El Senado perfila dar al IFAI 'poder' sobre estados, partidos y sindicatos

Con el consenso de los principales partidos, la Cámara alta prevé votar una reforma que eleva las facultades del instituto de transparencia
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Tras cuatro meses de negociaciones, el Senado mexicano prevé votar este jueves una iniciativa de reforma al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), que ampliaría las facultades del órgano de transparencia y le daría poder sobre gobiernos locales, partidos políticos y sindicatos.

El dictamen fue aprobado este miércoles por unanimidad en las comisiones de la Cámara alta, que desde septiembre analizaron tres propuestas en la materia: la del presidente Enrique Peña Nieto, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI); la de la senadora Laura Rojas, del Partido Acción Nacional (PAN), y la del senador Alejandro Encinas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

De concretarse, la reforma convertiría al IFAI en una institución con autonomía constitucional, con lo que quedaría totalmente separado de la administración pública federal. Actualmente, aunque actúa con independencia, el IFAI pertenece a la estructura del Poder Ejecutivo. 

Con la reforma también se ampliarían sus atribuciones. Desde su creación a finales de 2002 a la fecha, el IFAI sólo tiene poder para transparentar la información de dependencias federales, pero ahora tendría facultades sobre los poderes Legislativo y Judicial, otros órganos autónomos, los partidos políticos, los sindicatos y toda instancia que reciba recursos públicos. 

En el caso de las 32 entidades federativas del país, que tienen sus respectivos institutos de transparencia, el IFAI podría atraer casos de solicitudes de información, tanto por iniciativa propia como a petición de ciudadanos, según el dictamen que se discutirá este jueves en el pleno del Senado. 

El priista Raúl Cervantes y la propia Laura Rojas, que participaron en la elaboración del documento, dijeron a medios por separado que en la reforma se buscó incluir los mejores puntos de las tres iniciativas analizadas.

Nuevos comisionados

La reforma también implica cambios en la estructura del IFAI, cuyo pleno actualmente se conforma por cinco comisionados propuestos por el presidente y ratificados por el Senado. 

Además, el número de comisionados aumentaría de cinco a siete y se modificaría el método de selección. Según el dictamen, para elegir a los comisionados el Senado tendría que emitir una convocatoria a la ciudadanía y seleccionar un candidato por mayoría calificada (dos terceras partes de los senadores).

El presidente tendría la facultad de objetar un nombramiento hasta en dos ocasiones. De ser así, el Senado podría realizar la designación directamente por los votos de tres quintas partes de sus integrantes. 

La permanencia de los comisionados en sus cargos seguiría igual —siete años, sin posibilidad de reelección— y los cinco comisionados actuales —Jacqueline Peschard, Sigrid Arzt, María Elena Pérez-Jaén, Ángel Trinidad Zaldívar y Gerardo Laveaga— podrían terminar sus respectivos periodos. Los dos nuevos comisionados tendrían que ser nombrados en los 90 días siguientes a la entrada en vigor de la reforma.

El tema de la designación de los comisionados fue el que más división generó entre los senadores. Por un lado, el PRI quería que el presidente mantuviera la facultad de elegirlos. Por otro, el PAN y el PRD buscaban que esa facultad recayera en el Poder Legislativo. 

Nuevas leyes 

De concretarse la reforma constitucional, el Congreso tendría un año a partir de su entrada en vigor para expedir una ley reglamentaria del artículo sexto de la Carta Magna, que regula al IFAI.

También debería adecuar otras leyes secundarias, la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental y la Ley Federal de Datos Personales en Posesión de Particulares.

Entre otros puntos, esas normas definen los criterios para que el IFAI reserve temporalmente alguna información —por razones de interés público o seguridad nacional— o las sanciones para las empresas o instituciones que violen la privacidad de los datos personales de ciudadanos. 

Las 32 entidades federativas también tendrían un año para adecuar sus leyes sobre transparencia.

La reforma al IFAI implica cambios a 11 artículos de la Constitución —6, 73, 76, 78, 89, 105, 108, 110, 111, 116 y 122—, por lo que para ser aprobada requiere el apoyo de dos terceras partes de los senadores. Si es avalada, será enviada a la Cámara de Diputados para su revisión y posteriormente a los congresos estatales.

Ahora ve