Activistas piden a Peña que la ley de víctimas no quede solo en papel

Javier Sicilia y otros activistas pidieron el cumplimiento del sistema nacional de atención y otros puntos de la legislación
  • A+A-
Por: Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Activistas y familiares de víctimas de la violencia en México pidieron este miércoles al presidente Enrique Peña Nieto que la Ley General de Víctimas que promulgó no se quede solo en “palabras bonitas” de promesas para resarcir el daño.

El fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, invitado a la firma de la Ley por el presidente, dijo a Peña Nieto que sin un Sistema Nacional de Atención de Víctimas la ley será “solo letra muerta” y le exigió que tenga capacidad para dar justicia a los asesinados y para dar “vuelta a casa a los desaparecidos”.

“Una nación democrática, una nación que se respeta, no puede aceptar no saber dónde se encuentran más de 20,000 hijos suyos, no puede aceptar que miles de sus hijos sean arrojados sin identificar a la fosa común”, dijo el poeta en la residencia oficial de Los Pinos, a donde asistieron integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

El presidente firmó este miércoles la Ley General de Víctimas que crea un sistema nacional para supervisar programas de atención a familiares de muertos y desaparecidos y que entrará en vigor en 30 días —1 de febrero—.

Las víctimas que asistieron se acercaron a Peña Nieto para pedirle resultados. Mientras salía del salón Adolfo López Mateos en la Residencia Oficial de Los Pinos, víctimas gritaban "vivos se los llevaron y vivos los queremos", mientras entregaban al mandatario fotografías y expedientes de sus familiares desaparecidos.

"Yo quería que me diera un espacio, unos minutos, pero veo que ahora no es posible. Esperamos que después lo haga, seguiremos insistiendo", dijo María Herrera Magdaleno, quien tiene cuatro hijos, un sobrino y el esposo de una nieta desaparecidos.

En su discurso, el presidente se comprometió a que habría un diálogo permanente para dar seguimiento a los ejes rectores de la legislación que establece la obligación del Estado de brindar apoyo económico y protección a las víctimas de la violencia y a sus familiares con una compensación de hasta 900 mil pesos.

“La Ley General de Víctimas que hoy usted ha promulgado y nos entrega, necesita, como esa misma Ley lo indica, un Sistema Nacional de Atención a las Víctimas, un sistema honesto dotado de los suficientes recursos y del suficiente personal para atender la enorme dimensión de la crisis humanitaria que enfrenta la nación”, dijo el poeta Javier Sicilia durante el evento de publicación de la legislación.

“Sabemos que toda ley es perfectible, sin embargo nos preocupa que esta normatividad no alcance a cumplir con los objetivos en materia de derechos humanos”, dijo el activista Alejandro Martí, de acuerdo con un comunicado de la organización México SOS.

Los integrantes de ese grupo ciudadano indicaron que la Ley General de Víctimas que se promulgó no establece “una distinción clara de cómo se hará la reparación del daño a las víctimas y cómo se restituirán los derechos dañados”, ni de quién puede ser denominado como “víctima”.

Según la legislación, tras su promulgación, el Ejecutivo deberá crear el Sistema Nacional de Atención a Víctimas, el cual se integrará por una Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas que administrará el Fondo de Ayuda, el área de Asistencia y Reparación Integral para los afectados por la violencia, de llevar un Registro Nacional de Víctimas y de la coordinación de la asesoría jurídica para estas.

Integrantes de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos dijeron que tras la promulgación de la ley solo esperan que Peña Nieto “la haga cumplir a cabalidad para que dé resultados”.

“El presidente habla muy bonito, escuchamos todo lo que dice pero no creeremos hasta que lo haga. El día que con esta ley se lleve a cabo lo que prometió, le aplaudiré”, dijo Brenda Rangel, quien busca a su hermano Héctor, desaparecido el 10 de noviembre de 2009 en Coahuila.

El mandatario mexicano dijo que su gobierno escuchará todas las voces y será sensible a las “historias de dolor” de las víctimas de la violencia en México para atender las “justas demandas” de cada organización civil.

El poeta Javier Sicilia aprovechó para decir que en México no habrá justicia si sus muertos no son recordados, por lo que recordó a Peña Nieto la propuesta del Movimiento por la Paz para edificar un memorial en el sitio en el que actualmente se encuentra el monumento llamado Estela de Luz, en la Ciudad de México.

El activista dijo que con la promulgación de la ley, Peña Nieto cumplió “la justicia que había sido traicionada”, pues pese a haber sido aprobada en el Congreso el año pasado, el expresidente Felipe Calderón se negó a publicarla argumentando que eran necesarios cambios de parte del Legislativo.

Ahora ve