Los líderes del Senado respaldan la firma del pacto para impulsar reformas

Aunque algunos senadores de izquierda rechazan el acuerdo, los líderes de PRI, PAN y PRD dijeron que ayudará a concretar reformas pendientes
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Los coordinadores parlamentarios de los principales partidos en el Senado respaldaron la firma del Pacto por México, un acuerdo que busca lograr consensos para aprobar reformas legislativas y al cual se opone un sector de la izquierda.

El pacto fue promovido por el presidente Enrique Peña Nieto. Los cinco ejes en los que se basa plantean impulsar reformas en materia de derechos, crecimiento económico, seguridad y justicia, transparencia y gobernabilidad democrática. 

“Sin duda es de buenas intenciones. Yo creo que el pacto tiene buenas intenciones. La sociedad mexicana lo acepta en términos generales, lo ve bien, y estoy convencido de que esto va a ayudar a que México salga mucho más rápido de los problemas que tenemos”, dijo a medios este lunes Emilio Gamboa Patrón, líder de los Senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI). 

El PRI, en el que milita Peña Nieto, es la primera fuerza en ambas cámaras legislativas —con 54 senadores y 213 diputados—, aunque carece de la mayoría simple que le permitiría aprobar por sí solo reformas de ley.

Por separado, el coordinador de los senadores del Partido Acción Nacional (PAN), Ernesto Cordero, señaló que los legisladores panistas respaldan el pacto porque incluye temas que el PAN promovió durante los 12 años que ocupó la Presidencia de la República (2000-2012). 

“Para nosotros es muy importante que el país continúe avanzando. Una parte muy importante, un porcentaje muy importante de lo que se firmó ayer son acciones que ya están en rumbo en este momento, que son legado del Partido Acción Nacional, de los 12 años que gobernamos”, dijo Cordero a periodistas.

Entre esos temas, el senador citó el objetivo de que la Alianza por la Calidad de la Educación —que contempla puntos como evaluar a los profesores— pase de un acuerdo entre autoridades y docentes a convertirse en ley. 

Por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), su coordinador de bancada, Miguel Barbosa, describió el pacto como “un documento muy importante” porque, aseguró, incluye reformas que la sociedad exige. 

La firma del acuerdo, sin embargo, ha generado división en el PRD, principal fuerza de izquierda.

La Comisión Política Nacional del partido informó el domingo que no todas las corrientes perredistas lo apoyan y vigilarán los convenios que impulse el dirigente Jesús Zambrano, integrante de la corriente Nueva Izquierda o, como se conoce coloquialmente, Los Chuchos

“Todo el partido, con excepción de una corriente, estuvo en contra de formalizar ese pacto por México”, dijo a medios la senadora Dolores Padierna, de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN).

La legisladora señaló que su rechazo al documento se debe a que fue promovido por el PRI, que gobernó México de 1929 al 2000, y contempla reformas neoliberales que “no van con la línea política del PRD”.

Andrés Manuel López Obrador, excandidato presidencial de la izquierda, descalificó el convenio, que describió como “el pacto de la deshonra”.

“El pacto contra México implica engaño, arreglos cupulares y corrupción”, señaló en su cuenta de Twitter. Sin dar detalles, agregó que “la mafia del poder” lo calumnia por rechazar el documento.

López Obrador compitió por la presidencia en 2006 y 2012 bajo la coalición que formaron el PRD, el Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (antes llamado Convergencia). En septiembre, anunció su separación del bloque para intentar formar otro partido.

Babosa reconoció que el acuerdo genera división en el PRD, aunque confió en que quienes ahora se oponen a él terminarán sumándose.

“Quien se oponga a que el pacto camine va a ser arrollado por la sociedad”, dijo.

El PAN es la segunda fuerza en el Senado, con 38 escaños. Le sigue el PRD con 22. De ellos, al menos ocho se identifican claramente con Nueva Izquierda, incluido el propio Barbosa.

La firma del Pacto por México ocurrió un día después de que Peña Nieto iniciara su mandato en la presidencia para el periodo 2012-2018. El priista señaló que en los próximos días empezará a enviar al Congreso algunas iniciativas inscritas en el acuerdo.

Ahora ve