La Corte ordena inmediata libertad a Florence Cassez

Se modificó el proyecto de la ministra Olga Sánchez Cordero, ya que cuatro ministros estuvieron en contra, pero a favor de la liberación
  • A+A-
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

Con tres votos a favor y dos en contra, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó un amparo a la ciudadana francesa Florence Cassez y ordenó su inmediata libertación este miércoles.

En la sesión, cuatro de los cinco ministros se habían pronunciado en contra del proyecto elaborado por la ministra Olga Sánchez Cordero en los términos en los que estaba escrito, pero a favor de diferentes tipos de amparo.

La ministra Sánchez Cordero propuso entonces modificar el proyecto y conceder el amparo liso y llano para su inmediata liberación retomando argumentos del primer proyecto elaborado por el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea en marzo de 2012.

Fue así como con los votos de Zaldívar, Sánchez Cordero, y el nuevo ministro Alfredo Gutiérrez Ortíz Mena, se le concedió el amparo a Cassez.

Los ministros Jorge Mario Pardo Rebolledo y José Ramón Cossío Díaz se pronunciaron en contra del proyecto modificado.

El proyecto original analizado por la Primera Sala quitaba la validez a los testimonios de las víctimas que identifican a la ciudadana francesa como su secuestradora, y que otorgaría un amparo sólo para que se le dictara una nueva sentencia.

El ministro José Ramón Cossío se pronunció a favor de que se dictara una nueva sentencia a Cassez; sin embargo, dijo estar en contra del proyecto y de quitarle validez a los testigos del delito de secuestro.

Arturo Zaldívar dijo que discrepaba con el proyecto y que su voto será en contra, pero se pronunció en favor de otorgar el amparo "liso y llano" a la ciudadana francesa.

Mario Pardo Rebolledo, por su parte, también dijo que su voto sería en contra del proyecto. Su postura era que se devolviera el caso al Tribunal Colegiado, mientras que el ministro Alfredo Gutiérrez también se pronunció en contra del proyecto.

Tras escuchar los argumentos de sus compañeros, Olga Sánchez Cordero propuso a la sala modificar su proyecto para conceder un amparo liso y llano para otorgar la libertad de la quejosa retomando razonamientos del proyecto del ministro Zaldívar en marzo de 2012.

El proyecto original argumentaba que los testigos incurrieron en diversas contradicciones y que por ello sus testimonios no podían considerarse como pruebas para el caso.

Dos ministros se habían pronunciado a favor de otorgar un amparo "liso y llano" para la liberación inmediata y dos a favor del amparo para efecto para que el caso regresara a un Tribunal unitario para dictar una nueva sentencia.

La ciudadana francesa, sentenciada a 60 años por secuestro, sería liberada en las próximas horas tras siete años de prisión y estaba previsto que al salir fuera de un penal en el sur de la Ciudad de México, acudiera a la embajada de Francia antes de tomar un vuelo a su país.

Al concluir la sesión, el abogado de Cassez, Agustín Acosta dijo que se estableció como precedente que la violaciones graves a derechos humanos no van a ser toleradas como mecanismo para establecer la culpabilidad de las personas.

Los mandatarios de México y Francia

El presidente de la República Francesa, Francois Hollande saludó la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en México y dijo que finalmente se llegaba al final de un periodo particularmente doloroso.

"Francia agradece a aquellos que, tanto en México como en otros países, se comprometieron por que prevalecieran la verdad y la justicia", comunicó el gobierno francés.

Momentos antes del fallo de la Suprema Corte, el presidente Enrique Peña Nieto dijo en su gira por Durango que que seria respetuoso de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el caso de la francesa Florence Cassez "en los términos que así lo resuelva y lo decida". Y recordó su respeto total y colaboración institucional con el Poder Judicial.

El primer fallo de la Corte

Hace diez meses, los ministros de la Corte discutieron y rechazaron el proyecto del ministro Arturo Zaldivar, que proponía la inmediata liberación de Florence Cassez, aunque coincidieron en que sí hubo violaciones a sus garantías individuales porque no recibió el apoyo consular al que tiene derecho, entre otras cosas, por el montaje que se realizó para dar a conocer su captura en un operativo que estuvo coordinado por el exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna.

Entonces se le encargó un nuevo proyecto a la ministra Sánchez Cordero para conciliar las posturas de todos los ministros, ella y Zaldívar votaron por la liberación inmediata; José Ramón Cossío y Jorge Pardo Rebolledo votaron en contra y Guillermo Ortiz Mayagoitia —quien ya concluyó su periodo como ministro— consideró que la SCJN no tenía por qué pronunciarse sobre el caso.

El ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena lleva dos meses en la Corte tras sustituir a Ortiz Mayagoitia, por lo que fue la primera vez que pronunció sobre el caso.

El montaje

Cassez fue detenida en diciembre de 2005 por la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), que dirigía García Luna. La acusaron entonces de pertenecer al grupo delictivo Los Zodiaco, liderado por su pareja sentimental, Israel Vallarta, y de participar en al menos tres secuestros.

En su defensa, la francesa ha sostenido que no conocía las actividades de su pareja, rechaza los testimonios de los testigos y ha hecho énfasis en el montaje de su captura realizado para la televisión por la policía mexicana.

Según el proyecto de Sánchez Cordero, las declaraciones de los testigos que han identificado a Cassez como su secuestradora presentan inconsistencias y contradicciones.

La francesa recibió 60 años de prisión tras haber sido acusada de los secuestros de Cristina Ríos Valladares, quien en su primera declaración no reconoció a Cassez, pero después dijo haber escuchado su voz en la casa de seguridad en la que permaneció junto con su hijo, Christian Ramírez Ríos, quien ha señalado a tres personas diferentes —incluida Florence—, como quien le sacó sangre para enviarla a su padre y solicitar el rescate.

El tercer testigo es Ezequiel Elizalde Flores, quien en su primera declaración de 2005 dijo que lo secuestraron tres hombres y un año después dijo que había recordado que también había una mujer extranjera.

Como presidente electo, Enrique Peña Nieto dijo que respetaría la decisión de la SCJN en el caso Cassez y ofreció al mandatario, Francoise Hollande, un relanzamiento de la relación bilateral.

Ahora ve