El alcalde de Acapulco acudirá a Peña Nieto pese a negativa de Videgaray

Luis Walton buscará el respaldo del presidente ante la deuda del municipio adquirida durante la administración anterior
  • A+A-
Autor: Laura Reyes | Otra fuente: CNNMéxico

Aunque el alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, dijo que respeta la negativa del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de rescatar a los municipios con complicaciones financieras, adelantó que él se acudirá directamente con el presidente, Enrique Peña Nieto, para lograr su respaldo ante la deuda por más una deuda de 2,142 millones de pesos.

“Es muy respetable la opinión de él (secretario de Hacienda) pero el propio secretario tiene un jefe que es el presidente de la república. El gobernador es el ejecutivo del estado, quién tiene el control político y el presupuesto del estado, además todo ingreso pasa por el gobierno del estado, por eso vamos a buscar una estrategia”, sostuvo el alcalde de Acapulco, uno de los destinos turísticos más importante de México.

El pasado lunes, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, informó que los gobiernos estatales y municipales no tendrán el respaldo del gobierno federal para solventar sus deudas financieras, pues según dijo, solo en el sexenio pasado los ayuntamientos del país incrementaron su deuda que hoy suma 406,764 millones de pesos. Lo que representa el 80.6% de las participaciones federales, que equivale al 2.8% del producto interno bruto (PIB).

Después de una reunión privada con líderes de su partido, el PRD, Luis Walton, dijo en entrevista que confía en el pronunciamiento que lanzó el presidente, Enrique Peña, en su última visita oficial a Acapulco, en la que se comprometió apoyar en el rescate financiero de este destino vacacional.

El alcalde insistió: “el gobierno federal no está obligado (al rescate) pero formamos parte de la República mexicana y ahí tendrá que verse la situación”.

400 trabajadores dados de baja

Hasta el momento, según reveló el presidente municipal de Acapulco, se han dado de baja a 400 trabajadores, pero aún siguen 8,100 empleados en la nómina local.

El alcalde también indicó que buscará reunirse con los dirigentes sindicales para acordar algún mecanismo que apoye en el rescate financiero de Acapulco, con el fin de que no se suspendan los servicios públicos en la ciudad como es el suministro de agua potable y la recolección de basura.

Respecto a una reducción de salarios de secretarios municipales, como una estrategia de ahorro, Walton Aburto lo rechazó, pues dijo ya son de por sí “críticos”.

“Los salarios están críticos, llegamos (al gobierno) y hay secretario que ganan 40,000 pesos (mensual) porque todo se cobraba por lista de raya, pero ya no”, afirmó.

Sin embargo, el alcalde y también empresario, aseguró que no está cobrando su salario de 66,000 pesos mensuales, sino que los está guardando en una cuenta de banco especial para utilizarlos en la ciudad de Acapulco: “ya van 200,000 pesos más lo que se acumule”.

Aunque se han recortado 400 espacios en la nómina municipal, los 8,100 empleados que aún están producen un gasto por el pago de salarios de 300 millones de pesos al año.

Además, el ayuntamiento de Acapulco aún debe la segunda parte del aguinaldo a sus trabajadores, por lo que confía en que el gobierno de Guerrero pueda ayudarlos a solventar ese gasto.

El alcalde de Acapulco reveló el 12 de noviembre el quiebre financiero del ayuntamiento, y pidió a la federación ayuda para su rescate.

De acuerdo con el desglose que presentó, la deuda creció en el trienio pasado, en el gobierno encabezado por el ahora diputado federal Manuel Añorve Baños, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y pasó de 396 millones de pesos a 1,561.8 millones de pesos, es decir, un 394% más.

Sin embargo, el exedil priista se deslindó de esa quiebra financiera, mientras que los empresarios de Acapulco pidieron la creación de una contraloría social para revisar la situación financiera del ayuntamiento, así como la aplicación de ley en contra de los responsables.

Ahora ve