Expanistas y experredistas prometen "apoyo condicionado" a Peña Nieto

La organización Concertación Mexicana señaló que si es reconocida como partido no será un "satélite" del gobierno federal
concertacion mexicana manuel espino y rene arce
concertacion mexicana manuel espino y rene arce  concertacion mexicana manuel espino y rene arce  (Foto: )
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La organización Concertación Mexicana, conformada por exmilitantes de varias fuerzas políticas, no será un "satélite" del gobierno del priista Enrique Peña Nieto, dijeron sus dirigentes tras entregar al Instituto Federal Electoral (IFE) su solicitud de registro como nuevo partido.

Manuel Espino y René Arce, líderes de la agrupación, señalaron a medios que respaldaron a Peña Nieto en la pasada contienda electoral porque confían en que el presidente promueva el diálogo y el diseño de políticas de Estado, aunque lo criticarán si consideran que comete errores.

"Concertación Mexicana no será un partido ni paraestatal ni satélite del gobierno. Concertación Mexicana va a ser un partido político con capacidad de acordar, pero también con capacidad de hacer la crítica correspondiente", dijo Arce, exmilitante del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

"De ninguna manera Concertación Mexicana le da un apoyo incondicional al presidente. Es un apoyo condicionado a que lo que haga sea para el bien de los mexicanos y no de un partido o de un grupo de poder", señaló Espino, exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN).

Ambos encabezaron en junio pasado la ceremonia en la que Concertación Mexicana anunció su apoyo a la candidatura de Peña Nieto, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En aquel encuentro participaron, entre otros políticos, Jorge Carlos Díaz Cuervo y Tere Vale, exintegrantes del desaparecido Partido Socialdemócrata (PSD), que este lunes también acudieron al IFE a la entrega de la solicitud de Concertación Mexicana.

Diferencias ideológicas

Los líderes de la agrupación admiten tener diferencias ideológicas, pero aseguran estar de acuerdo en impulsar el diálogo y propuestas en materia de combate a la corrupción y a la pobreza.

Díaz Cuervo, exdirigente del PSD, fue uno de los impulsores de la despenalización del aborto en el Distrito Federal, en 2007, junto con el experredista Víctor Hugo Círigo, entonces presidente de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF).

Espino, líder del PAN de 2005 a 2007, se opuso a la medida y apoyó las acciones de inconstitucionalidad pormovidas por el gobierno federal en contra de la reforma en la capital mexicana.

Durante la rueda de prensa, Virginia Jaramillo, experredista, declinó señalar cuál es la postura del grupo en torno a temas como el aborto.

Varios integrantes de Concertación Mexicana causaron polémica en sus antiguos partidos.

Espino fue expulsado del PAN en 2010 por apoyar al PRI en una elección local. Arce, que fue guerrillero durante su juventud, renunció al PRD en 2009 argumentando descontento con el rumbo del perredismo. Díaz Cuervo fue acusado de utilizar la violencia para conseguir la dirigencia del PSD, una fuerza política que perdió su registro luego de las elecciones legislativas de 2009.

La ruta que sigue

La petición para que Concertación Mexicana sea reconocida como partido debe ser analizada por el IFE para determinar si la agrupación tiene al menos 220,000 militantes —el 0.26% del padrón electoral— y ha realizado el número de asambleas que exige la ley, entre otros requisitos.

Si la organización cumple con esas exigencias, recibirá su registro en agosto de 2014 y tendrá acceso a financiamiento público y tiempos en medios electrónicos.

Jaramillo, otra de las dirigentes de Concertación Mexicana, dijo a medios que los propios afiliados de la organización financiarán sus actividades y que ésta buscará recabar recursos a través de bailes o rifas.

Las agrupaciones que quieran constituirse como partido y participar en los comicios de 2015 para renovar la Cámara de Diputados tienen hasta el 31 de enero para solicitar al IFE su registro. La semana pasada inició el trámite el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que apoya al excandidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

Ahora ve
No te pierdas