El soldado ruso que descifró el código fonético de la escritura maya

Yuri Knórosov develó los secretos que escondían los jeroglíficos a través de la obra del fray Diego de Landa
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: QUO
(QUO) -

Fray Diego de Landa fue uno de los pocos personajes que dedicó parte de su vida a recuperar la memoria y cultura de los mayas, pero el ruso Yuri Knórosov fue el único hombre en descifrar el código fonético de los jeroglíficos de la civilización.

La intervención del ejército Rojo en Berlín durante los últimos días de abril de 1945 dejaría un legado único al soldado ruso Knórosov, quien sin tomar en cuenta su vida, se adentró a la Biblioteca Nacional que ardía en llamas para rescatar un par de obras, la Relación de las cosas de Yucatán, de fray Diego de Landa, y una edición de los Códices Mayas.

Animado por el arquéologo Serguei Tokarev, Yuri no sólo intentó descifrar la escritura maya, también desentrañó la investigación de De Landa en la Relación de las cosas de Yucatán.

Sigue la cobertura especial de Quo sobre la Profecía Maya 2012

Knórosov logró interpretar lo que había escrito el fray desde un punto de vista lingüístico.

“Gracias a la irrupción de Knórosov  en la epigrafía maya, podemos ahora oír los glifos mayas antiguos como los escribas los escribieron, y no interpretarlos como sordos patrones visuales. El triunfo mayor de Knórosov reside en la demostración de que los escribas mayas pudieron, y con frecuencia lograron, escribir silábicamente concibiendo cada glifo como una consonante. Solían estar escritas generalmente con dos glifos, pero la vocal del segundo glifo no se pronunciaba. El fundamento de la propuesta de Knórosov es su ‘principio de sinarmonía’, de acuerdo con el cual la segunda vocal muda de estas combinaciones repite a menudo la vocal del primer glifo. Así, la palabra para nombrar al pájaro quetzal es el monosílabo kuk, aunque se escribía con dos glifos ku, y se suprimía el sonido de la segunda u", escribió Michael D. Coe, arquéologo y epigrafista estadounidense.

En Quo encontrarás conocimiento que transforma tu vida

El descubrimiento de Knórosov fue aceptado mundialmente hasta la década de 1970, y su interpretación del alfabeto maya ha sido equiparada con el descubrimiento de la Piedra Rosetta que proporcionó la clave para descifrar los jeroglíficos egipcios.

Yuri Knórosov falleció en 1999. En 1995, visitó tierras mexicanas y el gobierno le otorgó la Orden del Águila Azteca. 

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de otoño de 2012 de la revista Quo, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve