Los 3 'goles' del PAN y PRD a las reformas de Peña

Por: Mauricio Torres

En la actual Legislatura, los partidos de oposición han logrado incluir en tres iniciativas cambios que limitan los poderes del presidente

Los 'controles' a Gobernación

1
Sin Pie de Foto
Osorio-Peña  Sin Pie de Foto  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)

En tres ocasiones durante la actual Legislatura, los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), principales fuerzas de la oposición, han logrado que reformas promovidas por el presidente Enrique Peña Nieto incluyan medidas que limitan el poder del gobierno.

Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entregó al Congreso en noviembre una iniciativa para reformar la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, con la que planteaba que la Secretaría de Gobernación (Segob) absorbiera a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), entre otras medidas. Con ello, el priista quería reorganizar su gabinete antes de iniciar su mandato el 1 de diciembre.

La reforma quedó aprobada por ambas cámaras del Poder Legislativo a principios de este mes, pero el Senado, donde el bloque PAN-PRD es mayoría, consiguió introducir cambios al documento original. El más importante consiste en que dos funcionarios de seguridad de la nueva Segob —el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y el comisionado nacional de seguridad, con mando sobre la Policía Federal— deban ser ratificados por los senadores, en vez de nombrados directamente por el presidente.

Para el PAN y el PRD, la medida es necesaria porque da al Congreso una herramienta para “controlar” el funcionamiento de la Segob y evitar que incurra en abusos de autoridad. El PRI, por el contrario, ha advertido que impugnará ese punto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), porque considera que viola la Constitución. Según los priistas, el Senado no tiene facultades para exigir esa ratificación. Hasta ahora, la reforma no ha sido promulgada.

Los nuevos comisionados del IFAI

2
Sesión del IFAI
Sesión del IFAI  Sesión del IFAI  (Foto: )

En septiembre, recién declarado presidente electo, Peña Nieto entregó a los legisladores del PRI una iniciativa de reforma para ampliar las facultades del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), el principal órgano de transparencia del país.

La propuesta fue discutida durante cuatro meses en el Senado, hasta que el 20 de diciembre fue aprobada y enviada a la Cámara de Diputados para su revisión, que se llevará a cabo en 2013.

El documento, sin embargo, fue modificado respecto del que Peña Nieto había entregado al Poder Legislativo. Tras varias semanas de negociaciones con el PRI, el PAN y el PRD lograron que a la iniciativa se integraran propuestas de sus senadores —la panista Laura Rojas y el perredista Alejandro Encinas—, a fin de cambiar el método de selección de los comisionados del IFAI.

Peña Nieto propuso que el número de comisionados del IFAI aumente de cinco a siete, pero quería mantener el actual mecanismo de elección, es decir, que sean nombrados por el presidente y ratificados por el Senado. Al final, con acuerdo del PRI, el PAN y el PRD consiguieron que sea el Senado el que inicie el proceso de designación, emitiendo una convocatoria a la ciudadanía y escogiendo candidatos que podrían ser objetados por el presidente hasta en dos ocasiones. Panistas y perredistas afirman que ese procedimiento garantiza que los nuevos comisionados gocen de independencia.

 

El 'reforzado' INEE

3
Diputados
Diputados  Diputados  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)

El 10 de diciembre, a menos de dos semanas de haber asumido la presidencia, Peña Nieto presentó al Congreso una iniciativa de reforma educativa que, entre otros puntos, plantea crear un servicio profesional docente, que el Estado controle las plazas de profesor y dar autonomía constitucional al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

La propuesta fue entregada al Poder Legislativo con el apoyo de las dirigencias del PRI, del PAN y del PRD, que coincidieron en que esos cambios son necesarios para combatir el rezago educativo en el país.

Pero en el debate del tema en la Cámara de Diputados, los legisladores del PAN y del PRD impulsaron algunas modificaciones a la iniciativa presidencial. Uno de los cambios consiste en el nombramiento de los cinco integrantes de la junta de gobierno del INEE, que gozaría de autonomía constitucional y tendría la obligación de evaluar a los maestros para su acceso a una plaza o ascensos.

El mandatario priista buscaba que esos funcionarios fueran designados por él y ratificados por el Senado, así como tener la atribución de nombrar al presidente de la junta. Panistas y perredistas lograron que los miembros de la junta sean elegidos por los senadores, luego de analizar y votar entre una terna de aspirantes propuesta por el gobierno. Además, la propia junta tendrá el poder de escoger a quien la presida. El 21 de diciembre, la reforma educativa quedó aprobada por ambas cámaras del Legislativo federal y fue enviada a los congresos estatales para su revisión.