Los 14 policías implicados en caso Tres Marías permanecerán en prisión

La justicia de Chihuahua dictó auto de formal prisión contra los federales acusados de tentativa de homicidio y daño en propiedad ajena
AFP
Auto-Embajada-AFP  AFP  (Foto: )
  • A+A-
(Notimex) -

La justicia de Chihuahua y Jalisco dictó este viernes auto de formal prisión a 14 policías federales por haber disparado contra un vehículo diplomático el 24 de agosto en el poblado de Tres Marías.

Un juez de distrito de Ciudad Juárez señaló que mantendría en prisión a siete de los agentes. Los abogados de los implicados, Ricardo Monterrosas, Enrique Rusty y Marco Aurelio González, informaron que las autoridades consideraron que existen elementos suficientes para procesarlos por los delitos de tentativa de homicidio y daño en propiedad ajena.

Por la tarde, el Juez 7 de Distrito con sede en Jalisco dictó auto de formal prisión a otros siete elementos policiacos que se encuentran recluidos en el Penal de Puente Grande en Jalisco.

El 24 de agosto, los agentes, la mayoría de ellos adscritos a la División de Caminos, presuntamente dispararon contra una camioneta blindada que portaba placas diplomáticas, en la que viajaban dos agentes estadounidenses y un capitán de la Secretaría de Marina.

Por lo que en noviembre la PGR consignó a los 14 agentes a los que este viernes se les dictó formal prisión.

Los elementos “intentaron privar de la vida” a los funcionarios que viajaban en una camioneta, pero “el blindaje del vehículo impidió que sus ocupantes perdieran la vida, ya que recibió 152 impactos de arma de fuego”, informó la PGR en noviembre.

El pasado martes la PGR consignó al inspector de la Policía Federal que estaba al mando de los 14 policías, Juan Manuel Pacheco.

La mañana de este viernes un juez federal dictó auto de formal prisión para Pacheco Salgado por su presunta responsabilidad en el encubrimiento de los policías. Sin embargo, el mando policial podrá enfrentar su proceso penal en libertad, debido a que el ilícito del que se le acusa no está tipificado como grave.

El día del incidente la embajada de Estados Unidos dijo que se trató de una “emboscada” contra los funcionarios estadounidenses y el marino mexicano.

Posteriormente el presidente de México, Felipe Calderón, se disculpó ante el embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, y aseguró que la PGR llegará hasta el fondo de lo ocurrido, para deslindar responsabilidades.

La Secretaría de Seguridad Pública, informó en septiembre que los agentes federales estaban en el lugar del hecho porque investigaban un caso de secuestro —del cual dijo que estaba informada la PGR.

Ahora ve