raíz de esa situación, la dependencia decidió clausurar la compañía “en tanto no se tenga garantizado al 100% las condiciones de trabajo de los más de 350 empleados”, dijo el funcionario. 

Sam Won México, SA de CV, se dedica a la producción de productos de plástico, según páginas web de directorios empresariales. También es proveedora del fabricante de electrónicos Samsung. 

CNNMéxico intentó comunicarse con representantes de Sam Won para conocer su postura sobre la clausura temporal, pero no pudo contactarlos de forma inmediata. 

Aunque no dio detalles, Salinas Muñoz declaró este viernes ante medios de comunicación que las autoridades saben que “existen más casos” de agresiones contra trabajadores, llamó a denunciarlos y declinó indicar cuándo reabrirá Sam Won. 

“Eso va a depender de la velocidad y del compromiso de la empresa Sam Won para probar que cuenta con todas las condiciones generales de trabajo”, dijo. 

Mientras dure la clausura, según la resolución de las autoridades queretanas, Sam Won tendrá que garantizar el pago de salarios a sus empleados.

“Que esto no vuelva a suceder… Yo ya lo sufrí una vez y es… no tengo ni palabras para describirlo”, dijo Zamora Esparza esta semana a la cadena Televisa. “Que los compañeros que estén ahí que no les pase lo mismo. Igual, que no vuelva a ocurrir esto ni en una empresa coreana ni en ninguna otra”, añadió. 

Debido a la denuncia penal interpuesta por Zamora Esparza, Jaeoak fue citado a declarar ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), pero, según Salinas Muñoz, no se presentó a la dependencia. 

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) condenó la agresión contra Zamora Esparza y exhortó a que casos similares sean denunciados ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet). 

“La STyPS expresa su indignación y condena aquellas conductas por las que cualquier trabajador pueda sufrir agresiones o maltrato laborales”, señaló la dependencia federal en un comunicado. 

El caso se produce mientras el Congreso mexicano discute la aprobación de una reforma laboral que plantea, entre otras cosas, la creación de nuevas modalidades de contratación, contratos por hora y normas para regular la subcontratación o outsourcing

Los partidarios de la reforma, entre ellos el gobierno federal, afirman que renovará el marco legal de las relaciones patrón-empleado, ayudará a generar más fuentes de empleo e impulsará la economía. En contraste, sus detractores consideran que afectará los derechos de los trabajadores porque se facilitarán los despidos y el salario disminuirá.

Mauricio Torres contribuyó con este reporte.

Ahora ve