Gordillo dice que no permitirá que se atropelle los derechos de profesores

La dirigente de los trabajadores de la educación dijo que el sindicato no está de acuerdo con una reforma que no beneficie a los docentes
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, dijo la noche de este miércoles que el gremio al que representa no está de acuerdo con una reforma que sirva para quedar bien con la sociedad o con los partidos, pero que no beneficie a los profesores.

En conferencia de prensa, mientras los disputados discutían en lo particular la reforma educativa, Gordillo mencionó que a los maestros “no se les amenaza”, sino que se les exhorta, y que no permitirá que se atropellen sus derechos, ni que ocurra “el mínimo agravio” en su contra.

“Todos tenemos una responsabilidad por la educación”, expresó, para luego apuntar que está a favor de la calidad, la excelencia y el sentido laico de la enseñanza, pero que no respaldará una privatización, “ni simulada ni abierta”, de la labor educativa.

“Asumo la responsabilidad de decir que no”, indicó Gordillo, quien ha sido dirigente del SNTE desde 1989.

Por otra parte, la dirigente sindical aseguró que está a favor de la evaluación de profesores, pero solo a aquella que permita tener un diagnóstico sobre las debilidades y fortalezas de autoridades, padres de familia y maestros.

"Evaluar no es calificar, evaluar significa simple y llanamente evaluar, medir en dónde está nuestra fortaleza y nuestras debilidades (...) a fin de comprometernos a ir a su solución", expresó.

Finalmente Elba Esther Gordillo aseguró que su sindicato no busca guerra ni pleito, y afirmó que si algo se le debe cuestionar está a disposición. "Si soy yo la que estorba hagan de mí lo que quieran, pero contra los maestros no, definitivamente no, y los únicos que van a decir si me voy o me quedo son los del Consejo y el SNTE".

Minutos antes de que Gordillo pronunciara su mensaje, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen para concretar la reforma educativa que propuso el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Los legisladores aprobaron en lo general la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, que será un organismo público autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propios, que evaluará el desempeño y los resultados del sistema educativo nacional.

La conformación de la Junta de Gobierno del instituto será similar a la que se utiliza en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para designar a sus integrantes, a partir de la presentación de una terna propuesta por el Ejecutivo federal y ratificada por el Senado.

En la iniciativa que presentó el presidente de México, Enrique Peña Nieto, se contempla que esa evaluación sea obligatoria, además de la realización de un censo nacional de escuelas y maestros, para conocer la situación que guarda la infraestructura.

En la discusión en lo particular de la reforma educativa, los legisladores aprobaron modificar el dictamen para garantizar que se respeten los derechos laborales de los docentes y puedan conservar sus plazas vitalicias.

Con alrededor de un millón 700,000 afiliados, el sindicato magisterial mexicano es la organización gremial más grande de América Latina. 

El grupo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), disidente del SNTE, hizo público su rechazo a la reforma.

Con Información de Imelda García

Ahora ve