Peña Nieto presenta una reforma educativa para "vigilar" al magisterio

El presidente Peña Nieto presentó la iniciativa; los líderes del PAN y PRD piden poner fin a la promoción por lealtades sindicales
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó este lunes una iniciativa de reforma que permitirá acabar con la discrecionalidad en los ascensos de los maestros, así como vigilar que los profesores sindicalizados cumplan con las normas.

En la presentación, los líderes del Partido de la Revolución Democrática, el Partido Acción Nacional y el PArtido Revolucionario Institucional, respaldaron la propuesta y se pronunciaron por poner fin a las promociones de maestros "por compadrazgos con liderasgos sindicales".

El presidente Enrique Peña Nieto destacó la reforma educativa como una “obligación del Estado” y como una iniciativa que “fortalece el derecho de los mexicanos a la educación”.

En la iniciativa presentada se contempla la obligación de la evaluación a profesores, que esta no esté sujeta a “caprichos ni intereses”, la imposibilidad de diferir la evaluación y que esta se ajuste a los criterios de un órgano autónomo.

El secretario de Educación, Emilio Chuayffet, dijo que con esta reforma se evitará que debido a la “discrecionalidad” se deje de lado “a maestros con preparación y capacitación necesarias para acceder a cargos de supervisión”.

"La reforma, lo digo claramente, respetará íntegramente los derechos individuales y colectivos del magisterio, pero con la ley en la mano vigilará que cada agente educativo cumpla con lo que le reserva específicamente la norma", dijo Chuayffet en la presentación realizada en el Museo de Antropología de la Ciudad de México.

Peña Nieto agregó que con esta reforma los derechos de los profesores de México “estarán a salvo” porque su ingreso y promoción dejará de estar sujeto a “métodos de discrecionalidad”.

Los puntos clave en la reforma son dotar de autonomía constitucional a un Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, y dar más eficacia, equidad y autonomía al sistema educativo.

Además, contar, a la brevedad, con un censo nacional de escuelas y maestros para conocer la situación que guarda la infraestructura.

"Es un verdadero reclamo social ante lo insólito, que no sepamos cuántas escuelas y cuántos maestros en activo tenemos hoy en día. Así, se revelará más claramente la situación infraestructural de las escuelas, y el secreto de cuántos comisionados, como se les llama, existen", dijo el secretario de Educación.

“El censo yo aspiro a que esté listo el año que entra. No es posible seguir planeando políticas, medidas, decisiones, acciones, sin datos firmes. Es un año. Se requiere inversión y la participación del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), para tener un registro nominal de escuelas, alumnos”, dijo Chuayffet ante medios después del acto oficial.

El secretario de Educación destacó que durante el sexenio se contempla la creación de 40,000 escuelas de tiempo completo.

En el documento se contempla también limitar a “alimentos nutritivos” la venta de mercancía en escuelas, implementar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo y tener un censo de docentes, alumnos y escuelas.

La reforma será remitida este lunes a la Cámara de Diputados.

Chuayffet afirmó que la iniciativa de reforma educativa “no tiene dedicatoria” para la titular del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo.

“Es una iniciativa sólo con dedicatoria a una cruda (y) permanente pérdida del Estado en materia de rectoría (del Sistema Educativo Nacional). Yo no voy a hablar de personas, eso no va conmigo, yo voy hablar de actitudes y sobre todo de políticas públicas”, dijo Chuayffet tras la ceremonia en la que se presentó la iniciativa educativa.

El SNTE es el sindicato de maestros más grande y políticamente influyente de América Latina.

El secretario de Educación dijo que se reunirá con Gordillo cuando “exista la posibilidad” de establecer contacto para hablar de la reforma.

“En privado y en público, yo no tengo ningún problema para reunirme con quien tiene responsabilidades en el sector. (Gordillo) lo ha planteado públicamente y yo he estado atento a sus declaraciones, ella está de acuerdo en la evaluación objetiva, elevada al rango de autonomía constitucional, ha sido una petición del magisterio, de suerte que no veo mayor problema”, dijo.

En su intervención, los líderes de los principales partidos políticos coincidieron en el mérito de la reforma educativa como una iniciativa conjunta.

Jesús Zambrano, dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), calificó la iniciativa como “la reforma estructural más importante” para el país y dijo que permitirá recuperar al sistema educativo nacional “de una camarilla que durante décadas fácticamente… lo hizo su botín”, en referencia a los grupos sindicales.

“Ya no más promociones o ascensos por lealtad con los liderazgos sindicales… que sea el reconocimiento por los méritos de trabajo y el profesionalismo de los docentes”, dijo.

Cristina Díaz, presidenta nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto, calificó la reforma educativa como “la mejor inversión que puede hacer el Estado” y aseguró que “no hay argumento que valga para posponer esta tarea fundamental”.

El líder del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero, destacó la iniciativa como “un primer gran resultado” del Pacto por México que da certidumbre a este instrumento. “El pacto debe generar impactos inmediatos para no dar lugar al escepticismo”.

En su primer mensaje a la nación como presidente de México, Peña Nieto anunció el 1 de diciembre que enviaría la iniciativa de reforma educativa, que finalmente presentó este lunes, para que las escuelas del país formen "individuos libres, responsables y comprometidos".

"Ha llegado el momento de la Reforma Educativa. Una nación basa su desarrollo en la educación (...) esta es la razón por la que corresponde al Estado la rectoría de la política educativa", dijo Peña Nieto en Palacio Nacional.

El 2 de diciembre, el presidente firmó el Pacto por México con los partidos de oposición: Acción  Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y con su partido, el Revolucionario Institucional (PRI); el pacto enlista nueve compromisos en materia educativa que refuerzan su anuncio de impulsar una reforma en la materia.

El pacto promueve realizar un censo de escuelas, maestros y alumnos; dar autonomía plena al Instituto Nacional de Evaluación Educativa, y el establecimiento de un sistema de concursos "con base en méritos profesionales y laborales para ocupar las plazas de maestros".

"Nada de plazas vitalicias y hereditarias", dijo Peña el 1 de diciembre pasado.

Elba Esther Gordillo es dirigente de la organización gremial desde 1989. En 2006 fue expulsada del PRI tras ser acusada de operar en la creación de otro partido político —Nueva Alianza— y de apoyar a un candidato presidencial no priista.

El expresidente Felipe Calderón reconoció que "pactó" con Gordillo en los comicios de 2006 y que tras su triunfo él nombraría a ciertos colaboradores cercanos a Gordillo en el gobierno federal.

"Implicó entre otras cosa que yo como presidente de la República respetara posiciones o perfiles que habían sido reconocidos o negociados (...)", dijo Calderón en julio de 2011.

A finales de 2011, el PRI rompió una coalición con Nueva Alianza para los comicios presidenciales de este año, cuando Peña Nieto ya era candidato a la presidencia.

 

Ahora ve
No te pierdas