Los Pinos, un testigo arquitectónico de la evolución política en México

La residencia oficial será, una vez más, transformada para satisfacer los gustos de sus nuevos inquilinos: la familia Peña Rivera
los pinos residencia oficial
los pinos residencia oficial  los pinos residencia oficial
| Otra fuente: OBRAS

Cada uno de los presidentes (y sus esposas) han dado a la residencia de Los Pinos un sentido distinto.

Unos 40 días antes de la toma de posesión del presidente Enrique Peña Nieto, su antecesor, Felipe Calderón dejó la residencia para permitir cambios al gusto del nuevo mandatario.

Desde octubre, las primeras obras se hicieron evidentes. Sobre el enrejado de la estructura se puede observar un detector de metales y la barda que le rodea ha aumentado su altura para dividirla aún más de la ciudad de México.

Un colaborador cercano del expresidente Calderón y otro de Fox, quienes pidieron guardar su identidad bajo el anonimato, compartieron sus puntos de vista.

Los Pinos pasaron de ser la idea cosmopolita y europea de Miguel Alemán, al edificar la "casa de los presidentes", a un búnker, con Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala entre 2006 y 2012.

La familia Calderón Zavala optó por hacer de la residencia un lugar de trabajo con un nuevo edificio de cuatro pisos para oficinas. La familia se acomodó en una de las cuestionadas cabañas construidas por los Fox y prefirió invertir en seguridad y sustentabilidad con una planta de tratamiento de aguas residuales.

Todos estos cambios se han convertido en parte del panorama habitual de la casona.

El paso de Vicente Fox y Marta Sahagún por las cabañas de Los Pinos fue anecdótica porque en realidad querían hacer de la Casa Alemán una gran telaraña —al modo de Felipe II y su Escorial— para desde ahí manejar los hilos, vía una estructura paralela al gabinete.

Fox y Marta idearon, con su aparente humildad de vivir en unas cabañas, un vasto complejo de oficinas que sería muy cuestionado por adjudicar directamente el proyecto por unos 60 millones de pesos al contratista Humberto Artigas y Asociados, según consta en la Auditoría 2013 de la Secretaría de la Función Pública.

El documento revela que la remodelación de las cabañas costó 8.5 millones de pesos, mientras que para la Casa Alemán invirtieron 30.1. Hubo obras externas que costaron 14.6 millones y mejoras a la anexa por 8.6 millones. 

Un funcionario que presenció la demolición de los interiores de la Casa Alemán recuerda la pena que sintió durante la destrucción de los baños "extraordinariamente arreglados" de la zona hogareña, que era convertida en oficinas y salones. Así también se barrió con el sótano, con la sala de boliche y con la discoteca construidos en tiempos de Zedillo.

Lázaro Cárdenas fue el primer político en habitar lo que antes era conocido como el rancho La Hormiga, con el fin de hacer un espacio "abierto al pueblo" y apegado a la idea de sencillez.

Sería hasta el gobierno de Miguel Alemán cuando la residencia adoptaría el sentido de poder, evolución e investidura presidencial que ahora caracteriza a Los Pinos. Alemán y su esposa Beatriz Velasco le dieron un estilo francés, con un gran pórtico al que se asciende por una enorme escalinata de muros blancos ornamentados, que es, sin duda, la estampa más fotografiada del lugar.

La residencia en los tiempos de Salinas y Zedillo

Para los representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la residencia se convirtió en fortaleza.

Carlos Salinas de Gortari y su esposa Cecilia Occelli se abocaron a crear dos nuevos salones para eventos privados, ya que la cuestionada elección presidencial y el exacerbado ánimo político provocaron que el matrimonio se expusiera muy poco al público.

Ernesto Zedillo y Nilda Patricia Velasco sufrieron por la situación de crisis económica durante el sexenio de 1994 a 2000, así que apenas pudieron pintar las paredes de Los Pinos. Para el mandatario fue primordial estar en constante comunicación con su equipo, por lo que instaló tres redes telefónicas con los famosos aparatos rojos a prueba de espionaje.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y ahora, recién comienza una nueva época para la máxima casa presidencial, en la que seguramente durante los siguientes años seremos testigos de otro capítulo en la eterna remodelación de Los Pinos a cargo de Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de diciembre de 2012 de la revista Obras, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×