Peña Nieto pide superar "dogmas" sobre la participación privada en Pemex

El presidente reiteró que la propuesta de reforma energética que el Congreso debe aprobar no contempla la privatización de la paraestatal
Peña Nieto plenaria PRI
Peña Nieto plenaria PRI  Peña Nieto plenaria PRI  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

El presidente Enrique Peña Nieto pidió este miércoles a los diputados de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), trabajar por la aprobación de una reforma energética en la que se dejen atrás “dogmas” sobre la participación de la inversión privada en Petróleos Mexicanos (Pemex).

El mandatario dijo que para este año son necesarias cuatro reformas que permitirán “transformaciones profundas”, y que en el caso de lograr la energética, se tendrá infraestructura más productiva en el país.

“Nadie, nunca, siquiera ha referido o ha citado la expresión de privatizar (…) la propuesta busca fundamentalmente hacer que la empresa de todos los mexicanos (Pemex), en donde el Estado invariablemente mantendrá la rectoría económica, sea más productiva, tiene que ampliar su capacidad”, enfatizó Peña Nieto al clausurar la sesión plenaria de los diputados priistas y del Partido Verde Ecologista de México.

Según el mandatario, es momento de no estar “anclados a los dogmas, a este debate anacrónico, obsoleto” que ha impedido tener una reforma energética para que el país se vuelva más productivo.

El Pacto por México, un acuerdo firmado por Peña Nieto con los principales partidos políticos, contempla una reforma energética para “elevar la productividad de Pemex”, sin especificar el plan por el cual se lograría.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray; y el de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, han insistido en que la propuesta no contempla la privatización de la paraestatal, pero aseguran que es necesario atraer inversión y aceptar la participación del capital privado.

Este miércoles, el coordinador de los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Barbosa, dijo que está claro que la propuesta del gobierno federal no es convertir a Pemex en una empresa 100% privada, pero sí permitir la inversión extranjera y privada en áreas estratégicas.

“Nadie está pensando en que Pemex se va a volver una S.A. (Sociedad Anónima), en donde estén los más ricos del mundo. No, pero una forma de privatizar es la inversión privada en asuntos estratégicos”, dijo Barbosa.

Peña Nieto destacó este miércoles que “no vale” que haya quienes “pretendan engañar a la sociedad” diciendo que la intención del gobierno federal es privatizar Pemex, justo cuando el Pacto por México ha logrado avanzar en diversos acuerdos como la reforma educativa.  

Otras reformas y el Pacto por México

Según el presidente, además de la reforma energética, los legisladores deben aprobar la reforma de telecomunicaciones para que los mexicanos “tengan mayores opciones para elegir entre distintos, servicios, productos o que (éstos) puedan competir en calidad y en precio”.

“Para asegurar que tengamos la mayor cobertura de internet en todo el país, para que haya más opciones entre los servicios de telefonía, que haya mayor competencia entre los precios que se ofrecen y la calidad del servicio”, dijo Peña Nieto.

El mandatario también citó otras dos reformas que desea tener aprobadas este año en el contexto del Pacto: una reforma financiera, para que exista más crédito, “que no solo las grandes empresas tengan acceso al crédito”; y una en materia de seguridad y de justicia para tener policías estatales coordinadas y sobre todo, un código penal único “para facilitar la aplicación de la justicia (…) evitar que la manera de seguir los juicios penales sea distinta”.

“Me queda muy claro que a lo que se ha hecho y se va a hacer van a enfrentar resistencias y es normal, cualquier cambio enfrenta resistencias, pero 2013 debe ser la gran oportunidad (…) de ir más allá de miramientos partidarios, electorales”, dijo el presidente a los 241 diputados priistas y del Partido Verde Ecologista de México que concluyeron los trabajos preliminares al periodo ordinario que inicia este viernes 1 de febrero.

Una agenda compartida

Los coordinadores parlamentarios en el Senado de Acción Nacional (PAN), Ernesto Cordero; del PRI, Emilio Gamboa;  y del PRD, Miguel Barbosa; confirmaron que Peña Nieto no enviará ninguna iniciativa preferente este próximo 1 de febrero, cuando comience el segundo periodo ordinario del Legislativo.

Los senadores dijeron además, que las reformas energética y la hacendaria se presentarán hasta el segundo semestre de 2013, cuando hayan concluido el proceso electoral que celebrarán en julio 14 entidades federativas.

Cordero, Gamboa y Barbosa también anunciaron que trabajarán con una agenda compartida que será llevada al pleno para su aprobación y que será la base del trabajo legislativo de la Cámara alta.

“Llegamos al acuerdo, ya teniendo las tres agendas parlamentarias, de hacer un grupo de trabajo para ver dónde están las enormes coincidencias, para sacarlas lo más rápido posible, tomándonos el tiempo que requiera el Senado. No va a haber ninguna iniciativa fast track”, dijo Gamboa en conferencia de prensa.

Según Cordero, el hecho de que haya iniciativas acordadas en el contexto del Pacto por México y de esta agenda en común, no implica “restricciones temporales” o legislar “al vapor”.

Los líderes parlamentarios coincidieron en que una agenda común tampoco significará poner fin al debate legislativo o a la discusión entre grupos parlamentarios.

“Significa que podamos identificar temas y construirlos para eficientar el trabajo legislativo (…) No significa pretender la uniformidad, ni la unanimidad, significa que prevalezca la discusión, el cuidado en los trabajos y podamos generar productos legislativos", dijo Barbosa. 

Ahora ve